Noticias Nacional
Cataluña

Puigdemont no permite que PP y Ciudadanos rebatan en Estrasburgo su mensaje independentista

Puigdemont y Comín este lunes en el Parlamento Europeo | Foto: Twitter de Puigdemont
ESTRASBURGO (FRANCIA)
JOSÉ MARÍA RIVAS, ENVIADO ESPECIAL

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont se negó este martes en el Pleno del Parlamento Europeo a que, tras realizar una defensa de la autodeterminación de Cataluña, intervinieran representantes de PP y Ciudadanos para trasladar a los otros diputados comunitarios su visión sobre este asunto.

El episodio se produjo durante la presentación en la Eurocámara del programa de las actividades de la Presidencia croata del Consejo de la Unión Euroea, que este país ostentará del 1 de enero al 30 de junio de 2020.

Durante esta sesión intervinieron, alrededor de un minuto, representantes de distintos países para hablar de las que consideran deben ser las prioridades de este semestre en la UE. Entre los parlamentarios españoles que tomaron la palabra estuvieron Puigdemont y el eurodiputado del PP Esteban González Pons.

En su intervención, Puigdemont se refirió a que la situación de Cataluña es una “cuestión interna de la UE” y comentó que a esta comunidad autónoma debe encontrársele una “solución política a través del diálogo y de la negociación”.

Añadió que para solucionar la cuestión de Cataluña la UE debe aceptar su derecho a la autodeterminación, en referencia al planteamiento de los partidos independentistas de que se permita un referéndum sobre la separación de esta comunidad autónoma del resto de España. Además, sostuvo, al respecto, que “el derecho de autodeterminación es la vía más democrática” para resolver esta cuestión.

“EL NACIONALISMO ES EL ENEMIGO”

Tras pronunciar estas palabras, la Presidencia del Parlamento Europeo se refirió a que la intervención de Puigdemont había dado lugar a la presentación de dos ‘tarjetas azules’, que es la forma que tienen los diputados de preguntar o rebatir a otros miembros de la Cámara que han intervenido. No obstante, el interpelado puede rechazar que se le conteste.

Esto fue precisamente lo que sucedió este martes, ya que Puigdemont, tras hacer su defensa de la autodeterminación de Cataluña, rechazó que intervinieran los dos eurodiputados que habían presentado las ‘tarjetas azules’. Fuentes parlamentarias informaron de que estas peticiones de palabra habían sido planteadas por la portavoz del PP en la Eurocámara, Dolors Montserrat, y el de Ciudadanos, Luis Garicano.

Asimismo, antes de que interviniese Puigdemont tomó la palabra González Pons, quien dijo que “el nacionalismo es el enemigo de la paz” y afirmó que la UE debe rechazar “a los nacionalistas, a los separatistas y a los separadores”, en clara referencia, en el caso de España, a los independentistas catalanes.

Además, este eurodiputado del PP también se refirió a que la Eurocámara debe “respetar” y “aceptar” las resoluciones judiciales de los distintos países de la UE, en clara referencia a la polémica que ha habido con las actas de eurodiputados de Puigdemont, del exconsejero Toni Comín y del líder de ERC, Oriol Junqueras, al estar los tres investigados o condenados por el 'procés'.

(SERVIMEDIA)
14 Ene 2020
NBC/mjg/

Últimos tweets

Últimas noticias