Noticias Sociedad Discapacidad
Discapacidad

El Cermi denuncia ante la Policía las agresiones verbales de David Suárez contra las personas con discapacidad

MADRID

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha denunciado ante la Oficina de Delitos de Odio de la Policía las agresiones verbales vertidas por David Suárez en redes sociales contra las personas con discapacidad. Además, ha presentado reclamación por infracción administrativa muy grave ante el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, “por hostigamiento y acoso a las personas con discapacidad”.

Para el Cermi, los comentarios de este cómico atentan contra la dignidad e integridad moral de las personas con discapacidad, las ridiculiza e incitan al odio contra esta parte de la ciudadanía. A su juicio, “denigrar de esta manera a personas o grupos no es tolerable ni puede ampararse en el paraguas del humor, puesto que ocasiona un grave perjuicio a la imagen de las personas con discapacidad, y mantiene vivo el estigma de vidas depreciadas, que ha acompañado durante mucho tiempo a este colectivo, provocándoles dolor y sufrimiento, así como a sus familias”.

En sus denuncias, la plataforma representativa de la discapacidad en España alerta de que los comentarios de David Suárez vulneran frontalmente los artículos 16 y 17 de la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que hacen alusión a la protección contra la violencia y el abuso y la integridad personal, respectivamente. Dicho tratado, según recuerda el Cermi, desde el momento de su ratificación forma parte del ordenamiento jurídico de España y por tanto es de obligado cumplimiento.

Asimismo, el Cermi destaca también la violación de la Ley General de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que define el acoso como “toda conducta no deseada relacionada con la discapacidad de una persona, que tenga como objetivo o consecuencia atentar contra su dignidad o crear un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo”.

Por ello, el Cermi ha denunciado esta situación ante la Oficina de Delitos de Odio de la Policía y ante el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, donde solicita “el inicio de la actuación administrativa que permita comprobar los hechos denunciados y la instrucción del correspondiente expediente con la imposición de la sanción adecuada”.

“Estas denuncias se canalizan, al amparo de lo que se dictan en las Leyes españolas, para proteger la integridad de un grupo humano históricamente maltratado”, concluye el Cermi.

(SERVIMEDIA)
23 Abr 2019
DMM/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias