Noticias Sociedad

Inmigración

Más de 1.000 muertos en el mar y 10.000 devoluciones forzosas a Libia cuando se cumple un año del cierre de los puertos italianos

MADRID

Al menos 1.151 hombres, mujeres y niños han muerto en el Mediterráneo central y más de 10.000 han sido obligados a regresar a la fuerza a Libia desde que Italia tomó la decisión de cerrar sus puertos a los buques humanitarios, según denunciaron este miércoles Médicos sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée.

Según el presidente de MSF España, David Noguera, "la respuesta de los gobiernos europeos a la crisis humanitaria en el Mediterráneo y en Libia ha sido una carrera hacia el abismo. Hace un año, imploramos a los gobiernos europeos que pusieran la vida de las personas antes que la política. Sin embargo, la respuesta europea ha alcanzado nuevos mínimos desoladores un año después".

Según MSF, la parálisis y los bloqueos de buques en alta mar se han convertido "en la nueva normalidad" desde hace un año. Señala que en el último año se han documentado al menos 18 incidentes de esta naturaleza, e indicó que estos "escenarios de parálisis" o de "punto muerto" se han traducido en que durante un total de 140 días -más de cuatro meses-, 2.443 hombres, mujeres y niños vulnerables han quedado varados en el mar mientras que los líderes de la UE debatían su futuro.

MSF resaltó también que los barcos comerciales, e incluso los militares, son cada vez más reacios a responder a las peticiones de socorro debido al alto riesgo de quedar bloqueados en alta mar y de que se les niegue un lugar seguro para desembarcar a las personas rescatadas. "Los barcos mercantes que realizan un salvamento se ven en una situación extremadamente difícil: o se arriesgan a un bloqueo o devuelven a las personas vulnerables a Libia en violación del derecho internacional", denuncia.

“Hace un año advertimos que estos bloqueos políticos en el mar, peligrosos e inhumanos, no debían sentar un precedente. Sin embargo, esto es exactamente lo que ha sucedido", apuntó Sam Turner, coordinador general para Libia y el Mediterráneo de la organización.

A su juicio, "esta parálisis política entre los estados europeos y su incapacidad para poner las vidas en primer lugar resulta más impactantes aún hoy, cuando los combates hacen estragos en Trípoli”.

La ONG relata que las últimas seis semanas, la cifra de personas vulnerables que han tratado de huir de Libia ha aumentado significativamente y durante este periodo, más de 3.800 se han subido a embarcaciones precarias para tratar de salir del país en dirección a Europa.

A juicio de MSF, los líderes europeos apoyan estas devoluciones siendo plenamente conscientes del ciclo de explotación, tortura, violencia sexual y detención arbitraria al que estas personas vulnerables están expuestas en Libia.

(SERVIMEDIA)
12 Jun 2019
AGQ/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias