Noticias Sociedad

Seguridad vial

La DGT pide prudencia a los motoristas tras un repunte de muertos en la desescalada

- Los usuarios de moto son los que acumulan la mayor subida de la siniestralidad desde el 18 de mayo

- La Guardia Civil prestará este fin de semana una especial atención a este colectivo

La DGT pide prudencia a los motoristas tras un repunte de muertos en la desescalada
MADRID

La Dirección General de Tráfico (DGT) llamó este viernes a la prudencia a los motoristas para que adopten todas las precauciones en la conducción, puesto que este colectivo representa el mayor incremento de la mortalidad en carretera en los últimos días ante el avance de la desescalada del coronavirus, con un 41% más desde el pasado 18 de mayo.

Por ello, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil presetará este fin de semana una especial atención a los motoristas con el fin de evitar accidentes de tráfico. No en vano, siete de los 12 fallecidos en los últimos tres fines de semana viajaban en moto.

Además, éste es el primer fin de semana en el que la totalidad de los ciudadanos pueden circular por su provincia, isla o unidad territorial desde que se decretó el estado de alarma para frenar la expansión del Covid-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus, al encontrarse toda España en la fase 1, 2 o 3 de la desescalada, lo que puede generar un mayor número de desplazamientos por carretera en comparación con fines de semana anteriores.

Para evitar desplazamientos fuera de la provincia, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil seguirán realizando controles en carretera.

DATOS EN CONTEXTO

La DGT indicó que el año pasado murieron 264 motoristas en las carreteras (con datos contabilizados a un máximo de 24 horas después de los accidentes), lo que supone la cifra más alta desde 2010.

La media de los motoristas fallecidos en los últimos cuatro años en las vías interurbanas representaba un 19% del total de las víctimas mortales en las carreteras, pero ese porcentaje subió al 24% en 2019.

Entre el 1 de enero y el 14 de marzo de este año (es decir, antes de que se declarara el estado de alarma) murieron 34 motoristas, dos más que en el mismo periodo del año anterior. Y desde el 15 de marzo hasta el 17 de mayo perdieron la vida seis motoristas, frente a los 57 de esos mismos días de 2019.

El pasado lunes 18 de mayo, cuando parte de España avanzó hacia la fase 1 de la desescalada del coronavirus, cambió la tendencia. Entonces, cerca del 70% de la población española (32 millones de personas) pasó a la fase 1 y un 30% (14 millones) se quedó en la fase 0, mientras 45.000 ciudadanos de las islas de Formentera, La Graciosa, El Hierro y La Gomera entró en la fase 2.

Desde el 18 de mayo hasta este martes, 26 de mayo (es decir, durante nueve días) fallecieron siete motoristas, los mismos que en ese mismo periodo del año anterior, cuando los desplazamientos de largo recorrido sólo se han recuperado un 32% respecto a la movilidad previa al estado de alarma.

“Estas cifras nos preocupan y ponen de manifiesto que la desescalada parece que va pareja a una tendencia alcista de la siniestralidad de los motoristas. De ahí que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil preste especial atención a este colectivo y a su comportamiento en carretera, más si cabe cuando la mitad de esos accidentes mortales han sido por salida de vía, un tipo de accidente asociado directamente a las distracciones y a los excesos de velocidad", precisó Álvaro Gómez, director del Observatorio de Seguridad Vial de la DGT.

(SERVIMEDIA)
29 Mayo 2020
MGR/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias