Noticias Nacional Salud

Fuerzas Armadas

Robles confirma 882 militares contagiados y 9.621 aislados o en cuarentena por el coronavirus

- Proclama que las Fuerzas Armadas han escrito “una página de oro” durante la ‘Operación Balmis’

- Señala que la pandemia ha evidenciado que España tiene un “reto pendiente” con las residencias de ancianos

Robles, hoy durante su comparecencia | Foto: Senado
Madrid

La ministra de Defensa, Margarita Robles, confirmó este viernes que un total de 882 militares han contraído el coronavirus, de los que 150 han requerido hospitalización, mientras que otros 9.621 se encuentran aislados o en cuarentena.

Lo dijo durante su comparecencia ante la Comisión de Defensa en el Senado en la que dio cuenta de las acciones llevadas a cabo durante la pandemia e hizo un repaso de las iniciativas que pretende impulsar durante su mandato al frente del Ministerio.

Robles comenzó su alocución trasladando un “reconocimiento muy especial” a los alrededor de 28.000 fallecidos por el virus y a sus familias, a quienes están ingresados y a aquellos que se encuentran en casa tras haber sufrido esta “terrible pandemia”. “Cuando uno solo de nuestros compatriotas muere o sufre, todos sufrimos y morimos con ellos”, aseveró.

La ministra extendió un “agradecimiento sin límites” a los españoles, que son, dijo, “los verdaderos protagonistas positivos de la pandemia, con su solidaridad, confinamiento y soledad”, al personal sanitario y a los trabajadores esenciales que, arriesgando su vida, han mantenido en pie el país en los momentos más duros.

Robles hizo un reconocimiento específico a la labor de las Fuerzas Armadas en el marco de la ‘Operación Balmis’, a cuyos efectivos atribuyó el éxito de la misma, al tiempo que se arrogó los fallos que se hayan producido.

Explicó que un total de 882 militares han contraído la enfermedad, 150 de los cuales han requerido hospitalización, mientras que otros 9.621 han sido aislados o en cuarentena como consecuencia de la pandemia.

Expuso que España tiene una “deuda de gratitud con ellos” luego de haber actuado con “un único objetivo: salvar vidas sin preguntar dónde, cómo ni cuándo”, contribuyendo así a escribir una “página de oro” en la historia de las Fuerzas Armadas.

Robles subrayó que tras la aplicación del estado de alarma puso en marcha la ‘Operación ‘Balmis’ para, en contacto y coordinación con el resto de administraciones, atender y satisfacer las peticiones de ayuda que reciba para hacer frente a la crisis del coronavirus.

El nombre de la operación rememora la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, conocida también como ‘Expedición Balmis’, que alude al médico español Francisco Javier Balmis (1753-1819), que fue a una misión filantrópica que dio la vuelta al mundo entre 1803 y 1806 con el objetivo de llevar la vacuna contra la viruela a todos los confines de los territorios dominados en aquella época por la Monarquía española.

La operación, dirigida por el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Miguel Ángel Villarroya, y coordinada por el Comandante del Mando de Operaciones (Cmops), teniente general Fernando José López del Pozo, ha servido, dijo Robles, para ayudar a “salvar vidas” allá donde fuera necesario.

En estos dos meses los militares han transportado medios técnicos y personal, bienes de primera necesidad, han empleado capacidades sanitarias, hospitales de campaña incluidos, y han prestado apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En total, han abordado casi 20.000 actuaciones en más de 2.250 poblaciones.

También han trasladado pacientes moderados entre hospitales y hoteles medicalizados de Madrid y fallecidos a las morgues provisionales habilitadas en la Comunidad de Madrid. En este punto, dejó claro que los militares siempre acompañaron hasta el final a los muertos aplicando la siguiente máxima: “También son nuestros soldados, nunca estarán solos”.

A su vez, afirmó que se han producido 17 vuelos para trasladar material entre distintos puntos de España, además de los realizados para traer al país material procedente de China y de los países que acudieron al llamado ante el Centro Euroatlántico de Coordinación de Respuestas a Desastres de la OTAN. En ella reclamaba a los aliados 150.000 batas desechables, 150.000 respiradores del tipo FFP3 y 300.000 del tipo FFP2, 1.000 termómetros de radiación infrarroja, 5.000 protectores faciales, 10.000 gafas protectoras, 1,5 millones de mascarillas quirúrgicas, 120.000 guantes de nitrilo, 500.000 test de detección rápida, 50.000 sistemas de prueba de diagnóstico de reacción en cadena y 500 ventiladores mecánicos.

A este llamamiento respondieron siete países: Alemania, Estonia, Lituania, Luxemburgo, Polonia, República Checa y Turquía, países a los que agradeció su solidaridad.

La ministra de Defensa dijo que los militares también han trasladado mobiliario a entidades sociales, instalaciones hospitalarias e infraestructuras, como las habilitadas en la Fira de Barcelona, en el recinto ferial de Ifema en Madrid, el hospital de campaña levantado por Médicos Sin Fronteras en Alcalá de Henares (Madrid), o residencias de ancianos.

En el caso de las residencias, comentó que los militares encontraron situaciones delicadas en algunas de ellas, lo que lleva a pensar que la situación de estos centros es un “reto pendiente” a abordar tras esta crisis.

Por su parte, Robles ensalzó la labor de la red sanitaria militar, ejemplificando ese buen hacer en el papel del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla y del Hospital Militar de Zaragoza, y en el del Centro Militar de Farmacia de la Defensa, que ha incrementado su producción inicial estimada de gel hidroalcohólico, retrovirales y paracetamol.

También comentó que el Centro de Transfusiones de las Fuerzas Armadas comenzará a colaborar con el Instituto de Salud Carlos III en un proyecto de investigación para combatir al coronavirus.

Las Fuerzas Armadas, dijo Robles, han prestado apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado vigilando las centrales nucleares de Almaraz, Cofrentes y Trillo, otras infraestructuras energéticas y en determinados pasos fronterizos.

Afirmó que se ha procedido a la repatriación de militares desplegados en Irak y en Mali y reclamó a la UE que trabaje de manera “seria y conjuntamente en el ámbito de la pandemia”.

Por último, celebró que “España y su gente ha sabido estar a la altura de las circunstancias. Perdón a quienes les hemos fallado”.

(SERVIMEDIA)
22 Mayo 2020
MST/mjg/

Últimos tweets

Últimas noticias