Noticias Autonomías Salud Sociedad

Deportes

El triatleta Diego Méntrida explica sus valores: "Saco la fuerza de mi hermano con discapacidad, que da su amor incondicional"

El triatleta Diego Méntrida en marzo en Punta Umbria (Huelva) | Foto: Diego Méntrida/IG
MADRID

El triatleta Diego Méntrida, que ha copado numerosas portadas dentro y fuera de España por ceder el puesto a otro corredor en una competición, explica que su deportividad la ha aprendido en su entorno más directo, especialmente de su hermano Carlos, que tiene Síndrome de West, una enfermedad rara que provoca discapacidad intelectual: "Da una fuerza especial. Es una persona que trasmite amor incondicional".

Asi lo aseguró a Servimedia mientras estudiaba el recorrido de la prueba que este fin de semana le ha llevado a Bilbao, para competir en el Campeonato de España de Triatlón Media Distancia. "Estoy acostumbrado a triatlones más cortos", dice antes de tener que nadar por la ría 1.900 metros, recorrer 90 kilómetros en bicicleta y correr media maratón (unos 20 kilómetros) por un circuito urbano junto al emblemático Museo Guggenheim.

Allí le ha acompañado la popularidad que se ha ganado tras dejar el paso en otra competición en Santander a James Teagle, compañero al que adelantó porque el británico se equivocó de recorrido pocos metros antes de la meta. Con ello, su colega, pudo optar al tercer puesto del podio.

Méntrida se quita importancia y sostiene que “siempre” ha tenido “gestos parecidos” en otras pruebas, en las que, por ejemplo, ha ayudado a otros participantes a sacarse el traje de neopreno después de nadar, pero que nunca había vivido una situación así. “No te esperas que te vaya a llamar tanta gente y te agradezcan lo que has hecho. De la CNN, de la BBC…”, manifiesta con cierto pudor.

AMOR INCONDICIONAL

Este joven de 21 años se sonríe cuando rememora que hasta el actor Will Smith le haya dedicado un vídeo de agradecimiento por su gesto en las redes sociales, pero sostiene que valores como el de esa deportividad le vienen de lejos. “Son cosas que me han enseñado siempre, en el club Ecosport de Alcobendas, en casa, en el colegio y en todos los lados”. “Es lo que te sale”, añade, reconociendo que la principal fuente de donde Diego recibe la inspiración es de su hermano mayor, Carlos.

“Tiene Síndrome de West, es como si fuera un niño pequeño, pero me da una fuerza especial. Es una persona que trasmite amor incondicional porque no entiende más allá de eso y ofrece todo lo que él tiene”, explica.

A pesar de las “propuestas” que le han hecho en los últimos días para dedicarse profesionalmente a la competición, Diego asegura que “es muy difícil vivir de ello” y que, de momento, quiere que el triatlón sea un 'hobbie'.

“Quiero terminar la carrera y especializarme un poco más. Quiero probar”, indica este estudiante de cuarto de doble grado de Fisioterapia y Ciencias del Deporte en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid que se inició como triatleta hace seis años porque su primo le invitó a probarlo.

“Me gustó”, reconoce a Servimedia, sin descartar que después de que su deportividad haya recorrido los medios de comunicación de medio mundo, pueda también dar consejos como ‘coach’ sobre valores en los colegios.

(SERVIMEDIA)
27 Sep 2020
AHP/gja/mjg/

Últimos tweets

Últimas noticias