Noticias Sociedad

Infancia y guerra

Unos 120.000 niños en Yemen sufren inanición o mueren de hambre pese a la llegada de ayuda humanitaria

MADRID

Unos 120.000 niños en Yemen viven en situación de "catástrofe" debido al hambre y a las consecuencias de la guerra, según denunció este viernes Save the Children.

Esto significa que, "incluso con la ayuda humanitaria, no han podido satisfacer sus necesidades alimentarias diarias durante algún tiempo, con evidencia de inanición, muerte e indigencia", explica la ONG. Además, millones de niños más podrían caer en esta misma situación a menos que reciban ayuda urgente.

Según las estimaciones de la ONG, 85.000 niños ya han muerto de hambre y enfermedades extremas desde que la guerra se intensificó en 2015, y el número aumenta cada día. También advierte de que sus equipos en el terreno están viendo cómo aumentan los casos de familias que llegan con sus niños gravemente desnutridos y que, incluso cuando hay comida disponible, muchas personas no pueden pagarla. Además, prosigue, "los niños que sufren desnutrición sucumben a enfermedades prevenibles porque los medicamentos que salvan vidas se retrasan en los puertos y puntos de control".

“No hay nada peor que ver a un niño morir de hambre mientras se impide que los alimentos entren al país y la violencia dificulta su distribución”, apunta la ONG, tras señalar que "la terrible situación de Yemen es resultado directo" de la escalada de la violencia que comenzó hace casi cuatro años.

"La única forma de acabar con el sufrimiento es poner fin a los enfrentamientos", prosigue, y la consulta en Suecia entre las partes en conflicto es un signo prometedor. Por eso, hace un llamamiento a todos los países que tienen influencia sobre las partes en este conflicto para aumentar la presión sobre ellas con el objetivo de poner fin a esta guerra. "De no hacerlo, se seguirán perdiendo vidas a gran escala, entre ellas las de miles de niños y niñas", concluye.

(SERVIMEDIA)
07 Dic 2018
AGQ/caa/

Últimos tweets

Últimas noticias