Noticias Nacional

Detenidos dos lituanos que dirigían desde Málaga una red de prostitución en su país

Momento del registro en uno de los domicilios de Málaga relacionados con los delincuentes lituanos arrestados | Foto: Policía Nacional
MADRID

La Policía Nacional ha detenido en la provincia de Málaga a dos delincuentes de origen lituano, que eran los cabecillas de una red que prostituía en este país a mujeres de las exrepúblicas soviéticas.

Según informó la Policía, la colaboración con las autoridades de Lituania ha permitido detener a estos dos traficantes de personas en las localidades malagueñas de Arenas y Vélez-Málaga, mientras que en territorio lituano han sido arrestados otros 13 sospechosos y liberadas 25 mujeres.

La operación ha propiciado la entrada y registro de 38 domicilios, dos en las localidades malagueñas mencionadas y 36 en Lituania. Como resultado de los registros se han intervenido 40.000 euros, cuatro vehículos, un arma de fuego, más de 100 dispositivos electrónicos y abundante documentación.

De las 15 personas detenidas, 11 han ingresado en prisión (9 en Lituania y los dos cabecillas en España). A los detenidos se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, trata de seres humanos, blanqueo de capitales y falsedad documental.

BENEFICIOS ENVIADOS A ESPAÑA

La investigación, que se ha realizado bajo la coordinación y apoyo de Europol y Eurojust, se inició el pasado mes de enero cuando la Policía Nacional tuvo conocimiento, gracias a la colaboración de la policía lituana, de la existencia de una organización criminal que se dedicaba a la trata de seres humanos y a la explotación sexual de mujeres en Lituania, con la particularidad de que los líderes residían en la provincia de Málaga.

Desde España los cabecillas dirigían la red, que captaba a mujeres de las antiguas repúblicas soviéticas para explotarlas sexualmente. Asimismo, coaccionaba a otras que ejercían voluntariamente la prostitución para que lo hicieran bajo el control de la red, contando para ello con ex presidiarios lituanos que se encargaban de amenazar y atemorizar a las víctimas.

Los líderes de la trama delictiva gestionaban directamente, a través de diversas páginas web, el alquiler de pisos en al menos 11 localidades lituanas, donde las víctimas eran obligadas a ejercer la prostitución. La red criminal investigada también tenía en nómina a individuos que se encargaban de la recaudación de los beneficios que provenían de la prostitución y que eran, puntalmente, remitidos a España.

Estos envíos se hacían a través de transferencias realizadas en agencias de envíos de dinero, o bien mediante ‘correos’ que se desplazaban con el dinero en metálico desde Lituania hasta la provincia de Málaga.

(SERVIMEDIA)
12 Dic 2019
NBC/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias