Noticias Nacional
Ampliación

Los independentistas presos se acreditan en un Congreso con seguridad reforzada

Los independentistas presos se acreditan en un Congreso con seguridad reforzada
MADRID

Los cuatro diputados independentistas que fueron elegidos el 28 de abril y que están en prisión preventiva, Oriol Junqueras, de ERC, y Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez, de Junts Per Catalunya, presentaron esta mañana sus credenciales como parlamentarios electos en el Congreso, trámites que finalizaron sobre las 11.10 horas.

Pese a que los medios esperaban en el patio del Congreso, entraron por el parking público de la plaza de las Cortes, desde el que también se accede al Palacio de la Carrera de San Jerónimo. Directamente pasaron por comisaría para el cambio de custodia, ya que en este complejo la seguridad depende de la Policía Nacional del Congreso.

Minutos antes de las 10 ya estaban preparados para subir a la primera planta, donde se entregan las credenciales y donde les esperaban el diputado portavoz de ERC, Gabriel Rufián, y la abogada del partido Carolina Telechea, y por parte de Junts, la portavoz Laura Borràs y la diputada Miriam Nogueras.

Desde las diez de la mañana se encontraban en las salas destinadas a formalizar sus actas de diputado, en las que se les vio acompañados por personal de los grupos parlamentarios y por compañeros diputados.

El Congreso vive hoy un momento especial, con seguridad reforzada en toda la zona y en los accesos, así como en el interior. La escalera principal del edificio de ampliación, en cuya primera planta están las salas de acreditaciones, está cortada el paso. Tampoco se pueden usar esos ascensores.

A las 11.10 abandonaron las salas de trámites, pero no acudieron a la zona donde se les entregan los móviles y los ipads porque a ellos no se les darán, ya que no pueden usarlos en la cárcel. Tampoco hicieron declaraciones a los medios de comunicación.

Sí han recibido las carteras de diputados con el material, pero como no las pueden introducir en la prisión, las guardarán los compañeros en los despachos de sus grupos parlamentarios.

Los presos han podido estar con total “normalidad” con sus compañeros, hasta el punto de que comieron bocadillos que les llevaron dirigentes de sus grupos, según fuentes de Junts.

A la salida, antes de entrar en el ascensor Jordi Sànchez levantó el dedo pulgar en señal de ‘ok’ y dijo que todo había ido “molt bé”.

Antes de que los presos se metieran en el ascensor para volver a la zona de comisaría, intercambiaron abrazos y besos con los parlamentarios de Junst y ERC, como el sentido abrazo entre Junqueras y Rufián.

(SERVIMEDIA)
20 Mayo 2019
MML/MFN/caa/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias