Noticias Economía Nacional

Comercio

Los comerciantes creen que “algo se está cociendo” con las medidas para rebajar el precio de los alimentos “a espaldas del sector”

- Ven “muy bien” el cheque-compra de Podemos combinado con una rebaja del IVA

MADRID
SERVIMEDIA

El presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), Rafael Torres, indicó en relación con las medidas para contener el precio de los alimentos que el Gobierno prevé aprobar en la semana que comienza, pero que continúa sin concretar, que “se está cociendo algo que no sabemos qué es y de espaldas al sector”, lamentando que ni la CEC ni las grandes distribuidoras hayan sido convocadas por el Ejecutivo.

Así lo indicó en declaraciones a Servimedia el responsable de la patronal del comercio minorista, que representa a más de 430.000 comerciantes de todo el país, sobre las propuestas que se han barajado estos meses para hacer frente al principal elemento actualmente responsable de la inflación, entre las que se encuentran una rebaja del IVA, un cheque para familias vulnerables, un impuesto a la gran distribución o incluso un tope al precio de los alimentos básicos.

Torres señaló que siempre se han mostrado en contra de un tope a los precios, medida lanzada por la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, hace varios meses, que encontró el rechazo del sector, de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y de algunos miembros de su propio gabinete. “Es ilegal”, dijo el líder de la CEC al respecto.

En este sentido, cuando la líder de Sumar mostró su intención de alcanzar un acuerdo con las grandes distribuidoras para establecer una cesta de productos básicos a un precio topado, también encontró el rechazo del pequeño comercio. “Si solo hacían un pacto para que fueran más baratos los grandes supermercados, la gente no iba a ir a comprar al comercio de proximidad y eso era inadmisible”, apuntó Torres.

Por el contrario, el cheque de la compra que defienden Unidas Podemos y Yolanda Díaz para familias vulnerables les parece “muy bien siempre y cuando no vaya unido a un nuevo impuesto”. Torres señaló que en la Comunidad Valenciana también se está planteando una medida similar, pero “no es fácil”, porque la administración tiene determinar la manera de materializarlo.

“¿Se va a dar una tarjeta Visa con un saldo? ¿Se va a transferir, como se ha hecho con el bono cultural para los jóvenes, un bono digital? ¿Quién va a ser el público objetivo? ¿Por qué? ¿Cuánto dinero cuesta todo eso? ¿Y de dónde va a salir?”, se preguntó.

Para la CEC , lo más "sencillo y directo” es una bajada del IVA de los alimentos, tal y como se ha hecho con el gas o la luz. Torres se lamentó de que asociar determinado tipo de medidas a una política "más liberal" acaba provocando que no se tomen cuando “una situación extraordinaria, merece soluciones extraordinarias”.

Además, apuntó que es viable llevar a cabo esta rebaja porque el Gobierno lleva una “recaudación extraordinaria”, precisamente debido a la inflación, que hace que, por ejemplo, un impuesto como el IVA recaude “mucho más”.

El líder de la patronal se quejó también de que algunas críticas apunten que esta rebaja afecta a “toda la población” algo que no cree que sea “malo” ya que, incluso, “se puede combinar una bajada del IVA con ciertos bonos sociales a las poblaciones más desfavorecidas”, pero para ello hay que tener “voluntad política” y dialogar con el sector.

(SERVIMEDIA)
25 Dic 2022
JMS/gja