Noticias Autonomías Sociedad

Temporal

La nieve persistirá hasta el martes en amplias zonas de España

- Ese día volverán las lluvias al oeste peninsular y subirán más las temperaturas

- La ola de frío finalizará mañana

- La contaminación urbana podría aumentar, según la Aemet

Carreteras afectadas por la nieve | Foto: DGT
MADRID

El manto de nieve que tiñe de blanco amplias zonas de España irá desapareciendo lentamente porque se espera que permanezca en el suelo en algunos lugares del país hasta el martes de la próxima semana, cuando la situación meteorológica cambiará al pasar de cielos despejados y heladas nocturnas a un nuevo escenario con vientos templados del oeste que harán subir las temperaturas y lluvias en el oeste de la península.

"Esta situación sin grandes variaciones, es decir, con un ambiente estable, heladas nocturnas que serán fuertes probablemente todavía en zonas donde quede nieve y pocas precipitaciones, tendrá continuidad durante el fin de semana y primeros días de la semana que viene", apuntó este miércoles Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en declaraciones recogidas por Servimedia.

Del Campo precisó que "es posible que a partir del martes un régimen de vientos del oeste comience a afectar a nuestra península". Se trata, según añadió, de "vientos templados que harían subir las temperaturas con precipitaciones en la vertiente atlántica y que, además, pondrán fin a este largo episodio frío, pero esto todavía lo tendremos que confirmar".

Las fuertes heladas del centro y el este peninsular de estos días se deben a la combinación de cielos despejados, ausencia de viento y presencia de nieve en el suelo, que refleja la luz solar y no retiene el calor.

Por otro lado, Del Campo apunto que durante los próximos días seguirá la situación anticiclónica en gran parte de España, con cielos poco nubosos y lluvias escasas. "Tan sólo lloverá en el Cantábrico oriental y Pirineos, y serán, en todo caso, precipitaciones débiles, al igual que en el norte de las islas canarias de mayor relieve. Las altas presiones garantizan, además, un ambiente muy estable, con vientos en general flojos o en calma, salvo en zonas del Cantábrico y el tercio oriental de la península, donde soplará, por ejemplo, el cierzo en el valle del Ebro", añadió.

Este miércoles ascenderán las temperaturas máximas entre tres y cinco grados en la mayor parte de España, aunque por la noche volverán las heladas fuertes en buena parte del interior, salvo en la cuenca del Ebro, donde el cierzo impedirá que se congele el suelo, y en el sureste peninsular, además de zonas litorales.

FIN DE LA OLA DE FRÍO

Las temperaturas seguirán este jueves por debajo de lo normal, pero serán más acordes para el clima español. No obstante, seguirán siendo muy bajas en zonas donde persista la nieve, especialmente el sur de Castilla y León, el sur y el este de la Comunidad de Madrid, y puntos de la provincia de Toledo, donde los termómetros marcarán en la próxima madrugada valores inferiores a -10ºC.

También habrá un ambiente gélido en la madrugada de este jueves en el interior oriental peninsular, especialmente el este de Castilla y León, el entorno de la ibérica zaragozana y páramos de Guadalajara y Teruel, donde se esperan -15ºC o incluso más frío. "Probablemente el jueves sea el último día de ola de frío", añadió Del Campo.

Este tiempo estable provoca inversión térmica, según Del Campo. Se produce cuando las temperaturas son inferiores en zonas bajas, como valles, respecto a las montañas, algo relativamente frecuente en situaciones anticiclónicas invernales.

Esas inversiones térmicas están reforzadas estos días al persistir la nieve en zonas bajas. La capa nevada favorece el enfriamiento del suelo y, además, la masa de aire muy frío de zonas medias y altas se irá sustituyendo por otra masa de aire más cálida.

"Ese aire más templado en zonas altas y el aire muy frío en zonas bajas genera una especie de tapadera atmosférica que dificulta la dispersión de los contaminantes. Se crean condiciones atmosféricas propicias para que empeore la calidad del aire en zonas con muchas emisiones, como son las grandes ciudades", subrayó Del Campo.

VIERNES Y FIN DE SEMANA

Respecto a este viernes, las temperaturas nocturnas subirán entre tres y cinco grados, aunque helará puntualmente con intensidad en el sur de Castilla y León, el entorno de la ibérica zaragozana, el sur de Aragón, puntos de la Comunidad de Madrid y zonas de Castilla-La Mancha, principalmente donde persista la nieve.

"Se podrá bajar de los 5 o 10 grados bajo cero de nuevo, mientras que en el resto de las mesetas, allí donde no haya capa de nieve, en principio, las heladas el viernes serán más débiles", comentó Del Campo, que precisó que se trata de temperaturas "de pleno invierno" y "más normales para nuestro clima".

Durante el día, a partir del viernes habrá más de 5ºC en amplias zonas de la península, salvo las áreas montañosas y páramos de Guadalajara y Teruel. Además, los termómetros reflejarán al menos 10ºC en puntos de Galicia, las comunidades cantábricas, el área mediterránea, el oeste de Castilla y León, la Comunidad de Madrid, el oeste de Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía y los dos archipiélagos. Por tanto, habrá un ambiente más templado de día.

La excepción será el valle del Duero, donde pueden formarse nieblas que podrían ser persistentes y mantendrán un ambiente frío durante toda la jornada del viernes y también el fin de semana.

(SERVIMEDIA)
13 Ene 2021
MGR/gja/

Vinculados

Ha ocurrido un error recuperando las noticias del servicio web.

Últimos tweets

Últimas noticias