Noticias Autonomías Sociedad

Educación

Las autonomías que destacan en PISA recomiendan formar profesorado e implicar a las familias

Mientras Castilla y León supera los 500 puntos en matemáticas y ciencias, Canarias saca 30 y 40 puntos menos | Foto:Fundación Educativa Jesuitinas
MADRID

Aunque España se sitúa a mitad de la tabla y la mayoría de los 79 países estudiados en el informe PISA ha bajado el nivel, el rendimiento educativo en ciencias y matemáticas de varias comunidades españolas es propio de países de los puestos más altos del ranking. Desde Castilla y León, la región española que se mantiene en el podio en ambas materias, se apunta como clave al profesorado, la colaboración entre familia y escuela y la continuidad en el currículum.

Según aseguraron a Servimedia responsables educativos de varias de esas autonomías, esas serían las principales causas de que los alumnos de 15 años de varias regiones españolas que hicieron las pruebas del Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA) 2018 destacasen especialmente, por lo que piden que se les tenga en cuenta como “espejo” y consensuar un Pacto de Estado educativo a nivel nacional.

Según el estudio de la OCDE (que incluye a países de esta organización y otra treintena de todo el mundo), si España, con 481 puntos en matemáticas, está muy lejos de Japón y Corea (527 y 526); y con 483 en ciencias, frente a los 530 de Estonia, 529 de Japón y 522 de Finlandia, algunas regiones españolas se acercan más notablemente a esas puntuaciones. En matemáticas, Navarra (503) y Castilla y León (502) están a la altura del 11º puesto de la OCDE, como Suecia y el Reino Unido, y unos 15 puestos por delante de España.

SUBE EL PAÍS VASCO

En el ranking de ciencias brillan especialmente Galicia (510), Castilla y León (501), Asturias (con 496 puntos), Cantabria (495) y Aragón (493).

El País Vasco es la única región española que sube en rendimiento en ambas competencias, pues suma desde 2015 siete puntos en matemáticas, hasta los 499; y cuatro en ciencia (487), para ocupar los puestos tercero y octavo, respectivamente, entre las comunidades autónomas españolas.

Navarra, a pesar de descender 20 puntos en ciencia (hasta los 492) y 15 en matemáticas, es líder autonómico, con 503 puntos, en esta última materia. Esto supone que los alumnos navarros tienen un rendimiento en matemáticas como los estudiantes australianos; y, en ciencias, como en Portugal, uno de los países referencia en materia educativa para el Gobierno de Pedro Sánchez.

Por el contrario, Extremadura, Andalucía y Canarias cosechan menos de 475 puntos en ambas pruebas y se establecen en los puestos más bajos.

MATEMATICAS EN CASTILLA Y LEÓN

Según los resultados del informe, Castilla y León con 502 puntos en matemáticas y 501 en ciencia (aunque con una bajada respecto a 2015 de 4 y 18 puntos, respectivamente) ocupa el segundo puesto a nivel autonómico en ambas tablas, lo que equivale al rendimiento de los alumnos en el Reino Unido en matemáticas o colocarse entre Estados Unidos y Bélgica en ciencia.

La consejera de Educación de Castilla y León, Rocío Lucas, destacó a Servimedia que su comunidad autónoma es “la única” de las regiones españolas que está por encima de los 500 puntos en el cómputo de las materias. En su opinión, eso se debe al “buen ambiente en la comunidad educativa”, un plan de formación a profesores “concienciado y acorde a sus demandas” y la “continuidad” en el currículum, que se ha reforzado “durante años”, especialmente en matemáticas ciencia y lengua.

Además, Lucas presumió de que se han hecho “planes de refuerzo” en cuarto de la ESO y que su autonomía cuenta con “una buena red de logística” educativa, con transporte gratuito “para mantener el equilibrio en zonas urbanas y rurales” y se permite “que los padres escolaricen a sus hijos donde quieran”. “Se da mucha elección de centro”, indicó, a la vez que se logra una “escolarización homogénea”.

En Castilla y León participaron en PISA un total de 1.876 alumnos de 59 centros, tanto públicos como privados. A este respecto, la consejera presumió también de que Castilla y León presenta una diferencia “simbólica” en rendimiento entre centros privados-concertados y públicos, con una gran “equidad”.

