Noticias Sociedad Salud

Sanidad

Reducir listas de espera y garantizar el sistema de salud, prioridades compartidas de la sanidad extremeña, balear y madrileña

MADRID

El director general del Proceso Integrado de Salud de la Comunidad de Madrid, Manuel de la Puente; la directora general de Asistencia Sanitaria del Servicio de Salud de las Islas Baleares, Eugenia Carandell; y el director general de Asistencia Sanitaria del Servicio Extremeño de Salud, Vicente Alonso, señalaron este martes como prioridades comunes en sus comunidades autónomas la reducción de las listas de espera y garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) a medio y largo plazo.

Así lo pusieron de relieve estos expertos durante un encuentro organizado por el Círculo de la Sanidad. La apertura del acto corrió a cargo del director del Sector Sanitario de ILUNION y miembro de la Junta Directiva del Círculo de la Sanidad, Eusebio Azorín.

La clausura se desarrolló de la mano de la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Ana Dávila, mientras que el acto fue conducido por el secretario del Círculo de la Sanidad, Tomás Ruiz.

El evento contó también con la participación de periodistas del sector sanitario como el redactor jefe de ‘Sanifax’, Antonio Mingarro; la redactora jefa de Sociedad de Servimedia, Maite Antona; la redactora de ‘Diario Médico’ Rosalía Sierra, y el director de ‘Isanidad’, Juan Pablo Ramírez.

Azorín puso en valor la “enorme calidad de la sanidad española, mucho mejor que la de países de nuestro entorno con mayor riqueza económica”, lo que en su opinión se debe a la “extraordinaria formación” de los profesionales sanitarios.

Asimismo, relató cómo las empresas proveedoras de bienes y servicios del SNS que están en la órbita del Círculo de la Sanidad hacen posible que la atención pueda acabar prestándose a los pacientes, e hizo hincapié en la calidad tanto de la sanidad pública como de la privada y de la colaboración que se produce entre ambas.

Pese a este buen funcionamiento, Azorín advirtió de la necesidad de afrontar los retos que existen por delante para garantizar la sostenibilidad del sistema, incluido su carácter gratuito y universal.

Por su parte, el director general de Asistencia Sanitaria del Servicio Extremeño de Salud destacó algunos de los factores que hacen de Extremadura una comunidad autónoma “con una situación especial” en cuanto a asistencia sanitaria, y que, por tanto, requiere de un abordaje específico.

“Contamos con factores como un alto envejecimiento de la población, rentas bajas, alta cronicidad y sobre todo, una gran dispersión geográfica, que hace que exista un gran consumo de recursos en todos los ámbitos y que nos obliga a abordar la situación desde diferentes perspectivas”, evidenció.

En este sentido, Vicente Alonso repasó algunas de las medidas que ya han puesto en marcha para afrontar esta situación y “adaptar el sistema sanitario a la velocidad que requiere la innovación terapéutica y sanitaria a la que asistimos”. Así, puso el foco en la actuación en prevención, destacando algunos de los programas de vida saludable que han desarrollado. “Lo más importante que tenemos que hacer en los sistemas sanitarios es actuar sobre la base de la pirámide, en las escuelas, con programas e iniciativas saludables en educación primaria, momento en el que podemos influir determinantemente en los hábitos de vida”, agregó.

El director general del Proceso Integrado de Salud de la Comunidad de Madrid puso en valor la calidad de los hospitales de la región, “que han vuelto a destacar en el índice de Reputación Sanitaria que hemos conocido hace unos días, pues de los diez hospitales mejor valorados de España, seis los tenemos en la Comunidad de Madrid”.

En este sentido, resaltó el alto nivel de cualificación y el talento de los profesionales sanitarios del sistema de salud de esta comunidad autónoma y la necesidad de fidelizarlo. “Contamos con los mejores profesionales, pero queremos dar un salto cualitativo. Madrid está en un nivel muy cualificado de talento que no podemos despreciar y por ello trabajamos ya en potenciarlo”, añadió De la Puente.

Sin embargo, subrayó también algunos de los problemas que afronta la sanidad madrileña, como las listas de espera en atención primaria y hospitalaria “para el que se está ya aplicando un plan de choque que consiga reducirlas”, así como la necesidad de continuar ofreciendo al paciente la mejor atención “sin despreciar fórmulas como la colaboración público-privada”.

Mientras, la directora general de Asistencia Sanitaria de Baleares explicó que en su comunidad se han adoptado políticas como el acceso a la tarjeta sanitaria de manera universal, la gratuidad de los parkings, la eliminación de copagos y la reducción de las listas de espera. “Pero las listas de espera, cuando se aplican medidas de choque y concluyen, vuelven a incrementarse. Por ello hemos creado un grupo de 46 profesionales para estudiar cómo podría mejorarse este problema crónico que tiene la sanidad”, afirmó Carandell, quien apuntó como algunas soluciones que se deben tener en cuenta el reforzar la atención domiciliaria o el impulso de la figura del paciente experto, que forman a otros sobre su patología.

Asimismo, detalló que se ha implantado un plan para reducir los ingresos hospitalarios y el tiempo de los mismos por parte de los pacientes con enfermedades crónicas, al tiempo que en Atención Primaria se ha reforzado el papel de las enfermeras. La apuesta por la humanización; la dosificación de las radiografías que se realizan a los pacientes para evitar que se hagan más radiografías de las precisas y la innovación tecnológica en la detección y seguimiento de los procesos tumorales son otras de las prioridades señaladas por la representante de la sanidad balear.

Por último, la viceconsejera Ana Dávila clausuró la jornada manifestando que “el SNS es muy apreciado por la ciudadanía y por ello, tenemos que seguir adoptando políticas que permitan dar respuesta satisfactoria a las necesidades de la sociedad”. En este punto, ha citado la mayor esperanza de vida y la innovación tecnológica como aspectos que se deben tener en cuenta para garantizar la sostenibilidad.

“Más allá de la gestión del día a día, debemos dirigir la mirada hacia adelante para buscar la satisfacción del paciente y valorar los resultados de lo que hacemos, teniendo en cuenta las necesidades de los profesionales”, finalizó Dávila, quien apostó por la “medicina personalizada”, clave en “tratamientos oncológicos y enfermedades raras”.

(SERVIMEDIA)
03 Dic 2019
DMM/BLC/pai/

Últimos tweets

Últimas noticias