Noticias Nacional
Ampliación

Elecciones generales

Pedro Sánchez pierde 3 escaños y tiene más difícil conformar gobierno tras el 10-N

- El PSOE baja de 123 escaños a 120 mientras el PP sube de 66 a 88

- Vox asciende a tercera fuerza del Congreso con 52 parlamentarios, más del doble que en abril

- Ciudadanos sufre una debacle al caer de 57 a 10 diputados en apenas seis meses

Pedro Sánchez, al celebrar el triunfo en la calle Ferraz de Madrid | Foto: PSOE
MADRID

El PSOE de Pedro Sánchez ha ganado las elecciones generales del 10-N pero ha perdido 3 diputados y más de 700.000 votos respecto a los anteriores comicios de abril, lo que dificulta sus opciones para ser investido presidente del Gobierno de cara a una nueva legislatura.

La repetición electoral que forzó Pedro Sánchez este verano ante las dificultades para llegar a un pacto de gobierno con Unidas Podemos ha desembocado en un escenario más complejo para la gobernabilidad de España.

Pedro Sánchez tenía tras el 28-A dos opciones: una con Ciudadanos que sumaba 180 diputados y otra con Unidas Podemos que llegaba a 165. La primera fue descartada por ambos partidos desde la misma noche electoral. La segunda resultó impracticable por las diferencias políticas y personales con Pablo Iglesias.

Ahora la opción del partido naranja se ha esfumado por completo tras la hecatombe que Albert Rivera ha sufrido en las urnas. Ciudadanos es el gran derrotado de estos comicios al perder 2,5 millones de votos y pasar de los 57 diputados logrados en abril a sólo 10. Destacados dirigentes de esta formación como José Manuel Villegas, Juan Carlos Girauta, Miguel Gutiérrez y Patricia Reyes quedan fuera del Congreso y abocan al partido casi a la irrelevancia parlamentaria.

La opción del pacto de izquierdas también se complica para Pedro Sánchez porque el PSOE baja tres y Unidas Podemos desciende siete. La entrada de Más País de Íñigo Errejón no compensa esa caída del bloque se izquierdas. Juntos, los tres se quedan en 158 parlamentarios en la Cámara Baja, frente a los 165 que sumaban el 28-A.

DESBLOQUEO INSTITUCIONAL

El desbloqueo institucional no parece sencillo a la vista de las enrevesadas sumas que harían falta. Tras el 10-N, Sánchez vuelve a apostar por un "gobierno progresista" que requiere al menos el apoyo de Unidas Podemos y Más País. Pero a los 158 diputados de estos tres partidos debería incorporar otros 18 más con partidos nacionalistas e independentistas si quiere ser investido por mayoría absoluta en primera votación.

Al frente del bloque separatista queda Esquerra Republicana con 13 parlamentarios, seguido de Junts per Catalunya con 8; EH Bildu con 5 y la CUP con 2. Entre los partidos nacionalistas, destacan los 7 del PNV, 2 de Coalición Canaria, 1 del Bloque Nacionalista Galego, 1 del Partido Regionalista de Cantabria y 1 de Teruel Existe.

Pedro Sánchez necesitará a varios de estos partidos, sea con voto afirmativo o con abstención, para repetir al frente de La Moncloa. La pretensión del líder socialista es iniciar los contactos a partir del martes e implicar en la gobernabilidad a todas las formaciones (excepto a Vox) para que faciliten la constitución de un gobierno "progresista".

CRECE EL CENTRO DERECHA

Conformar una alternativa desde el centroderecha resulta imposible. La fortísima caída de Ciudadanos en estas elecciones, al descender de 57 a 10 parlamentarios -Rivera ha convocado un congreso extraordinario en el que se valorará su futuro al frente de la formación naranja- impide cualquier suma y deja al Partido Popular de Pablo Casado como líder de la oposición.

El bloque del centroderecha crece en estas elecciones generales del 10-N gracias a la recuperación del Partido Popular, que pasa de 66 a 88 diputados; y sobre todo de Vox, que duplica sus resultados del pasado mes de abril, al dispararse de 24 a 52 representantes en el Congreso. Además, Navarra Suma repite los dos diputados que ya consiguió en las últimas elecciones gracias a la lista conjunta que presentaron en esta comunidad PP, Ciudadanos y UPN. Junto a Vox, estos cuatro partidos suman 152, tres más que los 149 obtenidos el pasado 28-A. Sin embargo, no pueden construir una alternativa a un gobierno progresista de Pedro Sánchez.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, recupera parte de la representación que perdió el 28 de abril. Su formación gana los comicios en Castilla y León, Cantabria y Galicia, donde en 2020 Alberto Núñez Feijóo buscará la reelección al frente de la Xunta.

Además, ha empatado a escaños en la Comunidad de Madrid, en La Rioja y en Baleares con el PSOE. En la Región de Murcia, feudo tradicional del PP, el partido de Pablo Casado se ha visto superado por Vox, que ha sido el más votado pese a empatar en escaños en esta comunidad con populares y socialistas.

El éxito electoral de Santiago Abascal, que duplica sus representantes y se convierte en la tercera fuerza política del país tras PSOE y PP, ha eclipsado la remontada de la formación de Pablo Casado.

(SERVIMEDIA)
11 Nov 2019
PAI/mjg/

Últimos tweets

Últimas noticias