Noticias Discapacidad

Audición

Personas sordas aplauden la presencia de la lengua de signos en el Informe Mundial sobre la Audición de la OMS

Madrid

La Federación Mundial de Personas Sordas (WFD) y la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), su socia en España, han acogido con satisfacción la incorporación de la lengua de signos en el ‘Informe Mundial de la Audición’ que acaba de hacer público la OMS (Organización Mundial de la Salud) con motivo del Día de la Audición.

El informe, cuya finalidad es contribuir a que la salud auditiva se contemple dentro de las distintas políticas nacionales como parte de la cobertura sanitaria universal, evidencia que las barreras que más afectan a las personas con pérdida auditiva son las barreras de comunicación, y justifica la presencia de la lengua de signos en estas políticas.

Es un reconocimiento tácito a los derechos lingüísticos de este colectivo que ambas entidades confían que se traslade cuanto antes a la práctica: “Las personas sordas somos mucho más que un oído que rehabilitar”.

PRIVACIÓN LINGÜÍSTICA

Para la WFD y su red asociativa cualquier política encaminada al cuidado de la audición que se precie debe brindar a las personas sordas la posibilidad de comunicarse en su lengua natural: “No solo porque garantiza el acceso a la información y a la comunicación, sino por la relevancia que tiene en la conformación de su identidad”.

De ahí que muestren su rechazo unánime a la privación lingüística que afecta a parte de la población sorda, condenándola al aislamiento y la incomunicación: “Negar el acceso de las personas sordas a la lengua de signos supone un atentado a sus derechos fundamentales y les impide desarrollarse de forma libre y plena”.

En esta línea, esta red al completo aboga por la adquisición temprana de la lengua de signos por parte de la infancia sorda. Una cuestión a la que se alude en el artículo 25 de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, y que su Comité hace propia, al recomendar a los gobiernos que apoyen la prestación de servicios de lengua de signos a todos las niñas y niños sordos con y sin tecnología auditiva.

ATENCIÓN TEMPRANA

Con el fin de proporcionar servicios de atención temprana de calidad a la infancia sorda y sus familias, la Federación Mundial de Personas Sordas considera esencial que médicos, logopedas y especialistas de la rehabilitación auditiva colaboren con profesionales sordos, profesorado nativo de lengua de signos y organizaciones representativas de personas sordas.

Una recomendación a la que se suma la CNSE. A su juicio, “el colectivo de personas sordas es muy diverso y su realidad heterogénea”. “Es necesario partir de un enfoque integral libre de prejuicios y estereotipos que trabaje para normalizar la sordera, potenciar las capacidades de estos niños, y dotar de estrategias a sus familias para sentirse seguras en el proceso de crianza y educación de sus hijos e hijas”, manifiesta la entidad.

Por último, la WFD pide que se tengan en cuenta todos los contextos que afectan al niño, tanto dentro de la familia y en la escuela como en su socialización, y anima a fomentar el contacto con otros niños y jóvenes sordos: “Nada contribuye tanto a la construcción de una identidad sorda positiva como ‘saberse’ parte de una comunidad".

(SERVIMEDIA)
03 Mar 2021
APP/clc/

Últimos tweets

Últimas noticias