Noticias Nacional
Ampliación

Convención Nacional del PP

Casado previene contra quienes “quieren imitarnos” y avisa de que “no se puede unir a España desuniendo el voto”

- “No hay más PP que éste, el nuestro”. “¡Muchos quieren imitarnos, pero no les sale!”

- “Lo que no unan los electores en las urnas alrededor del PP puede quedarse sin unir”

- “No quiero un PP pequeño, no quiero un PP que sea uno más, quiero un PP que ilusione, que no salgamos a empatar”

Pablo Casado en la clausura de la Convención Nacional del PP | Foto: PP/David Mudarra
MADRID

El presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, previno este domingo contra “quienes quieren imitarnos”, en clara alusión a Ciudadanos y Vox, y avisó de que “no se puede unir a España desuniendo el voto”. Por ello, adelantó que el PP será “ambicioso” porque quiere aglutinar a todo lo que esté a la derecha del PSOE y que “no saldrá a empatar”.

Este fue su mensaje político más fuerte en el discurso que pronunció en la clausura de la primera Convención Nacional auspiciada por su Presidencia, coincidiendo con que hace justo medio año tomó el relevo a Mariano Rajoy y también con la conmemoración del 30 aniversario de la refundación del PP.

Durante más de una hora, se dirigió a todos sus candidatos para reclamarles “ambición” y salir “a convencer” a los votantes de cara a las elecciones europeas, autonómicas y municipales del 26 de mayo. “No quiero un PP pequeño, no quiero un PP que sea uno más, quiero un PP que ilusione, quiero que no salgamos a empatar”, arengó a los suyos.

En palabras de Casado, el objetivo no puede ser otro que “salir a ganar” para “recuperar el futuro de una España en libertad” y en la que se antoja “imprescindible” un PP “fuerte” que pueda “librar” al país de “la amenaza nacionalista y de la rendición socialista”. Ser de izquierdas, dijo, “no puede ser obligatorio”, afirmación que provocó el aplauso general y también el del expresidente José María Aznar.

Valiéndose de un tono firme y contundente, quiso dejar claro que “no hay más PP que éste, el nuestro”, a pesar de que hayan surgido “imitadores” como Cs o Vox. “¡Muchos quieren imitarnos, pero no les sale!”, enfatizó Casado, lo que le sirvió para definir al PP como el “auténtico”.

Tras escuchar estas palabras, en el entorno del presidente popular defendieron su “valentía” al quedarse en el PP y querer liderarlo para “revitalizarlo”, todo ello frente a las “opciones cobardes” como Vox “que se han ido a otro sitio”. “Eso es lo fácil”, aducen las fuentes consultadas.

“EL AUTÉNTICO”

Casado se escudó en que el PP tiene “raíces”, es “abierto” y “no esquiva el contacto”. Así, marcó la estrategia de cara al futuro: se trata de reeditar e incluso superar el modelo andaluz bajo la creencia de que en futuras elecciones el PP sería el único partido capaz de acordar con Vox y Cs en un momento en el que se ha instalado la política de bloques. Y, mientras tanto, convencer a los españoles de que el PP es “el auténtico” para ir minimizando la marca de sus competidores en el espacio de derechas.

En la clausura de la Convención Nacional, la del “rearme ideológico” y la exhibición de músculo, Casado lanzó este mensaje de forma más directa que nunca: “Digamos una y otra vez que quien quiera que gobierne el PP tiene que votar al PP”, dijo sin ambages y al considerar que las elecciones de mayo son “decisivas” para acercarse más a La Moncloa.

En este contexto, el líder de los populares alertó de que “no se puede unir España desuniendo el voto” y precisamente por ello se marcó como reto para las próximas elecciones “unir el voto para unir a los españoles de nuevo”, una tarea que defendió que “solo” puede hacer su partido.

Desde el entorno del presidente del PP precisaron que a corto plazo este propósito consiste en conseguir cristalizar acuerdos antes de las elecciones y luego, desde los gobiernos, “hacer al PP más grande”. En este sentido, las fuentes de la dirección nacional consultadas tienen perspectivas “muy buenas” para la próxima cita con las urnas el 26 de mayo.

En la cúpula popular recuerdan “todo lo logrado” en los primeros seis meses de mandato en el PP de Casado, sobre todo al conseguir la Presidencia de la Junta de Andalucía, y sostienen que con “un poco más de tiempo” podrán hacerse con importantes plazas autonómicas y municipales. Y esto es, dicen, la antesala para hacerse con el Gobierno de España.

“Este es el PP”, defienden las mencionadas fuentes tras escuchar el broche final que ha puesto Casado a la Convención Nacional. Y el proyecto pasa, deslizan desde Génova, por “distinguirse en el campo de las ideas” de Cs y Vox, partidos que “no siguen el ritmo” al ‘nuevo PP’ y que son “sucedáneos”.

Según las citadas fuentes, el líder del PP camina con paso firme hacia un intento de refundación, porque no puede ser tal mientras Vox y Cs no se avengan a ello. De momento, en la dirección popular remarcan su “utilidad” frente a sus competidores y presumen de ser los únicos que pueden hablar con todos, “cuando el resto ni se hablan”.

“MENOS PP, MÁS ENEMIGOS PARA ESPAÑA”

A micrófono abierto, Casado avisó de que “cada voto menos para el PP ha sido un paso más para los enemigos de la nación” y prometió dar “visibilidad a la España razonable” en la que percibió un problema de “desunión” de “una mayoría que ama a España”. Su prioridad, trasladó, es forjar “una mayoría centrada y con ambición de futuro” en el futuro Gobierno de España.

Dicho esto, avisó de que “lo que no unan los electores en las urnas alrededor del PP puede quedarse sin unir”. “¡Los demás parecen incapaces de encontrarse!”, exclamó, criticando de sus adversarios políticos que “quieren ser grandes pero hacen política pequeña”. Precisamente por ello, continuó, “no hay alternativa” al PP.

“Nosotros, a lo nuestro, a España. Y a explicar nuestro proyecto, que es imbatible y es ganador”, reseñó, para a renglón seguido incidir en que el suyo es el voto útil, pero también el voto “fuerte, necesario e imprescindible para librar a España de la amenaza nacionalista y la rendición socialista”. “Solo podemos hacerlo nosotros”, insistió.

De esta forma dio oficialmente el pistoletazo de salida a la precampaña de las elecciones europeas, autonómicas y municipales, con el mensaje claro a los españoles de que “no basta con ponerse el disfraz del PP ni versionar en un karaoke los temas populares” porque lo que hace falta es que aglutine a la mayoría un partido que “saber hacer”, “sabe sufrir” y consagra su vida a aquello en lo que cree.

“No tenemos vocación de minoría indomable, tenemos vocación de mayoría imbatible”, sintetizó Casado, al tiempo que prometió que el PP creará “una gran corriente de cambio social y darle valor electoral” mientras hace “el trabajo que nadie hace”.

(SERVIMEDIA)
20 Ene 2019
MFN/PAI/

Últimos tweets

Últimas noticias