Noticias Sociedad

Drogas

Madrid acoge la Marcha Mundial de la Marihuana por una regulación “integral y social” y con un “clima político” favorable

- En 2018 reunió a 25.000 personas

Madrid
SERVIMEDIA

Madrid acogerá este sábado la vigésimo tercera Marcha Mundial de la Marihuana por una regulación “integral y social” de su consumo. Concebida como una jornada “reivindicativa y de esperanza para los cannabicos”, partirá a las 18.00 horas de la Puerta del Sol con el reto de superar los 25.000 asistentes de la anterior y bajo un “clima político que acompaña”.

Así lo consideró, en declaraciones a Servimedia, una de las organizadoras del evento, la representante del comité ejecutivo de la Coalición Europea por unas Políticas de Drogas Justas y Eficaces (Encod), Ana Afuera, quien auguró que a lo largo de la próxima legislatura “se abrirá el debate” aunque admitió desconocer “si se regulará o no” pese a que la sociedad “lo demanda”.

“Creemos que el debate político se está abriendo y que asistimos a un momento importante para pacientes y usuarios con fines recreativos”, defendió, convencida de que la “política de prohibición es fallida y no consigue los objetivos que pretende” y que, por tanto, urge “solucionar los problemas que ha generado”.

Afuera, “totalmente disponible” para colaborar en el desarrollo de “políticas sostenibles”, abogó por reformar las políticas relacionadas con este tipo de sustancias para colocar al usuario “en el centro” y evitar que se vea obligado a acudir al mercado negro para adquirirlas de modo que no se asegure “ni la calidad ni la trazabilidad de lo que consume”.

También incidió en la necesidad de garantizar la “transparencia” en la gestión de las alrededor de 1.200 sociedades cannábicas que hay registrados en España para que cumplan con su función de “proteger la salud pública e informar a los usuarios”. La regulación de estas entidades, que cuentan con sus propios “códigos de buenas prácticas” es, a su juicio, junto a la del autocultivo, el “primer paso para regular el cannabis”.

Tras defender “modelos sin ánimo de lucro, más beneficiosos para los usuarios y el conjunto de la sociedad”, reivindicó la imposición de unas “normas claras” y el “respeto” a los derechos y libertades de los consumidores pero rechazó la “liberalización” del mercado del cannabis.

A este respecto, aseguró que la regulación ayudará a prevenir el consumo de marihuana entre los menores de edad, evitará que colectivos “vulnerables” se vean obligados a acceder a estas sustancias en “lugares conflictivos” y facilitará que las entidades de prevención de los riesgos de consumo puedan promover “hábitos positivos de consumo” como el uso de vaporizadores.

“No es una cuestión de drogas sí o drogas no, sino de que hay unas consecuencias de unas políticas que se ha visto que son fallidas”. “Se ha visto que es imposible erradicar el consumo de drogas”, insistió, al tiempo que instó a explorar la mejor vía para convertirlas en “menos perjudiciales para la sociedad y para la salud de los usuarios”.

MODELO URUGUAYO

Por esta razón, apostó por adaptar a España la “triple regulación”, medicinal, del autocultivo y de los clubes sociales, que define al modelo uruguayo, con el fin de implementar “políticas coherentes y sensatas” que “encajen con los nuevos paradigmas tanto económicos como sociales”, que no generen daños a la salud ni “violen” los derechos y libertades de los consumidores.

Una vez concluya la nueva marcha mundial, que terminará en la Plaza de España con la lectura de un manifiesto, las organizaciones cannábicas continuarán luchando por “hacer oír la voz” de los usuarios y convertirse en “interlocutores válidos” con la administración como representantes de este “movimiento social”.

(SERVIMEDIA)
11 May 2019
MJR/gja