Noticias Sociedad Salud

La sanidad española pierde 50.000 empleos en dos meses

- Acumula una temporalidad del 23%, según CSIF

MADRID

La sanidad española destruyó 50.000 empleos durante los meses de septiembre y octubre, según un informe del CSIF que indica que se basa en datos de la Seguridad Social.

A esta cifra se une una tasa de temporalidad del 23 por ciento, que "bate récords", muy cerca de la que se registra en el sector privado, agregó el sindicato. Por ello, lanzó la voz de alerta ante "la situación de vulnerabilidad y deterioro que sufren las plantillas de nuestro Sistema Nacional de Salud", que inciden directamente sobre los niveles de calidad que reciben los ciudadanos cuando acuden a los centros de salud, a las urgencias hospitalarias o aguardan una lista de espera para una prueba o intervención quirúrgica.

Según CSIF, a estos datos se suma el retraso en las ofertas de empleo público. De las casi 145.000 plazas temporales que se cuantificaron en 2017, solo se han ejecutado el 50% y de ella, todavía hay miles de profesionales pendientes de su incorporación a su puesto de trabajo.

Estimó que a fecha de hoy hacen falta como mínimo unos 117.000 profesionales sanitarios en todo el país, una cifra que resulta de las plazas pendientes por salir y de los puestos de trabajo destruidos por las tasas de reposición en las distintas comunidades.

Esta situación es "inadmisible para un servicio básico del Estado del bienestar", apuntó, "teniendo en cuenta además que nos encontramos en plena ola de frío y en el desarrollo de la campaña contra la gripe, con el consecuente incremento de la presión asistencial".

Para CSIF, esta falta de personal se traduce en la no cobertura de bajas o libranzas; incremento de las listas de espera con miles de personas pendientes de intervenciones quirúrgicas ante la escasez de especialistas; quejas de profesionales por la presión asistencial; operaciones que se posponen; reclamaciones de pacientes; agresiones verbales y físicas a personal sanitario; y cierre de plantas.

Por otra parte, CSIF llamó la atención sobre las diferencias retributivas del personal sanitario entre comunidades autónomas, que superan los 700 euros al mes de media. En el caso de los médicos de familia y de Atención Primaria, las Comunidades que mejor pagan las guardias son Murcia (28,26 euros/hora en días laborables); Castilla-La Mancha (27,98 euros/hora) y Baleares (27,05 euros/hora). En cambio, las que ofrecen menos retribución son Comunidad de Madrid (11,5 euros/hora); Andalucía (17,42 euros/hora) y Ceuta y Melilla (19,14 euros/hora).

Si se toma el ejemplo de los casos más extremos, un médico de familia en Murcia ganaría 1.441 euros, mientras que en la Comunidad de Madrid ingresaría solo 586,76 euros por el mismo trabajo y las mismas horas. Afirma el sindicato que estas desigualdades se repiten también en los colectivos de enfermería de Atención Primaria, que pueden ganar hasta tres veces menos según las autonomías, y de los médicos especialistas.

(SERVIMEDIA)
18 Nov 2019
AGQ/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias