Noticias Sociedad
Ampliación

Clima

El año pasado fue el segundo más lluvioso del siglo en España

- Y el quinto desde 1965, mientras que terminó siendo el 12º más caluroso en 53 años

Porcentaje de precipitación en 2018 en España en comparación con el periodo 1918-2010 | Imagen: Aemet
MADRID

El año 2018 fue el segundo más lluvioso de este siglo en España y el quinto desde que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) comenzara a recopilar datos en 1965, gracias a que nunca antes hubo una primavera más húmeda. En cuanto a las temperaturas, resultó ser el duodécimo año más cálido del registro histórico.

Uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, subrayó este viernes a Servimedia que 2018 fue “un año muy húmedo” en el conjunto de España al registrar una precipitación media de 808 litros por metro cuadrado, lo que supone un 25% más de lo normal teniendo en cuenta como periodo de referencia el comprendido entre 1981 y 2010.

Del Campo comentó que el año pasado acabó siendo el quinto más húmedo de la serie histórica y el segundo de este siglo, sólo por detrás de 2010. Ello se debió fundamentalmente a que “la primavera fue la más lluviosa desde 1965”.

Esta situación se produjo después de que 2017 fuera el segundo más seco de la serie histórica, sólo por detrás de 2005.

El año pasado resultó húmedo o muy húmedo en casi toda España y extremadamente húmedo en el centro y el suroeste de Aragón, y en algunas zonas de Cataluña y Baleares, mientras que tan sólo fue seco o muy seco en el oeste de Galicia.

RÉCORDS DE LLUVIAS

Las precipitaciones acumuladas superaron los valores normales en todo el país excepto en zonas al oeste de Galicia y de Canarias. Las precipitaciones rebasaron en más de un 25% los valores normales en el cuadrante noreste y en extensas áreas del interior peninsular, así como en gran parte de Andalucía, el sur de Extremadura, Baleares y el norte de Canarias oriental, e incluso se llegaron a duplicar los valores habituales en zonas del interior de Aragón, el noreste de Granada, el este de Almería, el oeste de Menorca y un área entre Castellón y Teruel.

El año pasado se batieron récords de lluvia anual en Oviedo (1.352 litros por metro cuadrado, la cantidad más alta desde que el observatorio de esta ciudad comenzara a funcionar desde 1972) y Teruel (587 litros por metro cuadrado, récord desde 1986).

La primavera fue en extremadamente húmeda, con una precipitación media sobre España de 317 litros por metro cuadrado, lo que supone un 83% más de lo normal. Fue la primavera más lluviosa desde 1965, por delante de la de 1971 (313 litros por metro cuadrado) y la de 2013 (288).

Entre los episodios que dieron lugar a precipitaciones intensas en 2018 cabe destacar que en la primera quincena de marzo se produjo una sucesión continua de borrascas profundas (‘Emma’, ‘Félix’ y ‘Gisele’) y frentes que afectaron en mayor o menor medida a toda España y dieron como resultado una precipitación acumulada para el conjunto del país superior al doble del valor normal del mes de marzo.

TEMPERATURAS

Por otro lado, Del Campo subrayó que “se constata que el año pasado fue más cálido de lo normal en España”, puesto que se registró una temperatura media de 15,5ºC, lo que supone 0,4ºC más del valor medio entre 1981 y 2010. Se trata del duodécimo año más cálido desde 1965 y del noveno más caluroso de este siglo XXI.

El año 2018 tuvo un carácter muy cálido en amplias zonas de Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Aragón, Galicia, el noroeste de Castilla y León y el norte del País Vasco y Navarra, y fue extremadamente cálido en puntos aislados de Cataluña, el sur de Galicia y la costa del País Vasco.

En contraste, en amplias zonas de Extremadura, Andalucía y el sur de Castilla-La Mancha resultó entre frío y muy frío. En Baleares el año fue cálido, mientras que en Canarias acabó siendo frío o muy frío.

En dos observatorios principales situados en Cataluña (Barcelona/aeropuerto y Reus/aeropuerto), la temperatura media anual de 2018 batió el récord de sus series históricas (1924 y 1945, respectivamente).

El año comenzó con un mes de enero cálido, con una temperatura media en España 1,1 ºC superior al valor normal de este mes. El mes de febrero fue muy frío, con una temperatura media que se situó 1,6 ºC por debajo de la media de este mes.

Durante el pasado veraon fueron escasos los episodios de temperaturas superiores a las normales. La única ola de calor se produjo del 1 al 7 de agosto en la península y Baleares. Entonces, se superaron los 40ºC en amplias zonas del sur y centro peninsular, y se registraron valores superiores a 45ºC en puntos de Andalucía y Extremadura.

OLA DE CALOR

Las temperaturas más elevadas del año llegaron durante la ola de calor, con 45,1ºC en Córdoba; 44,7 en el Aeropuerto de Badajoz; 44,5 en el Aeropuerto de Sevilla, y 42,9 en Morón de la Frontera (Cádiz).

En cuanto a las temperaturas mínimas, no hubo ninguna ola de frío, aunque sí algunos episodios fríos en la primera quincena de enero, la primera y la última decena de febrero, y la segunda quincena de marzo.

Las temperaturas más bajas entre los observatorios principales correspondieron a Molina de Aragón (Guadalajara), con -12,8ºC; Teruel, con -11,0, y el Puerto de Navacerrada (Madrid), con -10,5ºC, todos ellos el 8 de febrero, así como Ávila, con -11,4 ºC el 9 de enero

(SERVIMEDIA)
11 Ene 2019
MGR/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias