Noticias Sociedad Salud

Violencia de género

Salud Mental España denuncia la violencia institucional hacia las mujeres con estos trastornos que quieren ser madres

MADRID

La confederación Salud Mental España denunció este miércoles la violencia psicológica e institucional que se ejerce hacia las mujeres con trastorno mental que deciden ser madres, con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Violencia sobre la Mujer que se celebra hoy.

La confederación retoma la campaña '#NosotrasSíContamos', que en esta ocasión busca denunciar las situaciones que viven las mujeres con problemas de salud mental respecto a su maternidad. Según la entidad, el estigma que rodea los trastornos mentales provoca que, "de forma continua y por parte de la sociedad, se cuestione la capacidad de ser madres de estas mujeres".

Bajo el hashtag #NosotrasSíContamos, esta campaña pide respeto hacia la decisión de cada mujer a propósito de la maternidad y que se le ofrezcan los apoyos y herramientas necesarios en cada momento. Asimismo, denuncia que los prejuicios que rodean a los problemas de salud mental hacen que "la sociedad y el entorno les traslade el mensaje de que no serán capaces de ser madres, una idea que muchas mujeres terminan interiorizando".

En esta línea, la confederación lamentó la ausencia de apoyos y reclamó la puesta en marcha de los mecanismos necesarios para ayudar a las mujeres que deseen tener hijos. “No hay suficientes apoyos. Se necesita una atención especializada para evitar descompensaciones durante el embarazo, vigilar una posible depresión posparto o una posible descompensación debido a los cambios en los horarios de sueño”, apuntó Patricia Martínez Cortés, integrante de la Red Estatal de Mujeres Salud Mental España.

"En los casos más extremos, el diagnóstico se utiliza como arma arrojadiza contra las mujeres con un trastorno mental para quitarles la custodia de los hijos", agregó. Por ello, exigió que “las mujeres con un trastorno mental que quieran ser madres tengan la tranquilidad de saber que si sufren una crisis van a estar atendidas en una unidad donde van a cuidar de ellas y de su hijo, y que no van a perder la custodia por su problema de salud”.

Según el informe sobre el 'Estado de los Derechos Humanos en Salud Mental de 2019´, “un entorno lleno de prejuicios conduce al miedo, fundamentalmente a ser privada del hijo o hija por incapacidad, y al sentimiento de culpa por percibir que no se es capaz de hacer `lo que debería". A ello hay que sumar la falta de información y un exceso de paternalismo en las consultas médicas, según detalla.

(SERVIMEDIA)
25 Nov 2020
AGQ/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias