Noticias Sociedad RSC Economía

Cambio climático

La Fundación Naturgy recomienda “preocuparnos mucho por la calidad del aire” porque no hay una "solución única” en las grandes ciudades

- Su directora general apuesta por utilizar energías menos contaminantes y “crear conciencia” para mejorar el medio ambiente

La nueva directora general de Fundación Naturgy, durante la entrevista en Servimedia | Foto: Jorge Villa
MADRID

La directora general de la Fundación Naturgy, María Eugenia Coronado, reconoce que “nos tenemos que preocupar mucho, pero también ocuparnos mucho” de trabajar por mejora la calidad del aire, sobre todo cuando “no hay una solución única ni mágica” para enfrentar este desafío con éxito en las grandes ciudades.

Durante una entrevista a Servimedia, Coronado explicó que cada ciudad debe “mirar” cómo resolver el problema de la contaminación “en función de su ubicación geográfica, que influye y mucho”, entre otros condicionantes individuales que afectan al problema en cada localidad y condicionan cualquier solución.

La preocupación por el medio ambiente, junto a la tecnología y energía, es parte nuclear de las iniciativas desplegadas por la Fundación Naturgy para contribuir a su mejora desde ángulos tan distintos como la formación, la puesta en marcha de proyectos ‘ad hoc’ o la divulgación en todas sus facetas.

“Creo que ya para nadie es un secreto ni es un tabú hablar de los temas de calidad del aire. Vivimos en periodos de restricción a veces por alarmas medioambientales y ahí nosotros como fundación también trabajamos bastante. Buena parte de nuestros recursos están destinados a promover la divulgación y a crear conciencia en tema de manejo ambiental”, apuntó.

A título ilustrativo, Coronado detalló que la Fundación Naturgy ha organizado recientemente un taller en Bruselas para hablar de calidad del aire en las ciudades europeas y compartir las mejores prácticas de varias ciudades.

En el foro analizaron el proyecto del Ayuntamiento de Madrid, con las restricciones de acceso al centro para el vehículo particular o la expedición de etiquetas para facilitar el aparcamiento al transporte de baja contaminación, junto a otras experiencias de Milán ó Berlín.

“Ahí se va viendo qué puede hacer quién y en función de qué porque cada ciudad es un mundo aparte, entonces hay que ir mirando cada una dentro de sus posibilidades”, dijo. A modo de ejemplo, compartió que en ciudades como Milán, donde el viento apenas se mueve, “las medidas tienen que ser muchos más agresivas en función de las necesidades de sus habitantes, en función de la calidad de su transporte masivo”, etc.

A pesar de las singularidades locales que demandan soluciones a medida, su apuesta para encarar el desafío medioambiental a gran escala es “ir avanzando poco a poco y buscando en este periodo de transición combustibles que generen mejores emisiones para el medio ambiente: el gas natural, por ejemplo”, y trabajar en crear conciencia del problema.

“Pedimos mucho a las administraciones públicas, pedimos mucho a las empresas privadas pero a veces, como ciudadanos, tampoco nos gusta cuando ya los temas nos afectan directamente -y debes involucrarte-“, subrayó.

Un espejo a mirar ahí o donde aprender serían, a su juicio, países como los nórdicos: “Creo que los países del norte nos llevan muchísima ventaja en lo que es disciplina y cultura y conciencia medioambiental. Creo que terminaremos ahí porque evidentemente el tema de la calidad del aire no es fácil ni es menor”.

Precisamente, Coronado participa el martes en Valencia unas jornadas sobre 'Bases científico técnicas para la mejora de la calidad del aire en España' organizadas por Fundación Naturgy junto a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO), la Generalitat Valenciana y el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua del CSIC (IDAEA-CSIC) sobre las bases científico técnicas de la mejora de calidad del aire en España.

Desde el martes 11 de junio hasta el jueves 13 habrá cinco sesiones sobre el estado actual de la calidad del aire y Plan de Reducción de Emisiones para su

mejora, la calidad del aire en zonas industriales, las medidas para la mejora de calidad del aire, los inventarios de emisiones: estado actual y necesidades, y problemas específicos como ozono y quema de biomasa o la mejora de la calidad del aire: el punto de vista de movimientos ecologistas.

(SERVIMEDIA)
09 Jun 2019
ECR/pai/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias