Noticias Nacional
Ampliación

Elecciones generales

El Iglesias más “patriota” cierra campaña dispuesto a gobernar con Sánchez sólo porque confía “en España”

- Asegura que muchos socialistas le prestarán el voto y no permitirán a Sánchez pactar con el PP

Cierre de campaña de Unidas Podemos en Madrid | Foto: Servimedia
MADRID

El candidato de Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, proclamó este viernes en el mitin de cierre de campaña que la suya es “la única fuerza política patriota” por su defensa del bien común y se declaró “dispuesto” a gobernar con el PSOE, no por que confíe en él, sino porque confía “en España”.

En el Pabellón 1 de Ifema -bastante lleno con casi 5.000 asistentes- Iglesias reiteró sus críticas de los últimos días al supuesto giro del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, hacia la derecha, enumerando otra vez los guiños que le hizo al PP en el debate del lunes como antesala de un posible pacto, pero dio un giro a sus últimas intervenciones en la parte final de su discurso

“A partir del lunes vamos a dejar todos los reproches atrás y vamos a tender la mano al PSOE para formar un Gobierno progresista en el que haya representación de cada formación política en proporción al peso que tiene”, adelantó. Y aseguró que la gente le pregunta “por qué lo vamos a hacer, si ya conocéis a Pedro Sánchez”.

Una objeción que aceptó y resolvió a continuación apelando, una vez más en la campaña, a las bases socialistas: “Pedro Sánchez no se lo cree, pero sus votantes y sus militantes son de izquierdas y muchos de ellos nos van a prestar el voto el próximo domingo”. Según dijo, ellos saben que la única forma de que se lleven a cabo las medidas que desean es que Podemos esté en el Gobierno. Y, perdonándole un poco la vida a Sánchez, remató: “Por eso estamos dispuestos a gobernar con el PSOE, no por que confiemos en ellos, sino porque confiamos en España”.

El candidato de Unidas Podemos reiteró su tesis de que, si sale más fuerte de las urnas el 10-N y el PSOE más débil, a Sánchez “no le va a quedar más remedio” que pactar con ellos porque “la propia militancia socialista no le va a permitir que pacte con la derecha”, de forma que estaramos cerca de “ese gobierno de coalición histórico que, por primera vez, plantee que a los privilegiados hay que ponerles límites.

Iglesias se declaró “orgulloso” de quienes hace 40 años incluyeron los artículos sociales en la Constitución, texto que esgrimió como su “caja de herramientas” y “programa” para hacer frente a una recesión. Y remató su discurso con una enumeración 'in crescendo' que fue enardeciendo al auditorio,

En ella, definió a Unidas Podemos como la única fuerza política dispuesta a defender a los pequeños productores, a acabar con la casas de apuestas, a que los bancos devuelvan el rescate y otras medidas; la única fuerza política que defiende la Constitución en todo lo que se refiere a los derechos sociales y, finalmente, como “la única fuerza política patriota”, por su defensa del bien común, y de todos los pueblos de España.

Por eso, concluyó que “el voto de la patria, el voto de la gente, el voto de un pueblo que quiere democracia porque quiere poder para defenderse de los poderosos, es el de Unidas Podemos”. Con la arenga final: “Haced que entiendan de una vez lo que significa el sí se puede. El pueblo unido jamás será vencido”.

Iglesias comenzó su intervención volviendo al argumento inicial de Irene Montero en el mitin, que ya expuso en el debate de anoche, porque, según él, explicó el significado de la democracia, el instrumento de los que no tienen nada para enfrentarse a los que lo tienen todo”, porque “si la economía no está limitada por la democracia, entonces hay la dictadura del más fuerte”. De ahí justificó la necesidad de “organizarse en un Gobierno para enfentarse” a las multinacionales o al Ibex. Pero, como en los últimos días, Iglesias enjuició que “queda muy poco de aquel Pedro Sánchez” de finales de 2016 y la entrevista en 'Salvados'. “En la última campaña todavía quedaba algo”, admitió, cuando no se oponía a gobernar con Unidas Podemos, pero ya no.

Como esta mañana en Toledo, bromeó que, al decir Sánchez que sometió a la Fiscalía al Gobierno en una entrevista por cansancio, ello le hizo comprender “la importancia que tiene para Pedro Sánchez dormir”, porque “si está cansado, la separación de poderes se termina”.

La portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Irene Montero, abrió el acto reiterando su mensaje principal de ayer en el debate de mujeres: que, si el resto de partidos renuncian a la política porque tiene que imperar la ley de la selva de la economía, “para qué se presentan a las elecciones”.

“¿Cómo no va a estar la ultraderecha en su salsa?”, preguntó. Reivindicó la necesidad de que esté en el Gobierno un partido que, no sólo en campaña, trabaje por los derechos de la mayoría social, y también insistió, ante la duda de por qué van a conseguir del PSOE ahora lo que no lograron en verano, en que “las cosas importantes no salen a la primera”.

Luego, el número 5 por Madrid, Rafa Mayoral, comenzó entonando un “de norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste” y reclamó que “las instituciones metan en cintura a los fondos buitre”. Juantxo López de Uralde, por su parte, presentó a la candidatura como “la naturaleza que se defiende” después de las tristes imágenes del Mar Menor.

