Noticias Nacional
Ampliación
28-A

Casado no ve más rival que un “radical” Sánchez que convierte al PP en “monjas clarisas”

- Avisa de que el PSOE trae “luces rojas” en economía y “oscuras sombras” en lo territorial

Casado en Oviedo | Foto: PP
OVIEDO
Míriam Fdez. Mata, enviada especial

El líder del Partido Popular y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Casado, se esmeró este viernes en dejar claro que su rival es el jefe del Ejecutivo y líder socialista, Pedro Sánchez, de quien consideró que tal es su “radicalidad” que deja a los populares al nivel de “las monjas clarisas”.

Casado eligió Oviedo para dar de forma oficial el pistoletazo de salida a una campaña electoral en la que en realidad lleva inmerso desde hace meses. En el Hotel Ayre, donde participó en la tribuna ‘Asturias punto de encuentro’, repitió que su rival no es otro que Sánchez cuando se le preguntó por el liderazgo político de Santiago Abascal.

“Mi rival es Sánchez. Lo único que he dicho es que Abascal sea un poco más agradecido al partido que tan bien le ha tratado durante 20 años”, respondió Casado, insistiendo así en que su interés es confrontar con Sánchez porque es el otro dirigente con opciones de ganar las elecciones generales del próximo 28 de abril.

Rebajó así el tono contra Vox, partido al que dio la bienvenida a Covadonga, el lugar de Asturias que Abascal ha elegido para arrancar la caravana electoral. “Bienvenidos a la defensa del entorno rural y económico, si es que hablan algún día de economía…”, prosiguió el líder de los populares.

Su lucha, insistió, será contra Sánchez porque hay “luces rojas en materia económica” y “oscuras sombras en materia territorial, convivencia, concordia y legalidad” bajo su mandato y sus alianzas con los “comunistas” de Podemos y los independentistas. En su caso, prometió actuar justo al contrario y “hacer cumplir la ley” en Cataluña nada más llegar al Gobierno.

“Somos monjas clarisas comparados con el PSOE en materia de radicalidad”, enfatizó Casado, que en todo momento rechazó lecciones de quien “está pactando con Arnaldo Otegi, Quim Torra y Carles Puigdemont”. “No ha habido presidente más radical en la historia democrática española”, sostuvo.

“ESPAÑA DIGNA”

Recalcó que a Sánchez “le encanta el boato del poder” mientras que en su caso le da “igual”. “Yo quiero servir a España y también a los que no me votan, a los socialistas, a los independentistas, los comunistas…”, trasladó. “Quiero servir a todos, pero con una España digna”, añadió el candidato del PP.

Se mostró “orgulloso” de presidir un “gran partido” como el PP y aseguró que también sabe hacer “autocrítica”. “Si nos hemos equivocado, tomamos nota y vamos a hacerlo mucho mejor”, dijo a los votantes defraudados a los que directamente quiere volver a “enamorar” con su proyecto “renovado, ambicioso y sin complejos”.

En este punto, se preguntó si es que el PP “no defiende la unidad de España más que nadie” o “no propone bajadas de impuestos”. “¿Los votantes de otros partidos del centro-derecha echan de menos algo en este discurso?”, planteó como interrogación retórica. Aun así, rechazó toda estrategia que pase por “insultar al exvotante” cuando el objetivo es ofrecerle de nuevo “su casa”.

A pesar de admitir un ritmo frenético, con tan solo 6 días de vacaciones desde que tomó las riendas del PP en julio de 2018, se declaró “entusiasmado” con el “reto maravilloso” que tiene por delante y en el que dijo estar dispuesto a dejarse la piel pero no a “traicionar principios”. Frente a los que le critican por sobreexponerse mediáticamente, defendió que el valor de un candidato que “se expone, se desnuda, se da a conocer y contesta”.

“CLARIDAD FISCAL”

Su visita a Oviedo también le sirvió para verse con el comité de empresa de Alcoa, a quienes escuchó durante unos minutos, y para plantear ante los empresarios de la zona su “revolución fiscal” basada en la “claridad” y cuantificada en 16.100 millones de euros más en el bolsillo de los españoles.

Pidió apoyo para su proyecto en un momento en el que Sánchez ha llevado a “una deuda de 21.000 millones de euros” con el objetivo de “dar manivela a sus promesas electorales y para financiar a nuestra costa una nueva campaña”. “Necesitamos volver a los mandos de la Presidencia del Gobierno”, apuntó ante la desaceleración económica.

Además, explicó a los empresarios presentes en este foro-comida que si llega al Gobierno creará un informe de “claridad fiscal” que será una “auténtica revolución” para que todos los contribuyentes sepan en un “informe anual” los impuestos que pagan y rindan con ello cuentas a las administraciones.

“Más importancia a las personas, familias, autónomos y sociedad civil, y gobiernos más austeros, eficientes y eficaces”, prometió el líder de los populares a los empresarios, de quienes se despidió para continuar su viaje hacia Santander y poder hacer una parada en el camino para comer en Santa María de Cayón, el pueblo de su abuela materna.

(SERVIMEDIA)
12 Abr 2019
MFN/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias