Noticias Autonomías

Madrid

Díaz Ayuso integrará en su discurso de investidura las 155 medidas pactadas con Cs y los compromisos con Vox

- El debate se celebrará el martes y el miércoles en la Asamblea de Madrid

- La candidata del PP previsiblemente será elegida en primera votación gracias a su pacto con Cs y Vox

Isabel Díaz Ayuso, en un Pleno de la Asamblea de Madrid | Foto: PP de Madrid
MADRID

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, está elaborando el discurso con el que se someterá a la investidura el martes y el miércoles en la Asamblea regional, en el que intentará aunar el programa de gobierno que ha pactado con Ciudadanos y que se compone de 155 medidas con los compromisos adquiridos posteriormente con Vox. De este modo, intentará integrar en su intervención un programa de gobierno consensuado entre los tres partidos.

Díaz Ayuso abrirá el debate de investidura el martes a las 12 horas para exponer, sin límite de tiempo, su programa político. Fuentes del PP aseguraron a Servimedia que la candidata afronta con “tranquilidad, responsabilidad e ilusión” el pleno del que espera salir elegida presidenta de la Comunidad de Madrid. Para conseguirlo está centrada estos días en la elaboración de su discurso junto a su equipo de confianza.

El primer reto que afronta la candidata del PP es presentar un discurso de investidura que debe combinar el programa electoral con el que se presentó el PP a las elecciones autonómicas del 26-M, las medidas pactadas tras las urnas con el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, y, a su vez, los compromisos adquiridos in extremis con la portavoz regional de Vox, Rocío Monasterio.

Las negociaciones para apoyar su investidura fueron “difíciles”, como reconoció la propia Díaz Ayuso, tras anunciar el acuerdo alcanzado. Aunque llegó a producirse una reunión a tres para que la formación de Monasterio tuviera una fotografía con los partidos juntos, las negociaciones se han mantenido principalmente de forma paralela entre PP y Cs, por un lado, y PP y Vox, por otro.

Durante todo este tiempo, Aguado ha tratado de desmarcarse de la formación dirigida por Santiago Abascal, mientras que Monasterio ha insistido en que habrá investidura gracias a que Cs y PP han asumido finalmente determinados puntos del programa de Vox. Monasterio dejó claro el pasado lunes que la formación no está de acuerdo íntegramente con las 155 medidas acordadas por Ayuso y Aguado y por eso ha marcado otras condiciones al margen. De esta manera, Vox ejercerá la oposición, desde donde estará “vigilante”.

DEBATE Y VOTACIÓN, EL MIÉRCOLES

Tras la intervención de Ayuso el martes, el presidente de la Asamblea de Madrid, Juan Trinidad, suspenderá la sesión y la reanudará el miércoles a las 10 horas. Será entonces cuando podrá intervenir un representante de cada grupo parlamentario, de menor a mayor, durante 30 minutos. La candidata del PP les podrá contestar individualmente o de forma conjunta y sin límite de tiempo.

Los representantes de los grupos parlamentarios tendrán derecho a una réplica de 15 minutos cada uno y la intervención de Díaz Ayuso, nuevamente sin límite de tiempo, cerrará el debate. El presidente de la Asamblea suspenderá la sesión al concluir el debate y dará paso a la votación de investidura.

Si la candidata consigue el voto favorable de la mayoría absoluta de la Cámara madrileña (67 diputados), como se prevé gracias a su acuerdo con Cs y Vox, obtendrá la confianza de la Asamblea. Si en esa primera votación Díaz Ayuso no lograse sumar la mayoría absoluta, su propuesta sería sometida a una nueva votación a las 48 horas, es decir, el viernes 16 de agosto. Entonces le bastaría una mayoría simple de los diputados presentes (más síes que noes) para ser investida presidenta.

DEBATE DURO

Díaz Ayuso asume que puede ser un debate duro, tal y como admiten a Servimedia fuentes cercanas a la candidata, ya que augura que PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos atacarán a la candidata con las últimas noticias controvertidas que han aparecido publicadas sobre su pasado.

Entre ellas destaca la información publicada por el periódico digital 'InfoLibre' sobre el préstamo que Avalmadrid concedió en 2011 al padre de la ahora candidata del PP, que no fue devuelto por los problemas financieros de su empresa y que ha levantado sospechas sobre si recibió algún trato de favor desde el gobierno regional que entonces dirigía la popular Esperanza Aguirre.

También rodea la polémica a Ayuso por el impago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en los últimos cinco años de un local propiedad de Ayuso y de su hermano, que ambos recibieron de su padre y que desde su entorno achacan a que se encontraba en proceso de subasta.

Asimismo, según lo publicado por el diario 'Voz Populi', Díaz Ayuso tuvo relación con la trama ‘Púnica’, ya que fue la interlocutora desde la Comunidad de Madrid con una de las empresas a la que se le encargó mejorar la imagen de la expresidenta Esperanza Aguirre en internet.

Todo esto se conoce después de que la Fiscalía Anticorrupción haya solicitado al juez instructor del ‘caso Púnica’, Manuel García Castellón, que impute a las expresidentas madrileñas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes en el macrosumario del caso que investiga la presunta financiación irregular del PP madrileño.

Desde el entorno de Ayuso aseguran a Servimedia que la candidata del PP es consciente de que sus rivales políticos le reprocharán estas cuestiones durante el debate de investidura y, por ello, está preparada para responderles si lo considera necesario.

Además, subrayan que la experiencia política de Ayuso le facilita afrontar este debate de investidura, ya que la legislatura pasada fue primero portavoz Adjunto del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea y posteriormente viceconsejera de Presidencia y Justicia, lo que la convirtió en resposable de la preparación de los consejos de gobierno. Esto, aducen, le permite tener un "dominio importante" de los asuntos que son competencia del Gobierno regional en las diferentes áreas.

A ello se suma, añaden las mismas fuentes, que Ayuso comenzó la campaña electoral enero y en pocos meses se recorrió más de 5.000 kilómetros por la Comunidad de Madrid, visitando todos los municipios de la región, con reuniones con todos los sectores madrileños (educación, sanidad, políticas sociales, cultura, discapacidad, transportes, deporte, agrícola-ganadero, etc) para conocer de primera mano sus preocupaciones y necesidades. Este trabajo previo, afirman, le permite conocer más en profundidad las diferentes realidades de la sociedad madrileña.

(SERVIMEDIA)
11 Ago 2019
ICG/pai/

Últimos tweets

Últimas noticias