Noticias Sociedad RSC Economía

Agenda 2030

El Gobierno y las empresas ven la "innovación social" vital para ganar la batalla del desarrollo sostenible

- Apuestan por generar "alianzas y colaboración" para lograr un mayor impacto

- Ferrovial aplaude la "acogida muy buena" de la Agenda 2030 y avisa que la empresa que no asuman retos como el cambio climático "saldrá del mercado directamente"

(AVISO: los clientes de Servimedia disponen de imágenes y sonido de estas declaraciones en el enlace https://goo.gl/XoHBq2)

MADRID
SERVIMEDIA

El Gobierno y las empresas defienden una "innovación social" que vaya más allá de la tecnología y permee e involucre a todos los agentes -sector público, privado y sociedad- como la única fórmula para conseguir los objetivos de progreso económico y social inclusivo que persigue la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

Así lo han apuntado varios expertos en un debate organizado por Servimedia con la Alta Comisionada para la Agenda 2030 del Gobierno de España y representantes de Ferrovial, del Grupo Pascual y la Fundación Seres.

"Si queremos transformar el mundo, hacer las cosas distintas, salir de los ciclos tan malísimos de cambios climáticos, de desigualdades, de consumo que nos lleva el planeta a los límites necesitamos innovación y la innovación no es solo tecnología, no solo ciencia, sino también es visión, es manera de pensar. La innovación es por definición disruptiva", sostuvo la Alta Comisionada para la Agenda 2030, Cristina Gallach.

Su visión es que debe estar en el núcleo de la estrategia de las organizaciones e involucrar a todos (administraciones, empresas, sociedad y agentes sociales) porque lo que está en juego es dar la vuelta a evoluciones negativas de la economía, de la sociedad y hasta del medioambiente para avanzar hacia un progreso más sostenido.

"El Foro Económico Mundial menciona que, al ritmo que seguimos, necesitamos un siglo para conseguir igualdad de género. En estos momentos la tasa de natalidad que tenemos en España es similar a la de 1941 y somos el país del mundo más envejecido. En los últimos diez segundos 418 toneladas de comida se han tirado o tres personas mueren de hambre", añadió a título de ejemplo la directora general de la Fundación Seres, Ana Sáinz, quien comparte con Gallach la idea de que son desafíos que exigen "pensar de forma distintas, ser disruptivos" y "aprovechar todos los medios".

A juicio de Sáinz, para combatirlo se precisan "soluciones colaborativas y de impacto colectivo" que no solo están relacionadas con la innovación, sino "con el atributo social" de poner "en el centro a las personas". "No se puede hablar de innovación asociado a la tecnología. La innovación hoy por hoy pone en el centro a la persona por los grandes retos sociales a los que nos enfrentamos", remarcó.

Uno específico que señaló la gerente de Responsabilidad Corporativa de Ferrovial, Cristina Moral, tiene que ver "con el crecimiento de la población y su concentración en ciudades", por un lado, y con el "cambio climático generado de manera indirecta por el negocio" que desarrolla el operador de infraestructuras de transportes, por otro.

"Tenemos dos retos importantes: esa tenencia o ganas de ofrecer soluciones diferenciales bajas en emisiones de carbono y cumplir con un reto importante que es la movilidad urbana", resumió Moral. A título de ejemplo, detalló que Ferrovial ha añadido tres carriles de ida y vuelta en una autopista en Tejas (EEUU) con un peaje dinámico y sin barreras para su abono que ha permitido reducir en un 60% la congestión de tráfico de la ciudad de Dalas en las horas puntas, aumentar la velocidad media de los vehículos en un 10-12% y, "al no tener frenazos y arranques con los coches, estamos reduciendo las emisiones de los vehículos que pasan por allí". "Esto hace que la innovación que nosotros generamos es sobre proyectos normales y habituales de toda la vida. Es meter innovación con fuerte impacto social y medioambiental", concluyó.

ALIANZAS PARA UN MAYOR ÉXITO

Por su parte, el director de Gestión Ética, Responsable y Excelente de Pascual, Joseba Arano, apuntó el desafío añadido que supone que sea "el ciudadano el que está marcando ese ritmo de fuerte cambio y tendencia", obligando a las organizaciones a "estar mucho más abiertas hacia las necesidades y expectativas de los consumidores, de la ciudadanía, de la sociedad en general y del resto de grupos de interés".

Arano entiende que los retos son de tal dimensión que, además de cambiar la forma de trabajar de las empresas, obligan a abordarlos "en términos de alianzas y colaboración". "Es un ejercicio también de humildad: de entender que no tenemos todas las soluciones dentro y también de tratar de volver un poco a los orígenes porque otra cuestión que hemos olvidado un poco las empresas es que hemos nacido para resolver problemas de la gente. Al final con las dinámicas organizativas quemamos mucha energía en temas en clave interna y olvidamos un poco que nuestro propósito es ayudar a la gente a alimentarse mejor, en nuestro caso, o a alimentarse de manera más saludable, a generar un menor impacto ambiental, etc", reflexionó.

A título ilustrativo sobre la idea de abrazar proyectos junto a otros socios, Arano refirió la creación de MIDE (Madrid Innovation Driven Ecosystem), la primera plataforma colaborativa y sin ánimo de lucro lanzada para impulsar el empleo y emprendimiento en Madrid por Pascual y Ferrovial, junto a otras firmas, y con la colaboración del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

"Yo creo que tenemos que aprender a trabajar, y esto es muy de innovación social, en modelos de innovación abierta en los que trabajemos con distintos agentes con un fin común. Si hacemos eso vamos a dar un salto importante porque hay buenas capacidades y hay mucho talento", defendió.

ESPAÑA , RELEGADA EN DESARROLLO SOSTENIBLE

En la actualidad y según la Alta Comisionada para la Agenda 2030, Cristina Gallach, España está "de la media para abajo" en el ranking sobre desarrollo sostenible por culpa del "frenazo" de la crisis económica que, además de traducirse en pérdidas de empleo y cierre de empresas, afectó a la innovación.

Sin embargo, se mostró optimista gracias a que, "con ayuda de los grandes actores en el sector privado que han asumido la innovación como uno de los retos", el país tiene "una capacidad de dinamismo muy grande". "Creo que iremos avanzando. Necesitamos esta tracción motora de las políticas públicas y creo que en el sector privado hay ganas de apoyar esta transformación", refirió.

La gerente de Responsabilidad Corporativa de Ferrovial, Cristina Moral, coincidió en que la Agenda 2030 ha tenido una "acogida muy buena" y la "gran mayoría" de empresas la han integrado dentro de su estrategia porque no hay otro camino y ofrece también oportunidades. "O el sector privado adapta su oferta a los requisitos que tenemos por delante como es el cambio climático o esa empresa saldrá del mercado directamente", auguró.

Para el director de Gestión Ética, Responsable y Excelente de Pascual, Joseba Arano, ya no vale con hacer el negocio al uso y reservar una partida para la RSC, sino que las empresas deben entender y analizar los impactos que generan sus actividades y orientar la estrategia considerando el componente de sostenibilidad "desde todas las perspectivas" para "hacer crecer el negocio".

La directora general de la Fundación Seres, Ana Sáinz, subrayó a su vez que la innovación se convierte en una "oportunidad importantísima cuando innovas, sobre todo, con los colectivos más vulnerables". "El modelo holístico que yo haga para construir una sociedad más fuerte y sana me va a revertir a mí también para ser una empresa competitiva", concluyó.

(SERVIMEDIA)
20 Mar 2019
ECR/pai