Noticias Sociedad Salud

Covid-19

La OMS pide compartir patentes de las vacunas para aumentar la producción

- “El 16% de la población mundial ha comprado el 60% de las vacunas”, afea su director

La OMS pide compartir patentes de las vacunas para aumentar la producción
MADRID

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha pedido eliminar los derechos de propiedad intelectual de las vacunas contra el coronavirus y compartir sus patentes y tecnología, de forma que los países puedan producir sus propias dosis e incrementar la producción.

A un día de que se vuelvan a reunir los países en la Organización Mundial del Comercio para revisar los acuerdos de propiedad intelectual sobre las vacunas, el director de la OMS ha publicado un artículo en la revista ‘Foreing Policy’ en el aboga contundentemente por eliminar ciertas patentes, como exigen Sudáfrica, India y multitud de ONG.

La propuesta cuenta con el apoyo de un centenar de países, pero la Unión Europea, Reino Unido, Estados Unidos, Japón, Suiza o Australia se oponen a la iniciativa para una exención temporal de las patentes de las vacunas, que permitiría a muchos países procurar una producción nacional de vacunas con las mismas fórmulas.

Precisamente, los países que se oponen son -como destaca el director de la OMS en su artículo- los países ricos que, con “sólo el 16% de la población mundial, han comprado el 60% de las vacunas” que ya están en el mercado.

Por el momento, España se enmarca en la línea de la Unión Europa, que rechaza la exención de patentes, pero tiene intención de compartir sus excedentes de vacunas y canalizarlos a través de iniciativas como el Fondo Covax de Acceso Global para Vacunas impulsado por la OMS, de forma que lleguen dosis a los países vulnerables.

Sin embargo, el máximo dirigente de la OMS no oculta su enfado con los países ricos: “muchos de estos países pretenden vacunar al 70% de su población adulta a mediados de año para alcanzar la inmunidad de rebaño (…) mientras que la alianza Covax se las busca para llegar a un 20% de población inmunizada en países vulnerables para finales de 2021”.

"NACIONALISMO DE VACUNAS"

De hecho, el doctor Tedros llega a acusar a los países del primer mundo de caer en el “nacionalismo de vacunas”, algo que “no es moralmente defendible”. Además, no sólo es poco ético, sino que, a su juicio, se trata de una estrategia “contraproducente” a nivel epidemiológico que crea “vencedores y perdedores”.

Y es que en aquellos países donde no lleguen las vacunas, alerta el director de la OMS, surgirán “nuevas mutaciones del virus que seguirán circulando” y creando un “círculo vicioso” que puede, incluso, afectar a los países vacunados, dada la resistencia que pueden desarrollar las mutaciones a las vacunas actuales.

“El creciente nacionalismo de vacunas es social y económicamente contraproducente”, insiste el doctor Tedros en su artículo, ya que “las comunidades desprotegidas de todo el mundo seguirán sufriendo efectos secundarios, confinamientos, devastación económica y más personas en riesgo de pobreza o vidas segadas por el virus”.

Para la responsable de Relaciones Externas de Médicos Sin Fronteras (MSF), Raquel González, “estamos asistiendo a un escenario con enormes tensiones y a unas negociaciones opacas propias de un mercado persa en el que los países que más pagan son los que más población tienen vacunada, mientras que las corporaciones farmacéuticas abusan y operan con impunidad mediante acuerdos de compra bilaterales secretos”.

La propuesta que se discutirá mañana en la Organización Mundial del Comercio (OMC) a instancias de India y Sudáfrica, a quienes se han unido Kenia, Mozambique o Pakistán, permitiría compartir los beneficios de la investigación científica y la tecnología con la que cuentan las farmacéuticas más avanzadas en la vacuna de la Covid-19, como Pfizer, Astrazeneca o Moderna, de forma que otros agentes podrían comenzar a producir más vacunas.

(SERVIMEDIA)
03 Feb 2021
GIC/gja/

Últimos tweets

Últimas noticias