Noticias Autonomías Salud Sociedad

Educación

La crisis del Covid-19 afecta a 177 millones de estudiantes iberoamericanos

-La OEI defiende que se puede examinar 'online' “con garantías” pero que el fin de curso depende de decisiones de las autoridades sanitarias

Los alumnos más perjudicados por el Covid-19 son los que no tienen acceso a las tecnologías | Foto: Fundación Educativa Jesuitinas
MADRID

Alrededor de 177 millones de estudiantes iberoamericanos han visto afectado su curso escolar por la crisis del coronavirus. Según la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), el 20% no pueden acceder a formación 'online' estos días o la que consultan es ineficaz.

En declaraciones a Servimedia, el secretario general de la OEI, Mariano Jabonero, destacó que, no obstante, la formación virtual ha demostrado en estas semanas de crisis por el Covid-19 que puede ser una buena alternativa para la formación de los jóvenes. Y que, incluso, se puede examinar de forma 'online' “con garantías”, aunque el debate sobre el fin de curso depende de las decisiones que vayan tomando las autoridades sanitarias, si bien son las educativas las que deban fijarlo.

En esta crisis, familias y educadores pueden toparse con el problema de sobresaturación de material educativo virtual. “Los contendidos estaban ahí, era generalizado. Había que hacerlo y buscar contenidos que fuesen relevantes, recientes y polivalentes, no localistas ni obsoletos y que impacten en áreas de conocimiento relevante”, subrayó el secretario general de la OEI.

Precisamente, la organización ha realizado un informe sobre los efectos de la crisis que concluye que podría reducir un 1% el salario futuro de los estudiantes, precisamente por ese 20% de alumnos más pobres que no tienen acceso a las tecnologías.

Ante esta coyuntura, el secretario general ha elaborado un decálogo para la educación en tiempos de coronavirus. De entre todas sus propuestas, Jabonero apuesta por el concepto de “aldea global”.

“Concebir sólo la escuela como lugar de aprendizaje es un concepto anticuado, es el concepto del siglo XVII, con un profesor, cuatro paredes y un libro”, explica.

Pero, en ese concepto, y más en la situación actual provocada por el Covid-19, que ha obligado a millones de alumnos a quedar confinados en casa, “la familia es un espacio de aprendizaje que marca la vida de la persona”, agrega. Pero, también, los estudiantes reciben contenidos por parte de “los medios de comunicación, recursos digitales y las lecturas”. “Cualquier niño que sea un buen lector va a ser buen estudiante y va a tener futuro. Todo eso es una aldea”, resume.

Para el experto, la crisis del coronavirus también está aportando aspectos positivos. “Cuando las cosas faltan se echan más de menos. Muchos empiezan a reflexionar sobre lo importante que es el papel de la escuela. Es muy importante porque se piensa que es un tema secundario, que los chicos van y vienen al centro y ya está. Pero en esta situación se está viendo que la escuela es parte de la solución y que nunca es el problema”, concluye el secretario general de la OEI.

(SERVIMEDIA)
04 Abr 2020
AHP/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias