Noticias Autonomías Sociedad

Compartir piso a los 60: “Más que compañía, es funcionalidad”

Compartir piso a los 60: “Más que compañía, es funcionalidad”
MADRID

Las bajas pensiones y la soledad son dos de los principales problemas que afronta la tercera edad en España. Para atajar esta situación, cada vez son más las personas mayores que se animan a compartir piso, una alternativa que, según los propios inquilinos, “va más allá de estar acompañado”.

En España viven solas alrededor de dos millones de personas mayores de 65 años, el 80% de las cuales son mujeres. Esos datos se refieren a mayores que no viven acompañados, pero los expertos insisten en que quienes conviven con la soledad son muchas más. Para aliviar esta situación nació el programa #MejorEnCompañía en la Comunidad de Madrid.

Javier Reyes tiene 62 años, es viudo y lleva una década con una pensión por enfermedad de mil euros. Desde hace tres meses comparte piso en el Barrio del Pilar con Carmen, de una edad pareja a la suya. Ambos forman parte del programa que la Fundación Pilares ha puesto en marcha para que los mayores se hagan compañía y compartan gastos.

“La convivencia es muy cordial; cada cual tiene su espacio, pero solemos cenar juntos. Compartir es, más que compañía, algo funcional, ya sea para compartir gastos o ayudarnos”, explica Reyes en declaraciones a Servimedia. En su caso, es él quien 'alquila' una parte del piso de Carmen, aunque rehúye ese término y prefiere “compartir”.

En el caso de Carmen, decidió dar el paso a tener compañeros de piso ante el temor de que le pudieran subir el alquiler. "Me costaba afrontar todos los gastos", explica.

El programa está pensado para personas mayores con vivienda, ya sea en propiedad o alquilada, o para quienes estén dispuestos a trasladarse a la vivienda de otro. Son personas, según la fundación, que “viven en soledad y que les gustaría convivir en compañía con otra persona mayor “.

Javier aclara, además, que “no está diseñado, según se ve, para gente que tenga dificultades físicas, sino para gente que es autosuficiente”, ya que lo que se pretende no es que uno cuide del otro, sino que se hagan compañía y convivan en un mismo espacio. “Es tener una compañía en que, por ejemplo, si un día uno no se siente bien y no tiene qué comer, la otra persona se pueda encargar; y con gusto, lo hace”, comenta.

La campaña #MejorEnCompañía quiere conseguir que tanto estas personas mayores que sienten soledad, como sus hijos o familiares, sepan que existe el programa 'Hogar y Café', y gracias a la experiencia de Carmen y Javier conozcan esta alternativa de vivienda compartida.

También pretende sensibilizar a la población en general y así reflexionar sobre los beneficios que conlleva compartir vivienda con otras personas mayores.

(SERVIMEDIA)
09 Ene 2020
GIC/mjg/

Últimos tweets

Últimas noticias