Noticias Sociedad
Ampliación

Refugiados

El Gobierno ordena disponer el puerto de Valencia para acoger al buque 'Aquarius'

- La tripulación aún no ha tomado la decisión de dirigirse a España

Foto: SOS Mediterranée
MADRID

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dado instrucciones para que el puerto de Valencia acoja al buque 'Aquarius', operado por Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée con 629 inmigrantes a bordo y que se encuentra entre Malta e Italia sin autorización para atracar.

Así lo anunció la Presidencia del Gobierno en un comunicado emitido este lunes, en el que afirma que "es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional".

Desde Médicos Sin Fronteras informaron a Servimedia de que la tripulación aún no ha tomado ninguna decisión sobre el rumbo que tomará el buque. La agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) había exigido horas antes el “desembarco inmediato” de los ocupantes del buque, donde hay 120 niños –de los cuales 23 no están acompañados-, siete mujeres embarazadas, 15 personas con quemaduras químicas graves y pacientes con hipotermia, según el último informe de Médicos Sin Fronteras.

“Aquí hay un imperativo humanitario urgente”, sentenció el enviado especial de Acnur para el Mediterráneo Central, Vincent Cochetel. Según informaron desde el buque, la situación de los rescatados es "estable" pero "no se puede retrasar más su desembarco".

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, aseguró que los ocupantes del 'Aquarius', rescatados frente a las costas de Libia, "huyen del hambre, de la guerra y la miseria" e informó de que ya se ha puesto en contacto con la vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, Mónica Oltra, para "preparar un dispositivo de acogida lo más rápido posible".

Hasta el momento, el barco de rescate no encontraba ningún puerto donde poder desembarcar a los migrantes, ya que tanto Malta como Italia se habían negado a darles acogida.

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, y el ministro del Interior italiano y líder del partido xenófobo Liga Norte, Matteo Salvini, expresaron a través de las redes sociales su negativa a acoger a estas 629 personas.

El maltés aseguró en Twitter que su Gobierno actúa “conforme a las leyes internacionales y no acogerá el buque en sus puertos”, mientras que Salvini, de quien dependen las políticas de Interior y el asilo de estas personas en Italia, aseguró que su objetivo es “garantizar una vida tranquila a los niños en África y a nuestros hijos (italianos) en Italia”.

(SERVIMEDIA)
11 Jun 2018
GIC/gja/caa/

Últimos tweets

Últimas noticias