Noticias Sociedad Salud Autonomías

Alerta alimentaria

Sanidad desvela “gravísimas deficiencias” en la carne de ‘La Mechá’ vendida con marca blanca

- Tanto en la comercialización como en el etiquetado

Muestras de la carne 'La Mechá', que ha generado un brote de listeriosis | Foto: Magrudis
Madrid

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha desvelado una “gravísima deficiencia” de comercialización y etiquetado en la partida de productos cárnicos de ‘La Mechá’ comercializados bajo una marca blanca y procedente del establecimiento de la empresa sevillana Magrudis investigado por el brote de intoxicación alimentaria provocado por Listeria monocytogenes.

Así lo confirmó a través de la red de alerta alimentaria de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria Nutrición (Aesan), que tuvo conocimiento a través de la Junta de Andalucía de que se trata de productos comercializados “sin marca comercial alguna” lo que “supone una importante deficiencia” de comercialización.

Tras subrayar la importancia de adquirir “únicamente” productos “correctamente” etiquetados y en los que sea posible “conocer quién es el responsable de su puesta en el mercado”, la Aesan destacó que, en el caso de productos cárnicos destinados al consumidor final, el etiquetado debe contener una marca oval que incluya el número de registro sanitario del establecimiento responsable.

La agencia confirmó que la Junta de Andalucía ha constatado que el producto comercializado bajo marca blanca “tiene la misma presentación que el comercializado por Magrudis, pero no aparece en el etiquetado marca alguna y solo se referencia la información nutricional”.

Sanidad puntualizó que se trata de un etiquetado “incorrecto” que “en modo alguno permitiría ser comercializado y al consumidor final vincularlo con el producto de Magrudis asociado al brote” y ello, “aún siendo el mismo producto objeto de alerta” que se activó el pasado 16 de agosto.

Una deficiencia que estimó “de muy especial trascendencia” al entender que se trata de una “praxis no ajustada a norma al vender al consumidor final producto destinado a canales profesionales”, lo que, a su entender, “propicia un riesgo innegable para la salud”.

La Aesan afirmó que las autoridades sanitarias andaluzas han contactado con las empresas destinatarias de estos productos y han procedido a su inmovilización para evitar que se comercialice un producto que comporta un “grave riesgo para los consumidores”.

(SERVIMEDIA)
24 Ago 2019
MJR/pai/

Últimos tweets

Últimas noticias