Noticias Salud Sociedad

Siniestralidad vial

Las muertes en carretera suman tres meses con mínimos históricos en España

- Con 53 fallecidos en marzo, 30 en abril y 43 en mayo, se registran las cifras más bajas desde 1960

- Ello se debe a la reducción del tráfico por el estado de alarma para frenar el coronavirus

Accidente de tráfico | Foto: DGT
MADRID

La mortalidad en las carreteras españolas ha encadenado tres meses con mínimos históricos en España, lo cual se debe a las restricciones al tráfico por el estado de alarma para contener el coronavirus, que fueron aliviándose en mayo con el inicio del plan de desescalada en diferentes fases por provincias o unidades sanitarias en función de la evolución epidemiológica de la pandemia.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) a un máximo de 24 horas tras los accidentes, a los que tuvo acceso Servimedia, un total de 43 personas perdieron la vida en las carreteras durante el mes de mayo; se trata de la cifra más baja de la serie histórica que comienza en 1960. El anterior mayo con menos mortalidad se remonta a 2013, cuando fallecieron 72 personas en las vías interurbanas.

Ello se suma a los mínimos históricos mensuales de abril (30 fallecidos) y de marzo (53). Además, los tres últimos meses registraron las menores cifras de víctimas mortales en las carreteras en los 725 meses de registro histórico de la DGT.

Antes de que el Gobierno decretara el pasado 14 de marzo el estado de alarma por el coronavirus, el mes con menos víctimas mortales era enero de 2014, con 61 personas fallecidas en accidentes de tráfico en las vías interurbanas. Ese mínimo histórico mensual se rompió el pasado marzo (53 muertos) y se volvió a batir en abril (30).

Además, el periodo entre enero y mayo de este año también ha concluido con el mínimo histórico de fallecidos en carretera, concretamente 291 víctimas mortales; hasta ahora, el dato más bajo databa de 2013 (397 muertos), seguido de 2014 (402) y 2019 (414).

OTROS RÉCORDS

Esta excepcional bajada de la mortalidad en carretera está relacionada con la reducción de la movilidad desde que entrara en vigor el estado de alarma decretado por el Gobierno ante la crisis sanitaria derivada del Covid-19.

Desde ese momento y hasta el 31 de marzo, con más controles en fines de semana por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil, murieron 16 personas en las carreteras españolas, cuando en los 14 primeros días de marzo hubo 38 fallecidos.

Con el estado de alarma se han producido importantes descensos en la circulación de vehículos en comparación con el tráfico habitual, tanto al entrar y salir de grandes ciudades como en los desplazamientos largos por carretera (entre un 60 y un 70% de lunes a viernes y cerca de un 90% en fines de semana), así como en los movimientos transfronterizos entre España y Francia o Portugal (entre el 70 y el 90%, en general).

Además, este año ya es el de más días sin muertos en carretera en España de toda la historia. Entre el 1 de enero y el 12 de mayo se registraron 31 jornadas sin víctimas mortales en accidentes de tráfico en las vías interurbanas, lo que supone un mes completo en poco más de un cuatrimestre transcurrido en 2020.

Se trata de un nuevo máximo histórico de días sin fallecidos en las carreteras, ya que ese hito lo ostentaba hasta ahora 2019, con 30 jornadas sin muertos en las vías interurbanas españolas.

Los mejores años históricos en materia de seguridad vial llegaron a partir de 2013, cuando hubo 6 días sin fallecidos en carretera. Esa cifra fue aumentando paulatinamente: 9 en 2014, 17 en 2015, 28 en 2016, 16 en 2017, 28 en 2018, 30 en 2019 y 31 en lo que va de 2020, con lo que presumiblemente éste, que no ha llegado aún a su ecuador, acabará con un récord difícilmente superable.

Por otro lado, una de las peculiaridades en materia de seguridad vial durante el estado de alarma es que coincidió con una Semana Santa atípica en la que fallecieron 13 personas en las carreteras, lo que supone un 52% menos que el año pasado y un nuevo mínimo histórico frente a los 24 fallecidos en la Pascua de 2013.

A ese mínimo histórico en la siniestralidad vial contribuyó que en la Semana Santa hubo 2,1 millones de desplazamientos de largo recorrido, esto es, una caída del 86% respecto a los 14,9 millones del año pasado. Esta circunstancia fue más acusada en coches y motos (92,2%).

(SERVIMEDIA)
01 Jun 2020
MGR/mjg/

Últimos tweets

Últimas noticias