Noticias Nacional
Ampliación

Sánchez avisa de que “la democracia se debilita” con la “crispación”

- Pone en valor la “democracia plena” de España y la separación de poderes, días antes del inicio del juicio del 'procès'

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, firma en el 'Libro de oro' del Consejo de Europea, en presencia del secretario general de la institución, Thorbjorn Jagland | Foto: Pool Moncloa
Madrid Estrasburgo (Francia)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, advirtió este jueves de que “la democracia se debilita” con la “crispación” y que “está en juego” la propia democracia “si permitimos que esos relatos divisivos y sesgados se impongan”.

Lo hizo ante el Comité de Ministros del Consejo de Europa, en Estrasburgo (Francia), en la primera visita de un presidente de España, con un discurso en el que defendió la democracia española y la Constitución como garantes de los derechos y libertades de los ciudadanos.

“Cuando se prima la crispación sobre el acuerdo, cuando se prima la ruptura unilateral sobre la búsqueda de consensos, o cuando se defienden fórmulas simplistas, anacrónicas y ya fracasadas para resolver problemas complejos, la democracia se debilita y se resiente”, señaló.

En este sentido, el presidente remarcó que “cuando se recurre a la mentira o a la manipulación; cuando se promueven agravios o nostalgias inventadas, la democracia se debilita y se resiente”.

España, dijo Sánchez, cuenta con “una democracia plena”. “Una democracia moderna y avanzada, que asume como propios los principios de separación de poderes propios de un Estado de Derecho. Que defiende la independencia judicial y tiene uno de los sistemas más garantistas del mundo”.

El presidente desarrolló su discurso con el hilo de que España se inspiró en Europa después de apuntar que fue “la última dictadura de Europa Occidental”. Y señaló que la participación voluntaria de España en el Tribunal de Derechos Humanos supone “compartir soberanía con foros que nos ayudan a ser mejores en algo que es preexistente al propio Estado, como los derechos humanos”.

Esta “inspiración” europea, dijo, también sirvió “para reconocer nuestra diversidad territorial, cultural y lingüística como una riqueza frente a la uniformidad de antaño”, mensajes en clave catalana aunque sin mención a esta situación política.

Afirmó que España es “uno de los estados más descentralizados del mundo. Si nuestras comunidades autónomas gozan de amplias potestades legislativas; si las cuatro lenguas del Estado (castellano, catalán, vasco y gallego) y nuestras culturas tienen el mayor nivel de protección de toda su historia, por encima de otros países que cuentan también con estructuras federales semejantes es, en definitiva, primero por el compromiso democrática de la sociedad española, y e segundo lugar, por la inspiración que ha supuesto este Consejo y la construcción europea”.

DEFENSA JUSTICIA ESPAÑOLA

“En tiempos de ‘fake news’, de construcción de realidades aumentadas y hechos alternativos”, el presidente apeló “a la fuerza de los datos reales, objetivos y constatables”. Detalló que en el periodo 2013-2017, en cuatro años, el número de reclamaciones ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos con origen en España estuvo “muy por debajo” de la media del conjunto de los estados miembros.

De esta manera, indican fuentes gubernamentales, se buscaba combatir la imagen de que España ha recibido varios varapalos del Tribunal de Derechos Humanos, la última cuando dictaminó que Arnaldo Otegi no tuvo un juicio justo en el caso de la reconstrucción de Batasuna.

Además, se lanzaba un mensaje ante el juicio por el ‘procès’ que se inicia la semana que viene en España y cuando los políticos catalanes ya avanzan que llegarán hasta Estrasburgo.

La visita de Sánchez, que aseguran que estaba prevista desde hace tiempo y no la enmarcan en el contexto judicial, servirá para que el Gobierno explique su política de derechos humanos” y el sistema judicial español ante la previsión de que tengan que revisar nuevas cuestiones.

JUSTICIA ESPAÑOLA

En su discurso, Sánchez reconoció que “a pesar del poder de los datos, siempre habrá quien sostenga sus proyectos políticos en base a relatos falsos para movilizar hacia el odio y hacia la división”.

Porque ese “es el sino de un tiempo líquido que debemos combatir con la fuerza de la razón y los hechos, y lo tenemos que hacer de forma emocionada”. Concluyó señalando que “es la propia democracia la que está en juego si permitimos que esos relatos divisivos y sesgados se impongan”.

(SERVIMEDIA)
07 Feb 2019
MML/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias