Noticias Sociedad

Medio ambiente

España tendrá sequías más graves si no cambia la gestión del agua, según WWF

- Más de dos tercios del suelo del país está en riesgo de degradarse

- Hoy se celebra el Día Mundial de Lucha contra la Desertificacióin y la Sequía

España tendrá sequías más graves si no cambia la gestión del agua, según WWF
MADRID

La organización ambiental WWF alertó este lunes de sequías más graves en España si no se acomete un "cambio radical" en la gestión del agua mediante una política hidrológica más sostenible y estratégica, puesto que buena parte del territorio nacional está en peligro de desertificarse.

Así lo destaca WWF coincidiendo con el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, que se celebra hoy y motivo por el que ha difundido su informe 'Crónica de una sequía anunciada', en el que recuerda que estos periodos de escasez de agua "no se resuelven en verano".

WWF indicó que la falta de agua no es la principal responsable de los efectos negativos de las sequías, puesto que los datos muestran que las cuencas que más problemas ligados a la sequía padecen se corresponden con las zonas que tienen mayores índices de sobreexplotación del agua, una realidad que se agravó especialmente en 2017.

"Si la cantidad total del agua en España fuera una cuenta bancaria, lo que hacen las autoridades del agua es repartir ese crédito entre los usuarios. De esta forma, el sector agrícola acapara el 80% de esos recursos. Según trascurren los meses sin precipitaciones, si no tomamos buenas decisiones y somos previsores, vamos agotando nuestros ahorros. Llega un momento en el que entramos en números rojos y comenzamos a sufrir los efectos de una nueva sequía. Esta es la crónica de una sequía anunciada", afirmó Rafael Seiz, experto del Programa de Aguas de WWF.

WWF recalcó que "España ha apostado por un modelo de gestión del agua que prioriza los grandes consumos, como en el sector del regadío", y en zonas donde no existe suficiente agua disponible en los ríos y los embalses se hace un uso más intenso del agua subterránea, lo que pone más en peligro las reservas estratégicas de agua para futuro.

A ello se le añade el agua que se consume de forma ilegal, pues, según WWF, se calcula que existe más de medio millón de pozos ilegales en España, y la "preocupante opacidad desde la Administración Pública sobre cuánta agua se gasta, quién la usa y qué derechos han sido concedidos".

WWF recalcó que las perspectivas empeoran porque el cambio climático hará que los periodos secos serán cada vez más largos e intensos. El Centro de Estudios Hidrográficos del Cedex (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas) prevé que los recursos hídricos disponibles en las cuencas hidrográficas españolas se reducirán entre un 3% y un 7% hasta 2040.

"Desde WWF solicitamos a las Administraciones públicas que den un giro radical a la gestión del agua apostando por una cultura del ahorro del agua y ajustando las demandas a los recursos realmente disponibles.Las políticas que adoptemos hoy evitarán las sequías de mañana", concluyó Seiz.

RIESGO DE DESERTIFICACIÓN

Por otro lado, más de dos terceras partes del territorio español se encuentran en riesgo de desertificación por ser áreas áridas, semiáridas o subhúmedas secas, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El departamento dirigido por Luis Planas indica en un documento, recogido por Servimedia, que las zonas susceptibles de sufrir este proceso son las áreas áridas, semiáridas y subhúmedas secas, es decir, aquéllas en las que la proporción entre la precipitación anual y la evapotranspiración potencial está comprendida entre 0,05 y 0,65.

La evapotranspiración potencial es la cantidad de agua devuelta a la atmósfera en estado de vapor por un suelo que tenga la superficie completamente cubierta de vegetación y en el supuesto de no existir limitación en el suministro de agua (por lluvia o riego), para obtener un crecimiento vegetal óptimo. Además, expresa la demanda de agua por la atmósfera y las plantas en un lugar determinado.

“De acuerdo a esta definición, amplias zonas de nuestra geografía se encuentran potencialmente afectadas por el proceso. De hecho, más de dos terceras partes del territorio español pertenecen a las categorías de áreas áridas, semiáridas y subhúmedas secas”, indica.

La combinación de factores y procesos como la aridez, la sequía, la erosión, los incendios forestales, la sobreexplotación de acuíferos, etc., da origen a los distintos paisajes o escenarios típicos de la desertificación en España.

NACIONES UNIDAS

Por otra parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, indica que la desertificación, la degradación de las tierras y la sequía son "grandes amenazas que afectan a millones de personas en todo el mundo, en particular mujeres y niños".

En un mensaje con motivo del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, recogido por Servimedia, Guterres señala que "la gestión, la conservación y el desarrollo sostenible de los bosques secos son esenciales en la lucha contra la desertificación". "El reverdecimiento en curso del Sahel y otros ejemplos exitosos en todo el mundo demuestran que las tierras degradadas pueden recuperarse para la agrosilvicultura y otras prácticas sostenibles. Es preciso que aumentemos la envergadura de estas intervenciones y demos amplia difusión a sus resultados", añade.

Sin embargo, precisa que "queda mucho por hacer" porque el planeta pierde 24.000 millones de toneladas de suelo fértil cada año y la degradación de las tierras secas reduce el producto interno nacional de los países en desarrollo hasta en un 8% anual.

(SERVIMEDIA)
17 Jun 2019
MGR/gja/caa/

Últimos tweets

Últimas noticias