Noticias Sociedad

Medio marino

Ballenas y pingüinos, grandes perdedores del calentamiento del Antártico

-Medusas y estrellas de mar serán especies ‘ganadoras’

Paisaje antártico | Foto: Lewis Yeager/Freeimages
MADRID

El calentamiento global en el océano Antártico acarreará ganadores y perdedores entre las especies que habitan en esa zona del planeta porque afectará principalmente a la ballena jorobada y el pingüino empedrador, mientras que beneficiará a las medusas y las estrellas de mar.

Ésta es la conclusión de un estudio desarrollado por tres científicos del British Antarctic Survey (BAS, por sus siglas en inglés) y publicado en la revista ‘Frontiers in Marine Science’.

El estudio indica que los animales antárticos más estrechamente ligados con el hielo marino para alimentarse o reproducirse, como la ballena jorobada y el pingüino emperador, tienen un mayor riesgo de que sufrir los efectos asociados al cambio climático, como el aumento de la temperatura, la reducción del hielo marino y cambios en la disponibilidad alimentaria.

Por el contrario, los depredadores del lecho marino y los animales que se alimentan en aguas abiertas, como las medusas y las estrellas de mar, se beneficiarán del calentamiento global.

Mediante el uso de evaluaciones de riesgos como las que se emplean para establecer límites de seguridad laboral en una empresa, científicos del BAS determinaron los ganadores y los perdedores de los impactos del cambio climático en la Antártida, como el aumento de la temperatura, la reducción del hielo marino y los cambios en la disponibilidad de alimentos.

“Una de las señales más fuertes del cambio climático en la Antártida occidental es la pérdida de hielo marino, el retroceso de los glaciares y la ruptura de las plataformas de hielo”, indica Simon Morley, autor principal del estudio.

Morley subraya que el cambio climático afectará primero a las aguas poco profundas, lo que comprometerá en un futuro muy cercano a los animales que viven en ese hábitat.

"Tomamos un enfoque similar a las evaluaciones de riesgo utilizadas en el lugar de trabajo, pero en lugar de usar límites de seguridad laboral, utilizamos información sobre los impactos esperados del cambio climático en cada animal", explica Mike Dunn, ecólogo en aves marinas y coautor del estudio, quien agrega: "Evaluamos muchos tipos diferentes de animales para ofrecer una visión objetiva de cómo la biodiversidad podría tener un cambio sin precedentes".

ERIZOS Y GUSANOS

Los investigadores descubieron que los crustáceos cuyos juveniles se alimentan de las algas que crecen bajo el hielo marino se consideraron vulnerables, lo que, a su vez, afectó a los animales que se alimentan de ellos, como los pingüinos Adelaida y los pingüinos barbijo. El pingüino emperador obtuvo una consideración de alto riesgo porque el hielo marino y las plataformas heladas son su hábitat de reproducción.

"La ballena franca austral se alimenta de un grupo diferente de plancton, los copépodos, que están asociados con aguas abiertas, por lo que es probable que se beneficien. Salpas y medusas, que son otros animales que se alimentan en aguas abiertas, probablemente también se beneficiarán", precisa Dunn.

La evaluación de riesgos también reveló que los alimentadores de fondos, los carroñeros y los depredadores, como las estrellas de mar, los erizos de mar y los gusanos, pueden beneficiarse de los efectos del cambio climático.

"Muchas de estas especies son los pioneras más robustas que han regresado a las aguas poco profundas después del final del último máximo glaciar, hace 20.000 años, cuando la plataforma cubierta de hielo comenzó a derretirse y retroceder", explica David Barnes, coautor de la investigación, que apunta: "Es probable que estas especies pioneras se beneficien con la apertura de nuevos hábitats a través de la pérdida de hielo marino y la comida que proporcionará".

(SERVIMEDIA)
19 Ene 2019
MGR/nbc/

Últimos tweets

Últimas noticias