Noticias Economía

Salarios

Álvarez (UGT) defiende que “no se puede hacer un paralelismo absoluto” en la negociación de las subidas salariales en el sector público y privado

MADRID
SERVIMEDIA

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, defendió este miércoles que “no se puede hacer un paralelismo absoluto” en la negociación de las subidas salariales en el sector público y el privado, “partiendo de la base de que, efectivamente”, los empleados de ambos vienen perdiendo poder adquisitivo en los últimos años.

Así se expresó Álvarez en una entrevista en RNE recogida por Servimedia al ser preguntado por si la CEOE puede utilizar como referencia las cifras que el Gobierno está poniendo sobre la mesa para incrementar los salarios públicos y tratar de que sean el marco en la mesa entre sindicatos y patronal para el sector privado.

“Nuestra posición va a ser de fortaleza en ambas negociaciones”, dijo Álvarez, quien apuntó que “no podemos esperar el mismo resultado exactamente en una mesa de función pública que en un acuerdo que prácticamente sólo habla de recomendaciones salariales”.

En este sentido, manifestó que, por ejemplo, en la mesa de función pública se ponen otras cuestiones sobre la mesa como la jornada semanal de 35 horas. “Si la patronal española está dispuesta a poner sobre la mesa las 35 horas semanales, igual las posiciones de negociación son más flexibles en lo que hace referencia a los salarios”, retó el secretario general de UGT.

Estas declaraciones de Álvarez se producen después de que este mismo miércoles, tanto UGT como CCOO anunciaran un calendario de movilizaciones para exigir el “desbloqueo” de la negociación colectiva a la patronal y que en un período de dos o tres años los salarios no pierdan poder adquisitivo en el sector privado.

Los platos fuertes de dicho calendario serán el 7 de octubre, cuando los sindicatos celebrarán concentraciones ante las sedes de las organizaciones empresariales de toda España, y el 3 de noviembre, con una “gran manifestación” en Madrid.

En paralelo, este miércoles se celebró la primera reunión entre sindicatos y Hacienda para negociar la subida de los salarios de los empleados públicos. Según fuentes sindicales, Hacienda propuso elevar los sueldos un 1,5% más para este año con efectos retroactivos desde el 1 de enero, lo que se sumaría al 2% que ya se incrementó. De cara a 2023 el alza sería del 2,5% y para 2024, un 2%, lo que supondría un 8% en estos tres años.

Los sindicatos valoraron positivamente el encuentro pero tildaron de “insuficiente” la propuesta del Ejecutivo. Las partes volverán a reunirse este jueves.

(SERVIMEDIA)
28 Sep 2022
DMM/mjg