Noticias Sociedad Economía Salud RSC

RSC

Un 80% de las empresas barajan cambiar estrategias y primar la sostenibilidad en la era postCovid, según Forética

MADRID

Más del 80% de las empresas están considerando modificar su estrategia general y, de forma más específica, la vinculada a la sostenibilidad ante la nueva situación creada por el Covid-19 y la realidad que vendrá después, convencidas de que ha cobrado “especial relevancia” de cara tanto a sus procesos internos “como a nivel externo frente a los grupos de interés”.

Es una de las principales conclusiones del informe ‘Repercusiones de la Covid-19 en la próxima década. Implicaciones sobre visión 2050 y su impacto en el tejido empresarial español’, divulgado este martes por Forética y que ha elaborado apoyándose en entrevistas a un grupo de compañías.

El estudio revela que la crisis sanitaria ha puesto de manifiesto que las empresas españolas, como también las internacionales, sufren “una creciente exposición a los riesgos sistémicos que sin duda configurarán la próxima década” y en muchos casos están fuera de su capacidad interna de gestión. Se trata de los llamados riesgos ESG (ambientales, sociales y de gobernanza) y que advierte que serán “clave a la hora de construir una mayor resiliencia del tejido empresarial”.

En las encuestas efectuadas, las empresas han apuntado entre los factores principales que han agravado la crisis en nuestro sistema socio-económico la capacidad del sistema sanitario español, la desigualdad económica y la falta de coordinación de la respuesta de las distintas administraciones públicas en España.

ACCESO AL MERCADO

Al preguntarles por las vulnerabilidades propias afloradas o puestas de relieve por la crisis del Covid-19, en un 54% de los casos apuntan al acceso al mercado (comercialización y venta de productos o servicios), algo que está en gran medida ocasionada por la situación actual.

La segunda preocupación, con un 51% de respuestas, son factores como la salud y bienestar de los trabajadores; con un 49% figuran los sistemas de identificación y gestión de riesgos corporativos, que, si bien son dos vulnerabilidades internas, son tanto más relevantes en cuanto a que están ligadas a estos factores externos agravantes de la crisis.

Les siguen, con un 48%, la preocupación por asegurar la continuidad del modelo de negocio y la gestión de los recursos humanos; con un 47% el diseño y la operatividad de las instalaciones; y con un 44% el control de la cadena de suministro y garantía de aprovisionamiento.

Forética reconoce que la crisis puede haber actuado además acelerando cinco macrotendencias o vulnerabilidades que ya detectó en un estudio anterior. “En primer lugar, las brechas socioeconómicas, políticas y culturales se harán probablemente aún más visibles en la sociedad española”, alerta al respecto.

Asimismo, avisa sobre una acentuación de las brechas generacionales, las desigualdades económicas entre clases sociales, la oposición entre el ámbito rural y el urbano, la brecha de género o la situación de vulnerabilidad de colectivos como las personas con discapacidad como “algunos de los elementos que ya se han visto recalcados durante los primeros meses de la crisis”.

Si bien reconoce que hemos asistido a una corriente de solidaridad empresarial en ciertos aspectos para paliar los daños ocasionados por la pandemia con donaciones, ayudas a colectivos desfavorecidos, iniciativas de voluntariados, etc; avisa sobre una creciente “polarización” social como “una de las tendencias que marquen los próximos años”. Alerta además sobre el riesgo de que ciertos miembros de la familia puedan verse abocados a “renunciar” a sus empleos si no hay suficiente flexibilidad laboral con fórmulas como el teletrabajo y resulte imposible una conciliación personal-laboral-familiar.

"GRAN VUELCO"

Frente a este nuevo contexto, el estudio observa que las prioridades de las empresas “están evolucionando acorde con esas vulnerabilidades destapadas por la crisis de la Covid-19” y dentro de las empresas miembros de Forética “los temas de mayor interés han dado un gran vuelco tras este shock sistémico”.

“Es interesante observar cómo la salud y el futuro del trabajo, dos temas que previo a la crisis de la Covid-19 solo preocupaban al 10% y al 8% de las empresas respectivamente, han pasado a tener lugar entre las cinco principales prioridades siendo el futuro del trabajo, orientado a una transformación tecnológica responsable, la temática de mayor interés”, ya que lo identifican el 50% de las compañías.

Según concluye, el futuro del trabajo y la salud seguirá siendo dos factores muy relevantes en la gestión interna de las empresas “teniendo en cuenta los efectos que esta falta de consideración y anticipación ha podido generar para algunas de ellas” y porque también lo demanda la sociedad.

“La crisis de la Covid-19 también ha replanteado el papel de las empresas en la sociedad, en términos de responsabilidad, pero también como un agente clave a la hora de asegurar una recuperación inclusiva en un contexto post Covid-19”, refiere el estudio, y sostiene que “ahora más que nunca” los stakeholders están analizando propósito de una compañía como un aspecto clave –sociedad, clientes, trabajadores, inversores, etc-.

“La sociedad espera que las empresas sean capaces de responder ante la situación actuando de manera responsable, colaborativa, y velando por el bienestar de sus empleados”, refiere, subrayando que las empresas también son conscientes y por eso “muchas de ellas se están planteando reformular sus estrategias generales específicamente las de sostenibilidad” con una visión menos cortoplacista y más de largo plazo.

(SERVIMEDIA)
14 Jul 2020
ECR/nbc/

Últimos tweets

Últimas noticias