Noticias Autonomías Sociedad

El abuso sexual en el entorno familiar representa el 73% de los casos

-Según una encuesta a 1.000 mujeres de la iglesia evangélica

MADRID
SERVIMEDIA

Una encuesta realizada a 1.000 mujeres que frecuentan las 25 iglesias evangélicas del Centro de Ayuda Cristiano en España revela que el 73% de los abusos sexuales cometidos a víctimas relacionadas con esta comunidad ha sido perpetrado en el entorno familiar, un 13% por personas conocidas y sólo un 14% por desconocidos.

Un total de 668 feligresas afirman conocer a un total de 1.313 mujeres abusadas, siendo ésta una de las razones principales para que las víctimas busquen amparo y ayuda psicológica en esta iglesia evangélica que reúne en la actualidad de 4.000 personas en España, la inmensa mayoría de procedencia latina.

A partir de las encuestas, los datos concretan que el 35% de los casos referidos manifiesta haber sido perpetrado por tíos, el 33% por padres, padrastros o abuelos; el 27% por hermanos, cuñados o primos; y el 5% por amigos de la familia, vecinos o propia pareja de la víctima.

Un 91% de las respuestas dice conocer personalmente a la víctima, en el 80% de los casos de mujeres nacidas fuera de España.

La encuesta a la feligresía del Centro de Ayuda Cristiano arroja otros datos significativos: el 70% de las víctimas eran menores de edad cuando se produjo el abuso sexual en su país de origen latinoamericano aunque también en España, y en un 35% de los casos sucedió hace menos de cinco años.

Del total de las 1.313 mujeres abusadas, 517 (39%) lo fueron una sola vez y 796 (61%) varias veces. Sólo un 53% de las víctimas ha comentado a terceras personas el abuso sexual sufrido. De los casos referidos, apenas un 28% de las víctimas denunció el abuso a la policía y, cuando sucedió en España, un 70% de las víctimas tampoco conocía el teléfono de emergencia que no deja rastro.

Las razones expuestas para no denunciar el abuso a la policía fueron el miedo en un 65% de los casos, el sentimiento de vergüenza en un 19% y por el trauma psicológico que les ocasionó en un 16%.

El conjunto de las víctimas que conoce la comunidad evangélica afirma también haber padecido graves consecuencias psicológicas como consecuencia de los abusos sexuales, como son traumas (50%), miedo (21%), depresión o deseo de suicidio (18%) e inseguridad (11%).

(SERVIMEDIA)
13 Feb 2020
AHP/gja