Noticias Autonomías Sociedad

Huelga reivindicativa

El torero Luis Gerpe lleva siete días en huelga de hambre pidiendo torear en Madrid

- Reclama a la Comunidad que medie para confirmar la alternativa en Las Ventas, donde triunfó como novillero

El torero Luis Gerpe pide torear en Las Ventas. | Fotos:Almudena Hernández/Servimedia
MADRID

El torero Luis Gerpe lleva desde el pasado jueves instalado en huelga de hambre junto a la Puerta Grande de la plaza de toros de Las Ventas para pedir a la empresa que gestiona el coso madrileño que le contrate para torear en él. Dice que con esta reivindicación no pide “una oportunidad”, sino que se trata de “justicia” tras sus éxitos como novillero.

Así lo indicó este miércoles a Servimedia este torero de 25 años de Seseña (Toledo): “Revindico mi derecho y que me den lo que me he ganado. Yo no estoy pidiendo una oportunidad, simplemente estoy pidiendo que me den lo mío, porque en mi época de novillero corté tres orejas y di dos vueltas al ruedo y toreé ocho tardes aquí en Las Ventas. Cuando fui alumno de la Escuela de Tauromaquia de Madrid fui el triunfador de mi año. Creo que he tenido una trayectoria de novillero entre los punteros”.

Posteriormente, Gerpe tomó la alternativa en Alcalá de Henares (Madrid) hace cuatro años, de manos de Curro Díaz y con Miguel Abellán como testigo, ceremonia que quiere confirmar, como es usual en su profesión, en Las Ventas.

Para propiciarlo el torero toledano pide asimismo que el Gobierno madrileño intervenga en su caso, ya que la Comunidad de Madrid es propietaria de la plaza de toros ante la que estos días protesta.

Según aseguró a Servimedia, la decisión “es una cosa de la empresa” de la plaza, aunque considera que el Gobierno regional “debería apoyar e interceder” por su condición de exalumno de la Escuela de Tauromaquia. “Creo que debería tener apoyo de la Comunidad. Porque al final tienen haciendo huelga de hambre a un torero que se lo ha ganado en la plaza y que ha representado a la escuela”, indicó.

COMPAÑEROS

De quienes sí ha recibido apoyo en esta experiencia que “ya se va haciendo dura”, por el cansancio acumulado y el calor, es de algunos compañeros de profesión, aunque “cada uno tiene su carrera y a lo mejor no te involucras lo que deberías”.

En estos siete días, subrayó, ha perdido “bastante musculatura y bastantes kilos”, y ha tenido que recibir la visita del Samur.

Gerpe, al que la ropa veraniega deja ver alguna de las tres cornadas que ha recibido –una de ellas en Madrid-, revindica su afición para llegar a este extremo, en una sociedad “en la que se dice que hay menos jóvenes” apasionados por la tauromaquia. “El toro es mi vida desde que tengo uso de razón, no he querido ser otra cosa que torero y me he dedicado al cien por cien al mundo del toro”, dijo.

Por ello, lamentó haber llegado hasta este punto “muy desagradable”, el de la huelga de hambre, más propio de hace medio siglo, subrayó, y después de las “largas” que le ha ido dando la empresa. “Cuando arranqué la huelga de hambre me dijo que no me pusiera, que me esperara, pero no he tenido acercamiento desde la empresa”, añadió.

El torero de Seseña también aseguró que tiene “buen cartel” en plazas americanas, como las de México y Perú, donde dice torear una docena de festejos al año y que se encuentra “en activo”. “Pero para entrar en las ferias y conseguir lo que uno quiere necesito estar en esta plaza, y confirmar la alternativa”, concluyó.

(SERVIMEDIA)
14 Ago 2019
AHP/caa/

Últimos tweets

Últimas noticias