Noticias RSC

Seguridad vial

Los expertos destacan la importancia de la revisión y mantenimiento del líquido de frenos, un elemento esencial para la seguridad en la conducción

Los expertos destacan la importancia de la revisión y mantenimiento del líquido de frenos, un elemento esencial para la seguridad en la conducción
MADRID

Los frenos son un elemento esencial en cuanto a la seguridad de conducción, motivo por el que los expertos insisten en la importancia de mantenerlos en el mejor estado posible y realizar un buen mantenimiento y un elemento esencial es el líquido de frenos.

Este líquido se encarga de accionar el sistema de freno hidráulico y de transmitir la fuerza del cilindro maestro a los cilindros de las ruedas, que provoca que las pastillas de freno se presionen contra los discos haciendo que el vehículo frene.

Por ello, cuando haya que cambiar el líquido de frenos es imprescindible utilizar únicamente uno debidamente homologado para el vehículo. Se pueden encontrar los datos correspondientes en el manual de usuario y/o en el depósito y se recomienda comprar productos de fabricantes conocidos y de calidad y nuevos. Los especialistas detallan que para realizar un cambio completo es necesario aproximadamente un litro de líquido de frenos.

Según las clasificación dell Departamento de Transportes de EEUU (DOT, Department of Transportation) se pueden clasificar los líquidos de freno en función de que se utilicen en coches diseñados para velocidades bajas y medias, utilizándose principalmente en los sistemas con mecanismo de freno de tambor en los ejes, o sistemas con discos en el eje delantero y tambores en el eje trasero (DOT3); en coches de altas velocidades que disponen de mecanismo de freno de disco, incluso los ventilados, en ambos ejes (DOT4), en vehículo deportivos cuyos sistemas de frenado trabajan a altas temperaturas (DOT5.1), en aquellos que tienen los mismos usos y requerimientos que los productos DOT 5.1 pero tienen una base diferente (DOT5) y los que deben cumplir las normas más estrictas aprobadas basadas en los requerimientos del sistema ABS (DOT4 Class 6).
También hay diferencia en función de su formulación. Los de minerales se basan se basan en fracciones purificadas de petróleo. Son unos productos con unas propiedades de lubricación muy buenas. Protegen de forma segura las partes del sistema y no absorben humedad. Se usan principalmente en generaciones más antiguas de coches ya que no cumplen con la normativa moderna.
Los glicólicos se basan en poliglicoles y sus éteres. Sus características están mejoradas pero tienden a absorber humedad. Esta humedad puede hacer que la temperatura de ebullición disminuya, lo que a su vez provoca un aumento de la viscosidad a baja temperatura. Principalmente se usan en coches modernos.
Lo de silicona tienen su base en polímeros de organosilicio u organosiliconas. Su viscosidad se mantiene estable independientemente de la temperatura. No absorven humedad, pero sus propiedades lubricantes son insuficientes y son caros. Suele tener tendencia a la aireación, por lo que, no se permite su uso en sistemas dotados de ABS.


Finalmente, para realizar el cambio del líquido de frenos los expertos recomiendan que tras levantar el capó y abrir el tapón del líquido de frenos se eleve el coche para poder trabajar cómodamente, se retiren las ruedas del coche (el orden de trabajo se debe realizar de la rueda más cercana al depósito a la más alejada), se proteja la pintura del coche debido a que el líquido de frenos es altamente corrosivo, que con la ayuda de una pistola aspiradora se extraiga el líquido de frenos antiguo y se rellene el depósito con el líquido nuevo.

Posteriormente se quita la protección del tubo de sangrado de la pinza de freno y se coloca la boquilla de la pistola aspiradora para, a continuación, ponerla en marcha y se suelta la rosca del tubo de sangrado. La pistola empezará a absorber el líquido de frenos antiguo de la pinza y cuando el líquido que absorbe es más claro se cierra el tubo de sangrado, se pone el tapón y se da por finalizada la pinza.

Se vuelve a rellenar el depósito y se repite la operación en las tres ruedas restantes. Una vez terminado el proceso en las 4 pinzas de freno, se vuelven a colocar las ruedas y se rellena el depósito de liquido de frenos hasta el nivel indicado.

Fuentes de información:

https://www.autodoc.es/repuestos/liquido-de-frenos-12308

https://www.youtube.com/watch?v=ZdGN0eix3OQ

(SERVIMEDIA)
30 Jul 2021
s/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias