Noticias

17/06/2017 13:30

La 'chica 10' de Selectividad con una enfermedad rara: "Yo no me iba a quedar atrás"

  • - Tiene Síndrome de Marfan, que afecta al corazón, al cristalino de los ojos, a las extremidades y a los dientes
  • - Critica el sistema de acceso a la universidad porque "es mucha presión jugárselo todo a un examen"

Imagen de la noticia La 'chica 10' de Selectividad con una enfermedad rara: "Yo no me iba a quedar atrás"

La 'chica 10' de Selectividad con una enfermedad rara: "Yo no me iba a quedar atrás"

Carlota Monedero, la madrileña con la nota más alta en la prueba de acceso a la universidad, convive con una enfermedad rara -el Síndrome de Marfán- pero no ha sido impedimento para lograr la mejor calificación de la Comunidad de Madrid. Su esfuerzo, constancia y filosofía de vida lo han hecho posible: "Yo no me iba a quedar atrás".

Si existe la perfección, Carlota se quedó a una décima. Su nota en la EvAU –la actual Selectividad- fue de un 13,9 sobre 14, aunque la fase general la bordó con un diez sobre diez. "Es mucha presión jugárselo todo a un examen", reconoció en declaraciones a Servimedia, pese a que afirma que se enfrentó con seguridad a Selectividad.

Asegura que la clave es la constancia y "no meterse atracones", ya que el Bachillerato "es una cosa de llevarlo al día durante el curso, haciendo repaso de temas anteriores", pues así "se ha hecho mucho más fácil".

Sin embargo, esta estudiante de 18 años del Colegio Santa María de la Hispanidad no las ha tenido todas consigo. Tuvo que compaginar su vida académica con el Síndrome de Marfán, una enfermedad rara –la padecen menos de cinco de cada 10.000 habitantes- que afecta a un gen en la fabricación de una determinada proteína, según explica ella misma.

"Las personas que lo padecen tienen problemas cardíacos y un aspecto algo diferente, son personas excesivamente altas con extremidades muy largas", indicó Carlota. Además, deriva en problemas oculares: "Yo tengo muchos problemas con los ojos a nivel de cristalino". Tampoco se libra la boca, pues afecta a los dientes: "llevo aparato desde que tengo uso de memoria".

Debido a la enfermedad hubo períodos en los que no podía ir a clase para someterse a operaciones e ir a consultas médicas. "Una vez me sometí a una operación en la que tuve que estar dos meses en casa y boca abajo", pero esto no truncó sus estudios: "Era mi madre la que me leía las lecciones porque yo estaba segurísima de que no me iba a quedar atrás".

Una vez pasada la Selectividad toca relajarse, pero ya está formalizando la matrícula para estudiar Biotecnología y Farmacia en la Universidad Francisco de Victoria, para lo cual está tramitando diferentes becas. Su objetivo es ser investigadora en el campo de la biomedicina para "ayudar a personas que están sufriendo".

CRÍTICAS AL SISTEMA

Carlota Monedero se muestra crítica hacia el actual sistema de acceso a la universidad. Por una parte, porque "es mucha presión jugárselo todo a un examen" que determina el 40% de la nota final de acceso a estudios superiores y por las desigualdades territoriales a la hora de evaluar a los estudiantes.

"No me parece justo que haya comunidades en las que sea algo más fácil o más difícil; debería estar consensuado", manifestó la alumna. Y es que "debería haber algo más de consenso entre las distintas regiones y a los alumnos nos convendría establecer un convenio".

Últimos tweets Seguir

Últimas noticias seguir