Noticias Sociedad

Igualdad

España, en el puesto 22 del Índice de Compromiso con la Reducción de la Desigualdad

- Realizado por Oxfam, que ha analizado 157 paises

España, en el puesto 22 del Índice de Compromiso con la Reducción de la Desigualdad
MADRID

España ocupa el puesto 22 del Índice de Compromiso con la Reducción de la Desigualdad (CRI), un estudio en el que Oxfam ha analizado políticas tributarias, de gasto social y de derechos laborales de 157 países y que concluye que hay "un escaso compromiso de muchos países en la lucha contra la desigualdad", como Nigeria y Singapur, que encabezan el ranking por su escaso compromiso a la hora de reducir la brecha entre pobres y ricos.

Las causas por las que España se encuentra en la parte inferior de la lista (20ª posición entre los 35 países de la OCDE y 22ª posición entre los 47 países de renta alta analizados) se explican, principalmente, "por un mercado laboral incapaz de compartir de una manera equitativa los ingresos y las oportunidades del dinamismo económico y por un sistema tributario poco progresivo y que recauda poco, tanto si consideramos su potencial como en relación a las características del país. Estas importantes debilidades para luchar contra la desigualdad se ven levemente atenuadas, aunque de manera insuficiente, por el gasto público en educación, salud y protección social", explica el estudio.

El esfuerzo fiscal de España se sitúa en la mitad baja del ranking y por debajo de la mitad del de un país como Dinamarca o incluso de Hungría. El análisis del CRI muestra que el sistema tributario español se encuentra en el furgón de cola en lo que a su progresividad se refiere (tan sólo cuatro países: Irlanda, Grecia, Estonia y Eslovaquia obtienen peor resultado).

DESEMPLEO

Además, España todavía tiene una de las tasas de desempleo más altas entre los países de la OCDE -que afecta especialmente a las personas más jóvenes- y la mayoría de empleos creados son precarios y con salarios bajos, afectando especialmente a mujeres y jóvenes. La subida del salario mínimo a 1.000 euros en 2020 sería una medida eficaz para reducir esta precariedad y con ello la desigualdad en España.

El índice evidencia también una clara diferencia entre los gobiernos de países como Corea del Sur, Indonesia y Georgia, que están adoptando medidas positivas para reducir la brecha entre ricos y pobres, y aquellos que no están haciendo sino acrecentarla.

Así, Singapur se encuentra entre los 10 últimos países en cuanto a la reducción de la desigualdad, a pesar de ser una de las naciones más ricas del mundo. Nigeria, por segundo año consecutivo, ocupa el último puesto debido a su escaso gasto social, el incremento de las vulneraciones de los derechos laborales y una escasa recaudación fiscal.

Por el contrario, Corea del Sur ha adoptado medidas importantes para abordar la desigualdad, aumentando el salario mínimo en un 16,4%, y Georgia e Indonesia están impulsando también progresos para reducir la desigualdad.

LUCHA CONTRA LA DESIGUALDAD

Dinamarca lidera la clasificación gracias a una larga historia de políticas que han construido un sistema tributario más progresivo, un elevado gasto social y uno de los mejores sistemas de protección de derechos de los trabajadores del mundo. Sin embargo, el retroceso en algunas de estas políticas recientemente está generando un crecimiento de la desigualdad en el país.

La desigualdad, explica Oxfam, ralentiza el crecimiento económico, socava la lucha contra la pobreza y agrava las tensiones sociales. El Banco Mundial estima que mientras los gobiernos no aborden la desigualdad, será imposible alcanzar el primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), erradicar la pobreza extrema para el año 2030. De continuar así, se estima que en 2030 cerca de 500 millones de personas seguirán viviendo en condiciones de pobreza extrema.

(SERVIMEDIA)
09 Oct 2018
MAN/caa/

Últimos tweets

Últimas noticias