BUEN RESULTADO DE GALICIA

También sacan buen resultado los estudiantes gallegos, pues esta región sube cuatro puntos en matemáticas (hasta los 498) y empata en el tercer puesto autonómico con el País Vasco, y aunque baja dos puntos en ciencia (hasta los 510) encabeza el listado de CCAA. De hecho, en ciencias, estaría como el séptimo país más brillante de la OCDE.

Galicia se sitúa a la cabeza de España en competencia científica y mejora resultados en matemáticas gracias a las pruebas que realizaron en 2018 un total de 1.934 alumnos de 15 años de 20 centros gallegos privados y concertados y 40 públicos.

La consejera gallega de Educación, Universidad y Formación Profesional, Carmen Pomar Tojo, confesó a Servimedia que “estos resultados avalan un sistema educativo basado en la estabilidad y en la solidez de una política educativa que lleva funcionando más de 10 años y sin variar, con acciones más ambiciosas en el refuerzo de determinadas competencias”.

“La Xunta ha reforzado el horario en matemáticas, ha incrementado horas en Primaria y Secundaria y también colabora constantemente con acciones que visibilizan esta materia y que crean un clima atractivo hacia las matemáticas y a las salidas laborales”, recalcó.

Según Pomar, en ciencia, las administraciones educativas gallegas afirman que han hecho “una apuesta fuerte por actividades dentro y fuera del horario lectivo que incentivan estas propuestas”, partiendo de propuestas científicas “transversales” como el pensamiento crítico, la metodología deductiva, la experimentación, la robótica, “integradas en Primaria o en los ‘espacios maker’ en institutos, que ayudan a los estudiantes a convertirse en “pequeños investigadores”. En Galicia también funcionan los “clubs de ciencia”, con “buenos resultados”, según la conselleira.

Carmen Pomar Tojo también presume de que los estudiantes gallegos presentan menos brecha o “con diferencias muy pequeñas y no significativas” en cuanto a género, entre concertada y pública y entre zonas rurales y urbanas.

Y para todo ello advierte una doble razón: un profesorado “bien formado e implicado”, con una red de formación “muy buena” y la “absolutamente” crucial participación de las familias en el rural gallego.

“La colaboración de las familias beneficia y configura un clima más positivo y constructivo, lo que propicia que el alumno se sienta más seguro y motivado. Es un pilar fundamental”, recalcó a Servimedia.

“Determinadas comunidades autónomas están haciendo las cosas bien y podemos aportar acciones beneficiosas”, concluyó en referencia a la necesidad de “buscar un consenso” con un pacto educativo a nivel nacional. “Bloquear y anquilosarnos en polémicas provoca que baje el nivel y la motivación”, zanjó.

CANTABRIA

En Cantabria también aseguran que la llave del éxito está en la cercanía entre familia y escuela y en la innovación que hacen sus profesores. “Nuestros docentes trabajan muchísimo y experimentan en innovación”, recalcó a Servimedia la directora general de Innovación e Inspección Educativa de Cantabria, María Mercedes García.

En el reciente informe PISA, Cantabria ocupa el tercer y cuarto puestos autonómicos tanto en rendimiento en matemáticas como en ciencias, con 499 y 495 puntos, respectivamente, al nivel de países como Alemania y Bélgica.

No obstante, García precisó que, a pesar de la “satisfacción” por los resultados, “siempre hay que contextualizarlos”. Para esta responsable educativa, el éxito parte de que los docentes “trabajan muchísimo y experimentan innovación”. Además, Cantabria cuenta con un “potente plan de atención a la diversidad”.

En esta comunidad autónoma, que también considera “clave” la competencia lectora (la OCDE no ha publicado los resultados de lectura de España porque advirtió “anomalías” en las pruebas), participó una muestra proporcionalmente muy significativa: 1.800 alumnos de 15 años de 56 centros educativos, privados concertados y públicos, que representan a un total de 5.000 alumnos de esa edad en la región.

También en Cantabria, recalcó García, “las diferencias entre la concertada y la pública no son significativas”, quizás porque se pone el “foco” en el trabajo de los docentes y en planes de formación del profesorado, con la participación “de toda la comunidad educativa”.

“Es triste, pero PISA sigue poniendo de manifiesto las realidades entre CCAA del norte y sur. No podemos quedarnos en la autocomplacencia”, recalcó, apelando a trabajar “todos juntos”, fomentando la “plena confianza” entre familias y docentes” y con todos los agentes del sector educativo. “Llegar a acuerdos en educación es básico”, concluyó.

(SERVIMEDIA)
08 Dic 2019
AHP/nbc/

Últimos tweets

Últimas noticias