Noticias Sociedad

Ciencia

El cambio climático eleva un 25% la brecha económica entre países ricos y pobres

- Noruega y Suecia son los que más se enriquecen, al contrario que Sudán e India

Mapas con la variación del PIB por el calentamiento global entre 1961 y 2010 (izquierda) y entre 1991 y 2010 (derecha) | Imagen: Noah Diffenbaugh y Marshall Burke
MADRID

El calentamiento global ha aumentado la desigualdad económica desde los años 60 del siglo pasado, hasta el punto de que la brecha económica entre los países más ricos y más pobres del mundo se ha agrandado un 25% de lo que hubiera sido sin el cambio climático.

Ésta es la conclusión principal de un estudio realizado por Noah Diffenbaugh y Marshall Burke, del Departamento de Ciencia del Sistema de la Tierra de la Universidad Stanford (Estados Unidos), y publicado en la revista ‘Nature Communications’.

Los cambios de temperatura causados por las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera de la Tierra han enriquecido a países fríos, al tiempo que frenan el crecimiento económico en países cálidos.

El estudio se basa en mediciones anuales de temperaturas y PIB entre 1961 y 2010 en 165 países para analizar los efectos de las fluctuaciones térmicas en el crecimiento económico, y concluye que la prosperidad en los años más cálidos se ha acelerado en los países con temperaturas más frías y se ha frenado en las naciones más calurosas.

"Nuestros resultados muestran que la mayoría de los países más pobres de la Tierra son considerablemente más pobres de lo que hubieran sido sin el calentamiento global", apunta Diffenbaugh, quien añade: “Al mismo tiempo, la mayoría de los países ricos son más ricos”.

Burke indica que el calentamiento global disminuyó la riqueza per cápita en los países más pobres del mundo entre un 17 y un 30% entre 1961 y 2010, en tanto que la brecha entre el grupo de naciones con mayor y menor PIB es ahora un 25% más grande de lo que habría sido sin el cambio climático.

Aunque la desigualdad económica entre los países ha disminuido en las últimas décadas, la investigación sugiere que la brecha se hubiera reducido más rápidamente sin el calentamiento global.

RANKING DE PAÍSES

El estudio indica que los países cuyo PIB más ha aumentado entre 1961 y 2010 gracias a factores climáticos son Noruega (34% más), Canadá (32%), Suecia (25%), Reino Unido (9,5%) y Francia (4,8%), mientras que entre los cinco que más han perdido están Sudán (-36%), India (-31%), Nigeria (-29%), Indonesia (-27%) y Brasil (-25%).

Las tres principales potencias económicas del mundo son perdedoras por el cambio climático: Estados Unidos (-0,2%), China (-1,4%) y Japón (-1,1%).

"Los datos históricos muestran claramente que los cultivos son más productivos, las personas están más sanas y somos más productivos en el trabajo cuando las temperaturas no son ni demasiado altas ni demasiado bajas", explica Burke, quien agrega: “Esto significa que un poco de calentamiento en los países fríos puede ayudar. Lo contrario es cierto en lugares que ya están calientes".

20.000 SIMULACIONES

Los autores emplearon cálculos previamente publicados por Burke con datos de más de 20 modelos climáticos desarrollados por centros de investigación de todo el mundo y con los que se pudo determinar cuál habría sido la producción económica de cada país si no hubieran subido las temperaturas.

Para tener en cuenta la incertidumbre, los investigadores calcularon más de 20.000 simulaciones de la tasa de crecimiento económico anual que cada país podría haber tenido sin el calentamiento global.

Si bien los impactos de la temperatura pueden parecer pequeños de un año a otro, pueden generar ganancias o pérdidas dramáticas a lo largo del tiempo. "Esto es como una cuenta de ahorro, donde las pequeñas diferencias en la tasa de interés generarán grandes diferencias en el saldo de la cuenta en 30 o 50 años", explica Diffenbaugh.

Los investigadores destacan que conviene aumentar el acceso a la energía sostenible para el desarrollo económico en los países más pobres. "Mientras más se calienten estos países, más resistencia habrá en su desarrollo. Históricamente, el rápido desarrollo económico ha sido impulsado por combustibles fósiles. Nuestro descubrimiento de que el calentamiento global ha exacerbado la desigualdad económica sugiere que hay un beneficio económico adicional de las fuentes de energía que no contribuyen a un mayor calentamiento", concluye Diffenbaugh.

(SERVIMEDIA)
23 Abr 2019
MGR/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias