Noticias Nacional

Coalición electoral

El PP ofrecerá a Ciudadanos ir juntos en España Suma si hay repeticion electoral el 10 de noviembre

Casado, en un acto de su partido en Navarra / Foto: PP
MADRID

El Partido Popular de Pablo Casado ofrecerá a Ciudadanos de Albert Rivera presentarse juntos bajo la marca España Suma a las elecciones generales, en el caso de que Pedro Sánchez sea incapaz de sacar adelante su investidura y el próximo 10 de noviembre haya que volver a las urnas.

Fuentes del equipo de Casado explicaron a Servimedia que este es uno de los propósitos de que la formación popular haya registrado la marca España Suma, equivalente a nivel nacional a la que concurrió en Navarra en las autonómicas del 26 de mayo en una coalición integrada por PP, Cs y UPN.

En la sede nacional de la madrileña calle Génova creen que la única posibilidad de ganar a Sánchez en caso de repetirse las generales sería unir a los partidos de centro derecha en una única lista, que la marca España Suma haría posible al estar ya registrada y al haber demostrado su eficacia en Navarra, donde logró ser la más votada en mayo aunque finalmente se quedase sin gobernar por el pacto del Partido Socialista con Podemos, los nacionalistas de Geroa Bai y el apoyo imprescindible de EH Bildu en forma de abstención.

El PP asume que, si se repiten las generales, el PSOE de Pedro Sánchez volverá a ser la fuerza más votada e incluso mejorará sus resultados del pasado 28 de abril con más votos y escaños que entonces gracias la caída de Unidas Podemos que reflejan todas las encuestas. La formación de Pablo Casado, que sufrió en abril el peor resultado de su historia hasta quedarse con 66 diputados en el Congreso, barrunta que mejoraría su representación en 10-25 escaños pero también asume que ese incremento podría ser insuficiente para arrebatar el poder a Sánchez.

Por eso, el PP estima que la mejor baza para que el centroderecha vuelva a La Moncloa pasa por unir fuerzas con Ciudadanos y presentarse juntos a las elecciones generales, ya que de ese modo están convencidos de vencer al PSOE. Este convencimiento lo basan en los propios resultados del pasado 28 de abril, en los que Pedro Sánchez arrasó en las urnas con 7.480.755 votos, frente a los 4.356.023 del PP y los 4.136.600 de Cs. La suma de ambos alcanzaría las 8.492.623 papeletas, un millón más que los socialistas.

Con vistas a la posible repetición de las elecciones generales el próximo 10 de noviembre, en el PP consideran que el resultado de una candidatura conjunta bajo la marca España Suma podría ser incluso mejor y rondar los 10 millones de votos, ya que los comicios del 26 de mayo mostraron una recuperación de los populares en detrimento de Vox que se está viendo ratificada por las encuestas publicadas desde entonces y eso daría mayores alas a la coalición.

EN MANOS DE RIVERA

El PP está dispuesto a experimentar esa fórmula de coalición electoral con Ciudadanos si Pedro Sánchez fracasa otra vez en su intento de investidura de aquí al 23 de septiembre y el rey Felipe VI acaba viéndose obligado a disolver las Cortes Generales y ordenar la repetición de los comicios por la incapacidad del PSOE y de Unidas Podemos para ponerse de acuerdo en formar un nuevo gobierno de izquierdas.

No obstante, las fuentes populares consultadas admiten a Servimedia que la coalición electoral en la marca España Suma dependerá de la posición de Albert Rivera, quien temen que la rechazaría porque su objetivo prioritario "no es echar a Sánchez" de La Moncloa, sino superar en votos al PP para liderar la oposición e intentar convertirse en el presidente del Gobierno tras otras futuras elecciones.

En el PP reconocen como lo más probable que Rivera rechace que los dos principales partidos del centroderecha se presenten juntos a las elecciones, en una misma marca que además ha registrado el partido de Pablo Casado y en cualquier caso por detrás del líder de los populares. Porque la oferta que desde la calle Génova de Madrid están dispuestos a plantear a la formación naranja es que el aspirante a la Presidencia del Gobierno sea Casado, por tratarse del actual líder de la oposición y haber conseguido en abril más votos y escaños que Rivera.

Las mismas fuentes aseguran que "lo más posible" es que Rivera rechace algo así porque tienen el convencimiento de que el líder de Ciudadanos "sólo quiere ser presidente del Gobierno" y no se conformaría con ser el vicepresidente de Casado. Para eso, "prefiere ser el líder de la oposición", critican tras el intento que realizó tras el 28-A para presentarse como tal pese a que el PP le superó en 9 diputados y más de 200.000 votos.

El PP considera que la marca España Suma debería servir al menos para presentarse juntos al Senado si se repiten las generales, con la intención clara de arrebatar allí al PSOE la mayoría absoluta que logró el pasado 28 de abril. Sin embargo, el partido de Casado teme que Rivera tampoco aceptará algo así porque "sólo le importa el Congreso".

El registro de la marca electoral España Suma por parte de los populares ha ido acompañada de marcas equivalentes en todas las comunidades autónomas ante la posibilidad de que fuera útil en algunos territorios, como por ejemplo en Cataluña, donde hace meses que se especula con la posibilidad de unas nuevas elecciones autonómicas justo después de que el Tribunal Supremo dicte en otoño la sentencia del 'procés' y condene a los políticos juzgados y que se encuentran en prisión preventiva por el referéndum ilegal del 1 de noviembre de 2017 y la posterior declaración unilateral de independencia que aprobó el Parlamento regional.

El PP no ve con malos ojos presentarse junto a Ciudadanos en Cataluña, ni siquiera a pesar de que en esta comunidad los candidatos naranjas ocuparían la mayor parte de la lista y llevarían la voz cantante dado que tienen mucha mayor presencia que los de Casado. Al contrario, lo ven como un gesto de buena voluntad que Rivera debería corresponder a la inversa a nivel nacional.

Las marcas autonómicas de España Suma también ofrecen al PP la posibilidad de articular una lista electoral conjunta con Ciudadanos en algunos territorios donde fuera posible ponerse de acuerdo y además conveniente para superar al PSOE, ya que el reparto de escaños en las elecciones generales beneficia generalmente a la fuerza más votada al tratarse de circunscripciones más pequeñas que en otras convocatorias con las urnas.

En cualquier caso, apuntan fuentes del PP, para cualquiera de estos escenarios era imprescindible tener registrada la marca España Suma y sus equivalentes autonómicas ante la posibilidad de que se convoquen elecciones rápidamente y no haya tiempo suficiente para realizar los trámites administrativos requeridos.

(SERVIMEDIA)
15 Ago 2019
PAI/

Últimos tweets

Últimas noticias