Noticias RSC Economía

RSC

Expertos en RSE creen que la crisis aumentará las certificaciones de gestión responsable

- Gobierno y empresas elogian la contribución de la norma de Forética SGE21, que cumple 20 años

Expertos en RSE creen que la crisis aumentará las certificaciones de gestión responsable
MADRID

Representantes del Gobierno y de empresas han reconocido la contribución que ha tenido Forética a la certificación de la gestión ética y responsable en España con su norma SGE21, que ha cumplido 20 años, y han coincidido en que la demanda de este tipo de auditorías aumentará tras la actual crisis.

Estos expertos en responsabilidad social empresarial (RSE) han participado en un encuentro organizado por Servimedia y Forética con motivo de las dos décadas de existencia de la SGE21, la primera norma europea de certificación en este ámbito y que ha acreditado a más de 150 empresas y organizaciones de España, Europa y Latinoamérica.

Para el director general de Forética, Germán Granda, estos 20 años han sido un recorrido de éxito, desde unos comienzos en los que hubo que “abrir camino” en España con la certificación de la gestión ética hasta el momento actual, en el que las empresas y las entidades públicas han tomado conciencia de los beneficios de apostar por ello e incluso el Ministerio de Trabajo y Economía Social tiene una dirección general dedicada a la RSE.

Granda cree que al mayor interés que vienen demostrando en los últimos años las empresas por cuestiones como la sostenibilidad, se suma que la pandemia ha puesto de manifiesto una serie de vulnerabilidades y necesidades en las grandes compañías y pymes que hacen que la RSE cobre más valor de cara al futuro.

Las empresas que antes apostaron por la RSE están aguantando mejor la crisis y afrontan con más garantías los nuevos desafíos, en opinión del director de Forética. En este marco, subrayó que la evaluación externa de la gestión socialmente responsable adquiere una relevancia mayor.

"LLUVIA FINA"

La directora general de Trabajo Autónomo, Economía Social y Responsabilidad Social de las Empresas, del Ministerio de Trabajo y Economía Social, Maravillas Espín, ensalzó “el valor y el peso específico” que ha conseguido en estos 20 años la SGE21, que se ha convertido “en una norma de referencia en España y Latinoamérica”, que destaca por la variedad de empresas que ha avalado, ya sea de titularidad pública o privada”.

Según Espín, la apuesta por la RSE es “una tarea de lluvia fina” que se hace más necesaria en los tiempos “difíciles” que estamos viviendo, como estrategia de gestión para conseguir una sociedad "más equitativa".

Así, aseguró que para su Ministerio es una prioridad para esta legislatura la reactivación del Consejo Estatal de Responsabilidad Social de las Empresas (Cerse) y esperan hacerlo realidad en el primer trimestre de 2021, una vez que el Consejo de Estado haya emitido dictamen a su reglamento.

MÁS REPUTACION

En el encuentro, Julia Moreno, responsable de Sostenibilidad y RSE en Forética, dijo que la SGE21 ha tenido una gran acogida por su transversalidad en la certificación de las distintas áreas de negocio, su flexibilidad para adaptarse a grandes y pequeñas empresas, y porque su uso eleva la reputación externa de las empresas adheridas de cara a clientes, a la convocatoria de licitaciones o a la posible apertura a mercados extranjeros.

María Gómez, del área de Nuevos Productos de Bankia, dijo que “las empresas cada vez necesitan más integrar la gestión responsable no sólo como un aspecto global de sostenibilidad de la compañía, sino como un generador de oportunidades, mitigación de riesgo y competitividad”.

Por eso, Bankia puso en marcha ‘Gestión responsable’, una herramienta de autoevaluación desarrollada a partir de la SGE21 que permite a una empresa conocer su nivel de desempeño en la RSE y ayudarle a mejorar.

En el encuentro, Alfonso Medrano, de Everis, explicó que su empresa ha impulsado la transformación digital de la SGE21 con tecnología blockchain, para hacer la certificación más segura, ágil y transparente.

Raúl Mesa, de Oca Global, presentó datos actualizados sobre los perfiles de empresas que piden ser certificadas. La mayoría son de los sectores de servicios, empresas de trabajo temporal y limpieza, y en cuanto al tamaño, se reparten casi al 50% grandes empresas y pymes.

Como tendencia, dijo que el sector de seguridad cada vez muestra más interés en pasar la SGE21, así como la administración pública y el textil.

A su juicio, las acreditaciones de calidad en la gestión responsable van a ir al alza porque los propios empresarios y administraciones lo reclaman, y porque la sociedad cada vez demanda más transparencia y apuesta por lo socialmente responsable.

"APOYO DESDE ARRIBA"

En representación de Aigües de Barcelona, Mónica Rubio destacó que la SGE21 les ayuda por un lado a tener “una gobernanza más robusta” y un mayor rol de la ética en las relaciones con proveedores, y por otro, que las administraciones públicas valoran mucho en las licitaciones que su empresa use una certificación de este tipo, porque desde lo público cada vez se tiene más “sensibilidad” por este tema.

Diego Zamorano, de Sacyr, dijo que a su compañía le ha venido muy bien una norma “exigente” como la SGE21, porque Sacyr ha hecho de la RSE un área “estratégica” en la que se ha implicado personalmente el propio presidente, que preside el comité de sostenibilidad.

“Nuestro Consejo aprobó un impulso a la RSE y esto, si no se apoya desde arriba, no funciona”, agregó Zamorano. “Ahora, es algo que nos piden desde fuera, y las administraciones con las que licitamos valoran muy positivamente que tengas una RSC robusta y que la tengas certificada”.

Desde el Hospital Universitario La Moncloa, su director médico, Carlos Zarco, dijo que la RSE se ha convertido en un valor estratégico de mejora en la gestión de las organizaciones. Su centro lleva la RSE en "su ADN”, indicó, y por eso se viene auditando desde hace años con la SGE21.

“Ante los nuevos retos que plantea la sociedad en este escenario pandémico, se hace más necesario que nunca desarrollar un cambio cultural, social y económico para que los sistemas sigan siendo sostenibles y aquí la SGE21 juega un papel fundamental”, apunto Zarco.

Desde la empresa textil Original Buff, su directora de Personas, Almudena Cara, comentó que la SGE21 ha ayudado a su compañía a estructurar y formalizar mejor todo lo relacionado con la RSE y a vender mejor su reputación social en el extranjero, donde la RSE “está muy bien valorada desde hace muchos años y nos permite crear sinergias con grupos de interés afines”.

(SERVIMEDIA)
08 Nov 2020
JRN/mjg/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias