Noticias Economía

Presupuestos

El Gobierno revalorizará las pensiones con el IPC y subirá el IVA de las bebidas azucaradas

- Ha incluido estas medidas en el Plan Presupuestario remitido este jueves a Bruselas

Montero y Calviño, durante una rueda de prensa | Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa
MADRID

El Gobierno revalorizará las pensiones con el IPC en 2021 y subirá el IVA de las bebidas azucaradas del actual 10% al 21%, según indicó el Ministerio de Hacienda en una nota informativa sobre el Plan Presupuestario de 2021 que, como cada año, los gobiernos de los Estados miembros tienen que enviar a la Comisión Europea con el 15 de octubre como límite de plazo, indicando las previsiones presupuestarias y medidas del siguiente ejercicio.

Siguiendo los plazos habituales marcados por la Constitución Española -cuyo artículo 134 establece que el proyecto presupuestario debe presentarse al Congreso de los Diputados antes del fin de septiembre del ejercicio anterior-, la remisión de este plan a Bruselas debería tener lugar cuando el proyecto de Presupuestos del año siguiente ya ha sido hecho público en España.

Sin embargo, en esta ocasión, al igual que en varios ejercicios desde 2016, el envío del plan a Europa se ha producido antes que la presentación del proyecto de cuentas públicas en el Consejo de Ministros, retrasada por la negociación presupuestaria y la intención del Ejecutivo de no presentarlo hasta que no tenga garantizados los apoyos de la mayoría parlamentaria para su aprobación. A este respecto, según lo señalado a Servimedia por fuentes de La Moncloa, la previsión es que el proyecto de Presupuestos sea aprobado en el Consejo de Ministros del 27 de octubre, aunque previamente las líneas generales del mismo ya habrán sido presentadas en un acto conjunto por el presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo y secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias.

En cualquier caso, el cuadro macroeconómico incluido en el plan enviado hoy ya fue presentado la semana pasada en Consejo de Ministros por la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien anunció el límite de gasto no financiero, conocido como ‘techo de gasto’, y las previsiones de déficit, elementos que sirven de base para la elaboración de las cuentas públicas.

CUADRO MACRO Y ‘TECHO DE GASTO’

En concreto, el cuadro macroeconómico del Gobierno, marcado por la crisis sanitaria y económica del Covid-19, prevé una caída del PIB del 11,2% en 2020 y una recuperación del 7,2% en 2021, que podría alcanzar una subida del 9,8% gracias al empuje de los fondos europeos. Además, estima que la deuda pública alcanzará el 118,8% del PIB este año y se reduzca al 117,4% en 2021, y que la tasa de paro se sitúe en el 17,1% al cierre de 2020 y en el 16,9% en 2021, con una caída del empleo en 2020 del 8,4% y un crecimiento del 5,6% el próximo año.

Respecto al ‘techo de gasto’, el Consejo de Ministros aprobó elevarlo un 53,7% respecto a 2020, hasta los 196.097 millones de euros, en los que se incluyen 27.436 millones de euros procedentes de los fondos europeos activados por Bruselas para hacer frente a la crisis del coronavirus, así como una transferencia de 18.396 a la Seguridad Social y otra de 13.486 millones de euros a las comunidades autónomas que tienen como objetivo que la administración central asuma la mitad del déficit que registrarán estas dos administraciones en 2020.

En lo relativo al déficit, la previsión del Gobierno es que en 2020 cierre en el 11,3% y que en 2021 baje al 7,7%. De esta cantidad, la estimación del Ejecutivo es que el próximo año el déficit de la administración central sea del 2,4%, el de las comunidades autónomas se sitúe en el 2,2%, el de la Seguridad Social en el 3%, y el de las corporaciones locales sea del 0,1%. Sin embargo, al asumir mediante transferencias la mitad del déficit de las comunidades autónomas y de la Seguridad Social, el déficit de la administración central sería del 5,2%, mientras que el de las autonomías quedaría reducido al 1,1% y el de la Seguridad Social al 1,3%.

El gran incremento del ‘techo de gasto’ para 2021 es posible gracias a que el pasado mes de marzo la Comisión Europea decidió activar la cláusula de escape del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, suspendiendo la aplicación de las reglas fiscales en 2020 y 2021 con el fin de permitir a los Estados miembros un mayor gasto con el que hacer frente a la crisis sanitaria y económica ocasionadas por la pandemia de Covid-19.

INGRESOS

El Plan Presupuestario contempla que la ratio de ingresos sobre PIB se sitúe en 2021 en el 40,3%, frente al 41,7% de 2020. Este descenso en la ratio es consecuencia, según explicó el Ministerio de Hacienda, del mayor aumento del PIB el próximo año, ya que los ingresos en términos absolutos en 2021 se incrementarán en 33.447 millones de euros respecto a 2020. Este aumento de los ingresos públicos se explica por la previsible mejora de la economía y la actividad y, en menor medida, por las medidas fiscales que se aplicarán a partir del próximo ejercicio.

Así, el impacto estimado del conjunto de medidas fiscales y de la nueva Ley contra el Fraude fiscal se sitúa en 6.847 millones en 2021 y en 2.323 millones en 2022 en criterio de caja. Entre otros, en 2021 se aplicará el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales y el Impuesto sobre Transacciones Financieras, que fueron aprobados recientemente por el Congreso de los Diputados.

Además, el Ejecutivo creará el Impuesto sobre Envases de Plástico de un solo uso, que ya ha superado el trámite de información pública, e incrementará el IVA de las bebidas azucaradas y edulcoradas del 10% al 21%, cuyo objetivo es favorecer hábitos más saludables.

GASTO

Por la parte del gasto, el Plan Presupuestario contempla que la ratio de gasto sobre PIB pase del 53% en 2020 al 48% en 2021, aunque en términos absolutos supone 2.419 millones más. Entre las medidas incluidas por el Ejecutivo se encuentran la revalorización de las pensiones con el IPC. Aunque el comunicado de Hacienda no aclara en qué cuantía se revalorizarán las pensiones, el cuadro macroeconómico aprobado por el Gobierno contendría un deflactor del PIB del 0,9% para el próximo año.

A este respecto, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, explicó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que validó las cifras que dicho deflactor es el elemento que el Gobierno tiene en cuenta "para señalar el importante compromiso con el mantenimiento de la capacidad adquisitiva de las pensiones y los sueldos de los funcionarios". Para el este año 2020 detalló que se espera que sea próximo a cero, pero ya se han revalorizado las pensiones al 0,9% y en torno a un 2% el salario de los funcionarios. Si se aplica el 0,9% previsto para 2021 supondría una subida similar el próximo año para las prestaciones por jubilación.

Asimismo, el Plan Presupuestario también recoge el aumento gradual ya previsto del permiso de paternidad, que se eleva de 12 a 16 semanas, lo que permite la equiparación con los permisos de maternidad; y recoge también el impacto del Ingreso Mínimo Vital (IMV).

(SERVIMEDIA)
15 Oct 2020
IPS/ECR/mjg/

Últimos tweets

Últimas noticias