Noticias Sociedad

Día de las Librerías

Las librerías se reinventan: “El librero tradicional con levita ya no existe, ahora estamos en las redes”

- El gremio ha perdido entre un siete y un ocho por ciento de establecimientos en 10 años

Las librerías se reinventan: “El librero tradicional con levita ya no existe, ahora estamos en las redes”
MADRID

El número de librerías ha caído en España entre un siete y un ocho por ciento en una década y actualmente hay 3.967 establecimientos, según datos de las asociaciones de libreros, que aseguran que la imagen tradicional del gremio ha desaparecido y que el ‘e-book’ no es una amenaza, aunque sí las plataformas como Amazon que contratan con las editoriales.

“El librero tradicional con levita ya no existe, ahora estamos en las redes sociales y hacemos muchas más presentaciones”, explicó en declaraciones a Servimedia el presidente de la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (Cegal), Juancho Pons, que atisba una “recuperación” en las ventas tras varios años en números rojos.

El sector editorial mantuvo su facturación en 2017 respecto al año anterior, alcanzando los 2.319 millones de euros y dando empleo a 10.000 personas, según se desprende del Análisis del Mercado Editorial en España. Y es que “las librerías continúan siendo los principales canales de venta de libros” pese a los nuevos formatos, sostuvo Pons.

RECUPERACIÓN

En total, las cadenas y los pequeños comercios de libros registraron 1.224 millones de euros, el 52,8% de la facturación del sector en España. También se mantiene estable el número de librerías, papelerías y cadenas tras varios años en los que la cifra de establecimientos no paraba de caer.

“Hubo una caída potente y ahora estamos recuperando, aunque cerraron librerías con muchos empleados y las que abren ahora son más pequeñitas y con menos plantilla”, afirmó este representante del gremio, que se muestra “optimista” respecto al futuro de las librerías pese al libro digital (‘e-book’).

Desde el Gremio de Libreros de Madrid, su secretario, Fernando Valverde, sostiene que entre los años 2012 y 2013 se produjo “una sangría” en la capital, en la que cayeron librerías de referencia como la 'Paradox' o 'Crisol'.

“El barrio de Chamartín se ha quedado huérfano de libros, y eso que es una zona de alto nivel adquisitivo y con clientela”, lamentó este librero, que recuerda lugares emblemáticos que echaron el cierre como 'Rumor' o 'La Regenta'. “Son librerías que estaban calando en el imaginario de la ciudad”, explicó Valverde.

NUEVO MODELO

Sin embargo, coincide con el presidente de Cegal en que el gremio se está recuperando y “ya se crean más librerías de las que se destruyen”, pero con un modelo distinto basado en el “autoempleo” -sin apenas personal- y con estrategias que pasan por el uso de las redes sociales e ingeniándoselas para ofrecer algo más que libros.

Mientras que el número de librerías en España aumentó casi un 4% entre 2015 y 2016, en el caso de Madrid pasaron de 593 a 584, cerrando nueve establecimientos dedicados al libro en papel.

No obstante, el 51% de ventas de libros en la capital sigue procediendo de librerías que facturan menos de 90.000 euros año, y el 17,1% se concentra en comercios con menos de 30.000 euros de facturación. A nivel nacional, estas pequeñas librerías acumulan más del 50% de las ventas totales.

Aunque el ‘e-book’ no es una amenaza para el sector, sí lo son, según Valverde, las plataformas como Amazon que venden libros en papel a domicilio, ya que contratan directamente con las editoriales sin pasar por las librerías.

Aun así, desde Cegal aseguran que formatos como el cómic y la literatura juvenil están remontando las ventas del papel, un nicho con el que muchas librerías han podido salir a flote.

(SERVIMEDIA)
16 Nov 2018
GIC/caa/

Últimos tweets

Últimas noticias