Loading
Noticias Autonomías
Ampliación

40º Congreso Federal

Felipe González pide al PSOE “defender la Constitución” como “base de la convivencia” en España

- Admite que puede cambiarse “cumpliendo las reglas de juego, pero no de otra manera”

- Reivindica el “régimen del 78” y critica la “torpeza” de atacarlo cuando instauró la democracia

González, durante su intervención en el Congreso del PSOE | Foto: Servimedia
Valencia
Pablo A. Iglesias, enviado especial

El expresidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE Felipe González hizo este sábado un llamamiento al partido que dirige Pedro Sánchez a “defender la Constitución y el ordenamiento jurídico” actual por ser la “base de la convivencia” en España, y arremetió contra quienes cuestionan el “régimen del 78” que permitió pasar de una dictadura a la democracia.

González hizo estas declaraciones durante su intervención en el 40º Congreso Federal que el PSOE celebra este fin de semana en Valencia, donde protagonizó un discurso de bajos “decibelios” pero cargado de fondo después de que interviniera el también expresidente de España y exlíder socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

A punto de cumplir 80 años, González repasó su gran trayectoria y experiencia al frente del Partido Socialista, que dirigió como secretario general entre 1974 y 1997 y que le permitió estar al frente de La Moncloa durante trece de esos años.

“Nosotros tenemos que defender la Constitución y el ordenamiento jurídico como la base de la convivencia y si alguien quiere cambiarla, que cumpla las reglas de juego, pero no de otra manera”, declaró frente a los intentos independentistas de los partidos catalanes o los ataques a la Carta Magna y al modelo de Estado de Unidas Podemos.

“He venido aquí a decir que el edificio de la convivencia tiene que tener buena cimentación y que los cambios sean de acuerdo con la ley y sin poner en peligro la convivencia. Y sobre ese edifico se debe construir una sociedad más libre y más justa”, declaró poco antes de terminar a modo de resumen de lo que había desgranado durante casi 40 minutos.

TIRANOS Y RÉGIMEN DEL 78

Dentro de su tono sosegado habitual, González lanzó dos fuertes críticas en su discurso. La primera fue tras definirse como alguien “moderado salvo en una cosa”, a la hora de condenar a los “tiranos de cualquier signo”. “No me importa que se disfracen con una bandera o con otra. La tiranía es una permanente violación de los derechos humanos y de las reglas de juego de la democracia”, espetó.

La segunda fue contra “ese maravilloso descubrimiento de espabilados ilustres” que critican el “régimen del 78”, cuya generación reivindicó y a la que aseguró pertenecer como uno de los actores fundamentales que hicieron posible la Transición para poner fin definitivamente a la dictadura de Francisco Franco y pasar a la actual democracia.

“Me gustaría que se creara un premio para podérselo dar al inventor de la frase, régimen del 78, aunque estoy seguro de que no nos ayuda su intención, sí su torpeza”, espetó. “La torpeza es de tal magnitud que cuando hablan de un régimen del 78 definen perfectamente lo que pasó: un régimen que acabó y otro que empezó”, resaltó en defensa de la democracia vigente.

CONSTITUCIÓN Y CONVIVENCIA

González realizó un alegato a favor de la Constitución española de 1978 recordando que en la Transición puso en marcha “un régimen mediante pactos políticos” entre formaciones de distinto signo y criticó que desde el Partido Popular ahora “se avienen a defenderla no cumpliéndola”.

“Lo que me duele no es los que están en contra de la Constitución, sino que los que dicen defenderla la irrespeten y no cumplan los mandatos constituciones” de renovar instituciones como el Consejo General del Poder Judicial, que en diciembre cumplirá tres años con el periodo para el que fue nombrado agotado por la falta de acuerdo entre PP y PSOE para aprobar nuevos nombramientos.

En este punto, el expresidente del Gobierno y ex secretario general del PSOE dio “mucha importancia” al acuerdo alcanzado esta misma semana por el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, con el secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, para renovar el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo.

Destacó que “el edifico de la convivencia” debe ser la “primera preocupación” del PSOE, para lo que parafraseó al expresidente socialista Ramón Rubial: “El partido es un instrumento al servicio de la sociedad y si algún día no sirve como instrumento al servicio de la sociedad no sirve como partido”.

González ratificó así el mensaje previo de Zapatero de que sería conveniente profundizar en otros grandes acuerdos con el PP porque “en los fundamentos y en los pilares que están en el subsuelo del edificio de la convivencia está el pacto constitucional” de 1978, el cual “no excluye a nadie” y permite “divisiones competenciales como las que vivimos en España”.

“Nosotros tenemos que defender la Constitución y el ordenamiento jurídico como la base de la convivencia y, si alguien quiere cambiarla, que cumpla las reglas de juego, pero no de otra manera”, agregó, tras admitir que no se opone a reformare la Carta Magna por los cauces previstos puesto que “no son las tablas de la ley”.

González acabó la intervención proclamando su “lealtad con un proyecto político que encabecé durante 23 años como secretario general y trece y medio como presidente”. “No interfiero” en las decisiones del Gobierno aunque “estoy disponible, pero ni siquiera pretendo que se tenga en cuenta lo que opino, simplemente opino de buena fe”.

Como remate final, en dos ocasiones repitió que se siente “libre porque digo lo que pienso” y “responsable porque pienso lo que digo”, si bien admitió que en este discurso del 40º Congreso Federal que el PSOE proclama como el de la ‘unidad’, no llegó a decir “todo” lo que piensa ante Pedro Sánchez “porque si no sería impertinente”.

(SERVIMEDIA)
16 Oct 2021
PAI/MML/DSB/BMG/clc/

Banner del Ayuntamiento de Madrid

Últimos tweets

Últimas noticias