Noticias Nacional Autonomías
Ampliación

Gobierno Andalucía

Juanma Moreno gobernará Andalucía con Juan Marín de vicepresidente y sin Vox en la Junta

- Vox se queda al margen del Gobierno y hace “lógicos ajustes” en sus peticiones por “responsabilidad histórica”

Moreno y Marín estrechan las manos tras rubricar el acuerdo | Foto: PP
MADRID Sevilla

El líder del Partido Popular andaluz, Juanma Moreno, se convertirá en el próximo presidente de Andalucía y el máximo dirigente de Ciudadanos en esta comunidad, Juan Marín, será el vicepresidente del nuevo Gobierno autonómico, según lo pactado y rubricado esta misma tarde en Sevilla.

PP y Cs se reunieron esta tarde en Sevilla y rubricaron un acuerdo político de siete puntos que posibilita que Moreno sea el futuro presidente de Andalucía. Inmediatamente después, la delegación popular, encabezada por el propio Moreno y el secretario general, Teodoro García Egea, firmó un pacto con Vox.

Según el primer documento, el portavoz de Cs manifestará a la presidenta del Parlamento de Andalucía su apoyo a Moreno como único candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía. En el texto, Cs se compromete con sus 21 diputados a apoyar la candidatura de Moreno y se acuerda que Marín sea el vicepresidente del Gobierno andaluz.

Ambas formaciones también han dejado por escrito que el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía estará compuesto por un número de consejerías y de delegaciones territoriales menor al actual, 11 según la estimación inicial.

Igualmente, señalan que el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía establecerá sus prioridades en los acuerdos programáticos firmados por las dos formaciones políticas, con lo cual Vox se queda totalmente al margen de la labor del Ejecutivo regional.

Prometen, asimismo, que la estructura del Gobierno se decidirá de forma consensuada por ambas formaciones y que “cualquier modificación de los puntos previos requerirá del consenso expreso de PP y Cs”.

ESTABILIDAD Y REFORMAS

Desde el Parlamento andaluz, poco después de firmar sendos pactos que le llevarán al poder, Moreno compareció ante los medios de comunicación para celebrar el cambio de signo político en Andalucía después de casi 40 años de “monopolio” en el poder de los socialistas. Alumbró así un acuerdo de Gobierno que nace “con vocación de estabilidad, reformas, transformación y con una base sólida”.

Admitió la tarea “ardua y a veces compleja” de las negociaciones que han posibilitado que hoy se haga oficial el anuncio del nuevo Gobierno andaluz. En palabras de Moreno, se ha logrado “un gran acuerdo” entre PP y Cs gracias a la “generosidad” de ambas fuerzas políticas.

Especialmente “compleja”, dijo, ha sido la negociación con Vox, aunque se felicitó de que haya salido adelante por “la audacia, la generosidad, la diligencia, la determinación y la voluntad de alcanzar un acuerdo para el ansiado cambio”. Adujo que el PP ha demostrado en esta ocasión su “enorme capacidad de diálogo” y su capacidad de colocarse en el centro de la vida política.

El Gobierno andaluz, enfatizó, va a ser “compartido por dos fuerzas políticas”, según lo firmado hoy. Será a partir de mañana cuando empiecen las reuniones técnicas para conformar una estructura gubernamental “más reducida que la actual” y también “más operativa, eficaz y eficiente”.

ACUERDOS CON VOX

Aunque queden flecos por debatir, el líder de los populares en Andalucía adelantó que cumplirá lo pactado con Vox y defenderá ante Cs la creación de una Consejería de Familia, algo que forma parte del programa político del PP y que es “razonable y sensato”.

También verbalizó su compromiso para que se cumpla la “esencia de la democracia”, esto es “respetar la pluralidad” política y ser tolerante con quien piensa de otra manera. “Ninguna formación debe ser atacada o cuestionada por mantener planteamientos diferentes a los que uno puede tener en su seno íntimo”, reseñó.

Moreno también se refirió al punto acorado con Vox y que implica modificar la Ley de Memoria Histórica por otra de Concordia: “Nace del espíritu de la Transición de 1978 y que supuso un avance en términos de convivencia, progreso y bienestar. Eso lo queremos recoger con esta modificación legal en la que tenemos que trabajar”, especificó.