La número uno por Navarra y portavoz adjunta en el Congreso, Ione Belarra, preguntó si queremos dejar a nuestros hijos una sociedad en la que los matones de la clases sean elegidos delegados y se negó a que el PP “nos diga quiénes somos” porque, “aunque les joda”, este país habla también catalán, euskera, gallego y las lenguas de todos los inmigrantes que vienen.

También el secretario general del PCE, Enrique Santiago, proclamó que “los que vienen y trabajan aquí son compatriotas” y, en alusión a la revuelta de Chile, que “se acabó la sumisión de los pueblos”, además de enorgullecerse de los jóvenes que se rebelan contra la precariedad.

La cabeza de lista por Las Palmas, Victoria Rosell, se llevó una de las ovaciones de la noche al llevar al mitin la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que condena definitivamente al juez Alba y le priva de su cargo judicial por maniobrar junto al exministro de Industria José Manuel Soria para desacreditarla con falsas acusaciones. “¡No estás sola!”, coreó el público

El secretario de Acción de Gobierno, Pablo Echenique leyó una carta a un ficticio votante progresista que no iba a votar a Unidas Podemos sino al PSOE (“¡No, no!” dijo alguien en el auditorio), enumerando los puntos en los que estaría de acuerdo con él, le aseguró que el único voto que puede ayudar a conformar un Gobierno como el que desea es el de Unidas Podemos. “Apretar el botón morado también ayuda a dormir bastante bien por las noches”, remató.

La portavoz del Consejo de Coordinación de Podemos y cabeza de lista por Cádiz, Noelia Vera, calentó desde el principio al auditorio con un “¡Ay Pedrito, ay Calviño, qué mal os ha salido la jugada, aquí estamos Unidas Podemos, qué mal habéis calculado, amigos!”. Bromeó que a la hija de la que está embarazada le dice “qué maravilla que vas a nacer en el momento justo” y puso a toda la concurrencia en pie al cantar “¡no pasarán!”. Terminó arengando a los suyos con un “a por ellos, que son pocos y cobardes y no saben dónde se han metido”.

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, comenzó revelando que les acababan de comunicar que el expresidente de Brasil Luiz Inázio Lula da Silva acababa de salir de la cárcel, lo que saludó todo el público puesto en pie, y lo puso como ejemplo de que “sí se puede”. Pasando al PSOE, criticó que Pedro Sánchez les defina ahora como de extrema izquierda y no de izquierda como en abril, y -tras preguntar al auditorio si alguien se había movido en estos meses- coligió que es él quien les ve más lejos porque se ha desplazado hacia la derecha.

Al presidente también le advirtió: “Hay que intervenir el mercado, porque si no el mercado te interviene a ti, como ha pasado con Pedro Sánchez”. También dio por fracasado el supuesto intento del PSOE de dividirles y fragmentarles con la repetición electoral, algo especialmente relevante en su boca por haber tenido opiniones distintas de Podemos en algún momento de la negociación con los socialistas. Y terminó enardeciendo al auditorio con una promesa de república que la gente coreó con el típico “España mañana será republicana”

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, interpretó este viernes que “muchos socialistas catalanes se avergüenzan” del nuevo discurso que está empleando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y han quedado “huérfanos”, por lo que les anunció que Unidas Podemos no les va a fallar.

Colau, que gobierna en coalición con el PSOE, justificó su presencia en el mitin diciendo que “no hay mejor lugar para estar hoy” que Madrid, para rechazar los “discursos de odio” y “reivindicar el amor como el sentimiento más revolucionario”. “Nunca vamos a permitir que la política de trincheras, del conmigo o contra mí, nos divida a la gente común. Es una estrategia conocida de los de arriba dividir a los de abajo”.

Añadió que le duele como catalana que se use a Cataluña como “arma arrojadiza”, y, aunque reconoció que “no va a ser fácil salir de aquí”, insistió en defender el diálogo y la desjudicialización como única solución. Además, metió “por desgracia al socialismo” en el mismo saco que al PP, Ciudadanos y Vox por su reciente apuesta por la amenaza. “La gran decepción llegó”, añadió, “cuando hicimos a Pedro presidente” y “Pedro nos ha fallado” y “está comprando el discurso de la derecha también en Cataluña”. Así, interpretó que “muchos socialistas catalanes se avergüenzan” de ese discurso y han quedado “huérfanos”.

A la vez, criticó el unilateralismo de los independentistas sin tener a la mayoría de catalanes a favor de ello y su empeño en no ver más que la derecha, de la España “irreformable, porque ésa es una idea profundamente reaccionaria y de derechas”.

En materia social, reivindicó algunas de las medidas de su Ayuntamiento, como el operador energético municipal, el dentista gratuito y el 30% obligatorio de vivienda pública en cualquier promoción, y, dirigiéndose otra vez a “Pedro”, le espetó: “Sí se puede… si se quiere”.

(SERVIMEDIA)
08 Nov 2019
KRT/mjg/

Últimos tweets

Últimas noticias