Noticias Sociedad

La DGT obligará en 2026 a que una luz de emergencia sustituya a los triángulos

- Retrasa dos años el cambio de esos dispositivos de preseñalización de peligro

MADRID
SERVIMEDIA

Un dispositivo luminoso de emergencia que se coloca en la parte superior del vehículo averiado en carretera sustituirá obligatoriamente a los actuales triángulos de preseñalización de peligro a partir del 1 de enero de 2026, dos años después de lo inicialmente previsto por la Dirección General de Tráfico (DGT).

Así figurará en un real decreto que regulará las condiciones que desempeñan sus funciones los servicios de auxilio en las vías públicas y cuya aprobación podría estar lista antes de esta Semana Santa, es decir, previsiblemente a lo largo del próximo mes de marzo.

Esa norma dará un impulso al vehículo conectado, que es "el gran salto desde el punto de vista de la seguridad vial", según ha destacado el director general de Tráfico, Pere Navarro, en varias apariciones públicas durante este año.

El Reglamento General de Vehículos obliga desde 1999 a colocar triángulos o dispositivos de preseñalización de peligro (denominados V-16), concretamente "uno por delante y otro por detrás del vehículo o la carga, como mínimo a 50 metros de distancia y en forma tal que sean visibles desde 100 metros, al menos, por los conductores que se aproximen", en tanto que "en calzadas de sentido único, o de más de tres carriles, bastará la colocación de un solo dispositivo, situado como mínimo 50 metros antes en la forma anteriormente indicada".

Sin embargo, la DGT pretende sustituir los triángulos por el peligro al que se exponen los conductores y la nueva señal V-16 será un dispositivo de color amarillo auto que se colocará en el techo o la parte más alta posible del vehículo inmovilizado y comunicará su activación y desactivación vía geolocalización a un sistema por el que se conecta tanto Tráfico como otros vehículos cercanos, que estarán avisados de que se acercan a un coche averiado en carretera.

El Gobierno afirma en una respuesta parlamentaria, a la que tuvo acceso Servimedia, que esa señal lumínica "sustituirá a los actuales triángulos de preseñalización de peligro y será obligatorio a partir del 1 de enero de 2026". Esa luz de emergencia es opcional desde julio de 2018 y puede colocarse en el exterior del coche, en tanto que el triángulo de peligro sigue siendo obligatorio.

"Vamos a un escenario en el que el coche hablará con los otros coches y con la infraestructura, y eso, desde el punto de vista de la seguridad vial, es el gran salto y la apuesta decidida de la DGT", ha subrayado Navarro, quien cree que "antes de Semana Santa puede salir" la nueva norma.

MOVILIDAD INTELIGENTE

No en vano, la DGT trabaja en varios casos de mejora de la seguridad vial a través de la plataforma de movilidad inteligente 'DGT 3.0', de manera que informará a los conductores conectados cuando un coche esté averiado en la carretera y tenga sobre su techo la señal lumínica V-16.

Mediante 'DGT 3.0' también habrá otras situaciones como la información en tiempo real de las fases de semáforos urbanos para toda España y la topología de los cruces, lo que ayudará a realizar una conducción más relajada y eficiente y con mayor protección para los usuarios vulnerables (peatones, ciclistas y motoristas).

Tráfico también alertará de incidencias genéricas proporcionada por un tercero (vehículo detenido, grúa en calzada, accidente, estrechamiento, carretera cortada, evento deportivo, condiciones meteorológicas adversas, etc.), así como de obras planificadas y trabajos en ejecución en tiempo real.

Además, enviará mensajes variables virtuales como desvíos, itinerarios alternativos, carriles reversibles y retenciones, así como la identificación de las áreas y vías con restricciones de acceso a las ciudades, itinerarios alternativos y carriles reversibles.

PROYECTO DESDE 2019

El real decreto de los servicios de auxilio en las vías públicas está listo desde 2019 y la DGT ya informó de ello en el Pleno del Consejo Superior de Tráfico, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible de octubre de ese año, presidido por primera vez por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que encargó entonces a Tráfico que empezara a elaborar la Estrategia de Seguridad Vial 2021-2030 para reducir a la mitad el número de fallecidos y el de heridos graves en esa década.

Altos cargos del Ministerio del Interior adelantaron el pasado mes de noviembre a representantes de las empresas de auxilio en carretera que en el primer trimestre de 2021 se aprobaría el real decreto y comentaron que el retraso de la norma se debe a la incorporación de mejoras tecnológicas de la nueva señal luminosa V-16.

No en vano, la audiencia e información pública del proyecto de real decreto concluyó en febrero de 2019. Entonces, el borrador de la norma, al que tuvo acceso Servimedia, indica que los triángulos de preseñalización de peligro podrían seguir utilizándose hasta el 1 de enero de 2024 y que al día siguiente ya serían obligatorias las nuevas señales luminosas.

Con todo, será la primera norma en materia de seguridad vial que apruebe el Gobierno en este año.

(SERVIMEDIA)
23 Feb 2021
MGR/gja