“SOLO DOS PARTIDOS CONSTITUCIONALISTAS”

En rueda de prensa tras firmar el acuerdo de Gobierno, Marín se refirió a este “día histórico” que posibilitará el “cambio” en Andalucía. Quiso dejar claro que el futuro Ejecutivo andaluz será “solo y exclusivamente de dos partidos constitucionalistas como son Cs y el PP”.

“Le dijimos a los andaluces que no habría populistas en el Gobierno y no los habrá”, subrayó Marín, mostrándose así satisfecho de que al final se haya podido materializar el pacto en el que PP y Cs llevaban semanas trabajando.

Aseguró que no se planteará “ningún otro apoyo a ninguna otra candidatura” tras haber dejado por escrito su respaldo a la investidura del candidato del PP andaluz, que implica, entre otras cuestiones, que “con toda probabilidad” habrá 11 consejerías.

Se distanció en todo momento de las negociaciones del PP con Vox para lograr su respaldo a la investidura de Moreno. Marín aseguró que García Egea hoy mismo le ha trasladado que las conversaciones con la formación liderada por Santiago Abascal “van por buen camino” y que “confían en poder llegar a algún acuerdo”.

Por su parte, indicó que ha dejado “muy clarito” al PP que “en ningún momento esos acuerdos [con Vox] se podrían vincular al Gobierno de la Junta ni modificar el acuerdo de 90 medidas” que se ha puesto en marcha tras firmar este documento en la tarde de hoy.

Marín incidió en que el acuerdo rubricado hoy “solo vincula al PP y Cs”, las dos fuerzas que gobernarán si logran el respaldo de Vox.

“LOS LÓGICOS AJUSTES” DE VOX

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, expresó también su satisfacción una negociación que “no ha sido fácil” por los “lógicos ajustes” que hacían falta para que en Andalucía “pierdan las leyes liberticidas, la inmigración ilegal, la corrupción, los chiringuitos y la administración paralela”.

Por contra, Ortega Smith presumió de que “hoy ganan los andaluces, el empleo, la defensa de la familia y de la libertad, el pluralismo político, el respeto a las instituciones, el empleo y una administración puesta de verdad al servicio de los andaluces y de toda España”.

Así, sostuvo que este miércoles es un día de “felicitación y alegría” porque “por fin se acaba el cortijo de la izquierda en Andalucía y comienzan a abrirse las ventanas, los cajones, a revisarse la corrupción y a terminar con una situación que no debía producirse nunca”, la del “monopolio” político del PSOE.

A pesar de las renuncias que Vox ha hecho para permitir la investidura de Moreno, Ortega Smith adelantó que su formación trabajará “duro” en el ámbito parlamentario para que las medidas de su programa puedan llevarse a cabo “al máximo rendimiento”. “Nuestros servidores públicos no van a defraudar a nadie”, prometió.

En materia de inmigración, se congratuló de que se haya tomado “la firme voluntad de colaborar para combatir la inmigración ilegal, terminar con el efecto llamada y colaborar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para la entrega de toda aquella documentación que ha estado reteniendo la Junta”, así como “permitir” la “identificación de la inmigración ilegal” y el cumplimento de la ley.

Justificó las renuncias que ha tenido que hacer Vox respecto al documento presentado ayer por la “responsabilidad histórica” que tenían ante sí y que no podían frustrar. “Con toda humildad y responsabilidad, sabemos que tenemos 12 diputados”, reconoció.

Denunció, eso sí, que en Cs no hayan sido “capaces de escuchar a una fuerza política con toda legitimidad” como Vox. “Han quedado retratados y mantienen un talente muy poco respetuoso y democrático con respecto a quienes no piensan como ellos” y dieron su confianza a Vox, criticó.

Aun así, indicó que Vox mantendrá su apoyo al Gobierno en la medida que sus propuestas vayan en la línea del pacto rubricado este miércoles. En este punto, dijo sin ambages que su partido seguirá defendiendo “que la violencia no tiene género” y, por tanto, que “hay que proteger a todas las víctimas, sean hombres o mujeres, heterosexuales u homosexuales, niños o adultos”.

Esto implica, según el secretario general de Vox, evitar que “un grupo de organizaciones pseudofeministas hagan negocio con la tragedia de la violencia intrafamiliar”. Así, avanzó que su formación seguirá “peleando” por sustituir la actual ley de violencia de género por una norma integral de violencia intrafamiliar que, lamentó, el PP no ha aceptado en esta negociación.

(SERVIMEDIA)
09 Ene 2019
MFN/NBC/pai/

Últimos tweets

Últimas noticias