Noticias Nacional Autonomías Sociedad

Crisis fronteriza

El ‘Padre Patera’ pide a Marlaska que conozca ‘in situ’ la presión migratoria que vive Ceuta

-Pide diálogo, inversión en los países de origen y difusión allí del riesgo incluso de muerte que tiene la travesía

MADRID
SERVIMEDIA

El franciscano de la Cruz Blanca Isidoro Macías, popularmente conocido como ‘Padre Patera’ por su labor humanitaria en la crisis de los cayucos de principios de siglo, pidió este martes a los políticos, entre ellos el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que viajen a las zonas fronterizas como Ceuta, Melilla y Canarias y conozcan ‘in situ’ las condiciones de vida que provoca la presión migratoria en estos puntos.

“En vez de estar en el Congreso, ¿por qué el ministro no va y lo ve ‘in situ’? Desde un despacho no se van a solucionar todas las cosas que no han convivido. Cuando vi las imágenes dije ‘Señor mío, ¿no hay nadie que diga hasta aquí lo hemos dejado? Al mundo le falta lo principal que es el amor”, dijo a Servimedia Macías tras la crisis provocada por la entrada de unos 6.000 migrantes a Ceuta.

“No creo que sea mafias”, precisó el fraile al que la revista ‘Time’ nombró ‘hombre del año’ en 2003 por rescatar a migrantes del mar en Algeciras (Cádiz).

“No cabe tanta gente en Ceuta, ¿dónde han dormido esta noche? ¿quién los ha mandado como en Fuenteovejuna? Clama al cielo. Esperemos que quede todo ahí”, lamentó, insistiendo en la intervención diplomática y en “que se pongan de acuerdo”: “Sea quien sea, el Rey, el presidente”, y “que vayan y vean a esta gente”. Porque, justificó, las autoridades locales “hacen lo que pueden”.

MENORES

Macías, que trabaja en un centro de personas mayores en Granada, sigue con atención las noticias que llegan desde el Estrecho y recalca especialmente la atención que precisan los “niños” migrantes.

En una entrevista a TVE recogida por Servimedia, el propio ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, habló este martes de que en las últimas horas habrían entrado a Ceuta a través del espigón fronterizo con Marruecos unas 6.000 personas, de las que 1.500 serían menores de edad. Del total, alrededor de 1.500 se habrían devuelto ya.

La explicación que el ‘Padre Patera’ encuentra a todo ello es “política”. “En el 2000 dije que en el Congreso tenían que poner una mesita desde la que se viera el Estrecho en directo. Si fuera así, los diputados actuarían de otra manera. Pero, el Parlamento está muy lejos, los más cercanos son los diputados y senadores del Campo de Gibraltar y Ceuta. Pero ¿qué habrá? ¿una persona o dos? El ministro del Interior tiene que contactar bien con Marruecos, y si se tiene que reunir diez veces, que se reúna diez veces. Y que vaya allí y lo vea ‘in situ’”, reiteró.

Finalmente, el religioso reclamó a España y a los países occidentales que inviertan en revertir la pobreza y violencia que vive África y que también difundan entre la población de los países más desfavorecidos imágenes que reflejen los riesgos para la vida de quienes cruzan la frontera. “Que se hagan videos y vean que también los muertos, para que no tengan la idea de que es oro todo lo que reluce. La fe mueve montañas, pero los medios mueven corazones”, zanjó a la par que puso en valor el papel de la prensa.

(SERVIMEDIA)
18 Mayo 2021
AHP/gja